Forbes Argentina
Money
Share

La visión de la firmas más importantes, una mezcla de optimismo y precaución.

23 Diciembre de 2020 09.10

Después de un año de volatilidad masiva, la racha récord del mercado alcista tiene espacio para crecer el próximo año, dicen los observadores de Wall Street. Las principales firmas esperan que el S&P 500 de mercado amplio suba en 2021.

Goldman Sachs dijo que espera que el S&P termine el próximo año en unos 4.300 puntos (lo que indica un alza del 17%), un pronóstico ciertamente "optimista" que depende del aumento de las ganancias corporativas y un entorno de tasas de interés bajas que sigue siendo favorable para las corporaciones.

Sin embargo, casi nadie es tan optimista como Goldman. Morgan Stanley, Wells Fargo y LPL Financial tienen objetivos de 3.900 puntos para el S&P a finales de 2021, lo que representa aproximadamente un 6% al alza con respecto a los niveles actuales.

El lunes, Morgan Stanley dijo que el rendimiento superior significativo entre las acciones cíclicas (las de industrias discrecionales como aerolíneas, restaurantes y cadenas hoteleras) durante las últimas seis semanas es una señal de que la recuperación económica está en marcha, y agregó que estas acciones deberían "extender su nuevo liderazgo" el próximo año.

Sin embargo, la firma también advirtió que un probable aumento en la inflación el próximo año podría revertir las ganancias generales del mercado, especialmente en "acciones de crecimiento caras". Si eso sucede, el S&P podría caer hasta un 8% el próximo año, señaló Morgan Stanley.

El lunes por la tarde, el S&P estaba registrando alrededor de 3.690 puntos, un 13% más en lo que va del año, pero cayendo alrededor de 0.4% desde los niveles de cierre del viernes, ya que una variante de Covid-19 de rápido crecimiento en el Reino Unido sacudió los mercados de valores a nivel mundial.

Qué vigilar

Goldman señala tres riesgos a la baja para su pronóstico del mercado de valores. El principal de ellos es un lanzamiento de vacunas peor de lo esperado en la primera mitad del año. La firma estima que el 50% de la población estadounidense estará vacunada en abril, pero también señala que "la primera semana de distribución demostró que la logística de entrega adecuada es compleja".

Además, el aumento del gasto federal para las medidas de alivio de Covid y las compras de activos en curso por parte de la Reserva Federal "podría conducir a un aumento en la inflación y las tasas de interés", una tendencia que históricamente resultó en retrocesos del mercado. 

Nota publicada en Forbes US.