Forbes Argentina
.
Money

Según los economistas, qué pasará con el dólar después de las elecciones

Forbes Digital

Share

El mercado espera una suba del dólar luego de las elecciones y estima que para marzo del año próximo podría estar entre un 20 y un 25 por ciento por encima de lo que cotiza en la actualidad.

23 Octubre de 2021 18.04

El mercado espera una suba del dólar luego de las elecciones y estima que para marzo del año próximo podría estar entre un 20 y un 25 por ciento por encima de lo que cotiza en la actualidad.

En medio de una fuerte presión cambiaria y un dólar blue en máximos históricos, la cotización de la moneda norteamericana volvió al centro de la agenda económica por la posibilidad de que ponga más presión a la inflación.

Fausto Spotorno

El director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno, pronosticó que el Gobierno convalidará "un escenario de una devaluación progresiva con alguna aceleración".

"Con tantos controles, se puede evitar un fogonazo", estimó en declaraciones al programa Aire de Campo, emitido por Radio Rivadavia. Además, remarcó: "Cuando prohibís el dólar, todo el mundo sale a comprar cosas que sean equivalentes a dólares".

Con un dólar blue a $195 y un dólar mayorista a $99,39, la brecha cambiaria trepó por encima del 95 por ciento, al llegar a 96,1 por ciento. "El Gobierno va a tratar de reducir la brecha a un 65 por ciento entre este año y el que viene, que es donde se siente cómodo", analizó Spotorno, quien también advirtió sobre "mucha emisión monetaria escondida en el Banco Central".

Banco Central

Por su parte, José Ignacio Bano, gerente de research de IOL Invertironline, se refirió a la suba del blue y evaluó: "Estamos viendo un fenómeno que va de a poco, pero que es constante".

En declaraciones radiales, subrayó que hay "bastante consenso en que después de las elecciones podría haber un pequeño salto" en el precio del dólar mayorista.

"En lo que no hay consenso es en cuán inmediato va a ser. Algunos dicen al día siguiente, otros que en tres o cuatro meses va ir subiendo", señaló, aunque aclaró que "casi todos coinciden en que para marzo del año que viene, podría estar un 20, 25 por ciento encima de lo que está ahora", manifestó.

"Hay un tema económico profundo, más allá de lo cultural, lo político. Los argentinos pensamos en dólares y ahorramos en dólares. Lo político contribuye a eso porque cuando vemos algún malestar o incertidumbre, vamos y corremos a los dólares. Así somos los argentinos y, en medio de este momento en el que es muy castigado el Gobierno en las PASO y hay una seria división en el partido, se piensa qué capacidad puede tener un Gobierno así de fraccionado", analizó.

El congelamiento de precios "por fuera de un plan de estabilización no es sostenible" y "lo más probable es que genere una aceleración inflacionaria aún más alta, una vez que finalice", en un contexto en el que además las restricciones para importar también podrían poner más presión a los aumentos, estiman consultoras en diversos informes.

Los últimos datos del INDEC señalaron que, tras cinco meses en baja, la inflación cobró impulso en septiembre y registró un aumento del 3,5%, con lo que la medición anualizada trepó al 52,5%, en medio de la preocupación oficial.

"A pesar del esfuerzo por sostener el tipo de cambio oficial, no se ha logrado contener los precios mayoristas que siguen creciendo al 60% interanual", analizó Focus Market. De ese modo, sostuvo que esa situación "deja un colchón inflacionario para los precios minoristas para los próximos meses".

Damián Di Pace

"Las restricciones para acceder al Mercado Único y Libre de Cambios por parte de los importadoras tampoco es una buena noticia porque la falta de insumos y materias primas elevan los precios de la oferta disponible de las empresas antes de liquidar su stock o directamente dejan líneas de producción paradas sin poder realizar la entrega de los bienes finales terminados aumentando los precios de los únicos disponibles en los comercios", alertó el director de la consultora, Damián Di Pace.

Por su parte, Analytica manifestó que "en julio, la inflación acumulada alcanzó el objetivo anual que había proyectado el Gobierno" y sin embargo, "no modificó su estrategia para resolver el problema""Por el contrario, se inclinó por profundizar un diagnóstico basado en comportamientos sectoriales", remarcó.

Así, señaló que "un congelamiento de precios por fuera de un plan de estabilización no es sostenible".

En ese contexto, pronosticó que "lo más probable es que genere una aceleración inflacionaria aún más alta una vez que finalice". "La inflación en la Argentina tiene múltiples causas y el comportamiento del tipo de cambio una de las principales", puntualizó.

La consultora afirmó que ello "se refleja de forma explícita al analizar la suba en el precio de los alimentos, uno de los principales motivos de la nueva medida del equipo económico". "Hace varios años que el aumento en el precio de los alimentos es superior al del nivel general", apuntó.

En ese sentido, aseguró que hay dos impulsos para la suba relativa del precio de los alimentos: el salto en el tipo de cambio real bilateral con Estados Unidos entre el segundo trimestre del 2018 y el tercero del 2020 y la suba en los precios internacionales de las materias primas.

"Al cuantificar el impacto de cada impulso, la diferencia es muy grande. El precio de los alimentos en la Argentina es cuatro veces más sensible al tipo de cambio que a los precios internacionales", indicó.

  • Con información de NA

loading next article