Forbes Argentina
Stress
Liderazgo
Share

Cuáles son las herramientas que ofrece el mercado y por qué potencian la marca empleadora.

29 Diciembre de 2020 08.30

Cada vez más las empresas se preocupan por el bienestar de sus empleados. Es que el estrés y el burnout afectan la productividad. Los especialistas coinciden en que la tendencia se acrecentó con la pandemia, y ante la imposibilidad de acciones en las oficinas como los típicos masajes, clases de yoga, mindfulness y hasta los días de frutas buscan nuevas alternativas, con la tecnología como principal aliada. Cuáles son las herramientas que ofrece el mercado y por qué potencian la marca empleadora. 

El bienestar importa

Pandemia, encierro, chicos en casa y teletrabajo. El contexto se volvió para muchas personas una sobrecarga mental difícil de manejar. De acuerdo con datos compartidos en el Mercer Journey #32, dos de cada tres empleados ya sufrían burnout antes de la pandemia y esa situación se agudizó después. Así, la consultora destaca que para las áreas de RR.HH. se volvió un pilar fundamental entender cómo trabajar en el bienestar de los empleados. Además, son acciones muy bien recibidas y que ayudan a generar engagement.

“Si los empleados no están bien, si no encuentran su equilibrio, es muy difícil que puedan contar con la energía para enfrentar esta crisis de salud y económica, y reinventar nuestros negocios para que las empresas puedan prosperar”, comenta Clara Estevarena, directora de Wealth de Mercer. Así, para lograrlo hay que trabajar en la creación de hábitos saludables en forma holística. Según explica, hay cuatro tipos de bienestar: físico, emocional, social y financiero.

A todos las empresas los miran con atención. “Están muy abiertos a escuchar propuestas y a encontrar una forma de atender al bienestar de sus empleados. Tenemos muchas consultas, es un tema que les preocupa”, asegura Federico Katsicas, director de Negocios Corporativos de Wellcorp, un ecosistema con soluciones de bienestar corporativo que busca promover hábitos saludables dentro de las empresas a través de datos y tecnología.

2 de cada 3 empleados sufrían burnout antes de la pandemia. La situación se agudizó después, según Mercer

Apps, el gran aliado

“Nuestro propósito es darles las herramientas a las empresas para que puedan trabajar en bienestar”, asegura Katsicas. Wellcorp comercializa en el país Vitality, el programa de bienestar más grande del mundo de cambio de comportamiento. Tiene más de 22 años de experiencia y cuenta con 20 millones de miembros activos en 24 mercados. En la Argentina, se lanzó en agosto. “Tuvimos una muy buena aceptación en el mercado”, enfatiza el ejecutivo. Vitality es una app que utiliza el poder de los premios, los datos y la economía del comportamiento para incentivar y guiar a los individuos hacia una vida más saludable. Así, a través del gaming, ayuda a incorporar hábitos como la actividad física y recompensa sus logros: las personas pueden cambiar los puntos obtenidos por beneficios en una tienda virtual. Además, Wellcorp lanzó Healthiest Workplace, una encuesta de salud con una mirada holística que apunta a entender mejor cómo las políticas, las culturas y el ambiente de trabajo influyen en la salud y el bienestar de los colaboradores.

109% creció la demanda de clases de yoga, meditación y mindfulness en Gympass entre marzo y septiembre

Con el mismo objetivo, Gympass es una plataforma holística de bienestar corporativo. Se trata de un beneficio que las empresas pueden contratar para ofrecer a sus empleados. Incluye por ejemplo clases de yoga, entrenamientos personalizados, clases de meditación y consejos sobre nutrición. “La propuesta es que las empresas puedan ofrecer alternativas para que sus empleados puedan cuidar de su salud física, mental y emocional con solo una membresía”, aseguran desde la empresa. Hoy, el modelo es híbrido: conviven clases y plataformas online, y clases en los gimnasios. “Deporte, nutrición y salud mental son claves para mantener la población sana y los empleados productivos”, añaden. Cuentan que con la pandemia detectaron un incremento por cuidar del bienestar como forma de contrarrestar no solo la inactividad que viene de la mano del aislamiento, sino también el estrés laboral.