Forbes Argentina
Negocios

Mercado automotor: el dato que genera ilusión en la industria nacional de cara al 2021

Share

A pesar de que la producción local cerró el año con una caída del 18% respecto a 2019, las concesionarias estiman que en 2021 podrían retomar la senda de crecimiento con una mejora del 30% y una proyección de 450.000 unidades comercializadas.

18 Enero de 2021 10.45

Los números que dejó el 2020 en el mercado automotor lejos están de cualquier ideal. Los patentamientos totales se contrajeron 25,5% respecto de 2019 -con números similares a los registrados en 2004- y las ventas mayoristas a concesionarios lo hicieron en menor medida. Con un año para olvidar rápidamente, todas las expectativas están puestas en el 2021. 

Hay un dato que genera buenas expectativas en el sector. Las ventas de vehículos 0 kilómetro de fabricación nacional crecieron en 2020 un 5%, ganando terreno hasta del 35% en el mercado de automóviles y comerciales livianos. A pesar de que la producción local cerró el año con una caída del 18% respecto a 2019, el incremento de ventas muestra que el mercado local mostró una buena reacción ante la pandemia y actuó con rapidez. 

La venta mayorista a concesionarias de vehículos hechos en Argentina creció 17,2%. En 2020, el share de vehículos argentinos en el total de las ventas fue del 35,2%, 5,2 puntos porcentuales más que en 2019. El presidente de la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara), Ricardo Salomé, explicó: "La participación de vehículos nacionales en el total de patentamientos está creciendo producto de una oferta de importados que durante el año pasado, y seguramente el actual también, presenta dificultades asociadas a las restricciones macroeconómicas".

El fenómeno de vehículos nacionales, indicó Salmé, se reflejó en el crecimiento de participación de ventas del Fiat Cronos, el Chevrolet Cruze, el Citroën Berlingo y Citroën C4 Lounge, la Ford Fanger, la Mercedes Sprinter, la Nissan Frontier, los Peugeot 208, 308, 408 y Partner, los Renault Kangoo, Logan y Sandero, la Toyota Hilux y SW4, y la Volkswagen Amarok.

La venta mayorista a concesionarias de vehículos hechos en Argentina creció 17,2%.

Salomé destacó que para la industria "está vigente y es el gran objetivo alcanzar los lineamientos del Plan 2030, el cual permitirá subir fuertemente en los próximos cinco años la demanda en la Argentina para llegar al millón de vehículos, con más fabricación y autopartistas desarrollados localmente".

Superar el año pasado el 35% de ventas de nacionales sobre el total es un buen comienzo; no solo se debe considerar en volúmenes de unidades sino en pesos, porque las pick ups que mayormente se fabrican en el país valen hasta 3 veces más que un auto.

Expectativa de las concesionarias

Luego de un 2020 que registró, producto de la pandemia, un muy bajo nivel de patentamientos con números similares a los registrados en 2004, las concesionarias estimaron que en 2021 podrían retomar la senda de crecimiento con una mejora del 30% y una proyección de 450.000 unidades comercializadas. 

Para que eso suceda, sostienen desde Acara, es primordial que se consolide la incipiente estabilidad macroeconómica y que se concreten algunos incentivos para el sector. Ricardo Salomé detalló que en 2020 los precios de lista de los 0 kilómetros crecieron en promedio un 34,2%, apenas por debajo de la inflación, pero llegó a superar por más de diez puntos ese nivel debido a una política de descuentos y bonificaciones más acotada. 

También destacó la influencia que tuvieron las restricciones a las importaciones para contener el impacto en la balanza del sector. Si se hubieran agilizado las importaciones, agregó, "habríamos contado al menos con unos 100.000 patentamientos adicionales para el año que cerró".

"Mantenemos la expectativa de volver a ser uno de los motores de crecimiento del país", dijo Salomé al admitir las complicaciones que el sector de comercialización de vehículos enfrenta en rentabilidad y sostenimiento dada la elevada capacidad ociosa tras la caída de ventas desde 2017 con 900.942 unidades, a 801.658 en 2018, 459.753 en 2019 y las 342.474 del año pasado.

Sobre cómo impactó la brecha cambiaria en el mercado automotor, Salomé explicó: "Mucha gente aprovechó notoriamente que los autos se importan a dólar oficial, pero al comprar lo hacía al dólar blue y se terminaba llevando un 0 kilómetro a un 60% de lo que valdría un vehículo en situación normal". A pesar de que hoy esa brecha se achicó, "sigue siendo un gran negocio la compra de un vehículo porque está en valores muy bajos en dólares reales y es una excelente inversión para sus ahorros".

La competencia china

Tres de las principales marcas de vehículos chinos buscarán en 2021 incrementar sus ventas y su participación en el mercado argentino con el lanzamiento de nuevos modelos, tanto en vehículos comerciales como de pasajeros, y con la gestión coordinada de las estrategias de marketing.

La gerente de Marketing y Comunicaciones de Jac Motors, Chery y DFSK Argentina, Ximena Castellani, afirmó que "el objetivo de las marcas es crecer, aumentar la participación en el mercado con respecto a los últimos dos años".

Para ello, las marcas buscarán "lanzar y comercializar nuevos productos acordes a las necesidades del mercado no sólo en materia de seguridad, tecnología, motorización, diseño, calidad, vanguardia, sino también, en cuestiones de políticas comerciales y financiación", explicó Castellani.

"Estamos convencidos de la competitividad de nuestras marcas, si el contexto lo permite, acercaremos aún más los productos al usuario para que puedan conocerlos, y reforzaremos los programas de mejora continua en lo que respecta a servicio y atención al cliente desde el asesoramiento hasta la posventa", afirmó la ejecutiva.

A fines de 2020, las tres marcas de origen chino decidieron coordinar la estrategia de marketing de manera integral, promover la sinergia general y optimizar las tácticas según la identidad y los atributos de cada marca/producto. "El foco está puesto en gestionar lo mejor para cada marca, destacarla en el nicho del mercado en el cual compite y ser un jugador pleno con las reglas que la coyuntura imponga", profundizó la ejecutiva.

Sobre los resultados de 2020 para el sector, Castellani afirmó que "el recorrido demandó una flexibilidad y una capacidad de adaptación pocas veces vista, no sólo de parte de las marcas, sino también de los clientes, usuarios y de todos los eslabones que hacen posible esta cadena".

loading next article