Forbes Argentina
Negocios

De operario a crear una empresa de logística que factura $ 500 millones: la historia de Javier Carrizo

Franco Della Vecchia Forbes Staff

Share

A los 25 años creó su primera empresa y su pasión por crear negocios lo llevó a crecer cada vez más y diversificarse. Una relato de resiliencia, superación y liderazgo personal.

15 Febrero de 2022 19.00

Javier Carrizo es un joven empresario argentino vinculado al sector de servicios logísticos para el comercio exterior. Tenía solo 24 años cuando creó desde cero su propia empresa de servicios logísticos, sin contar con estudios de grado, pero sí con una amplia y temprana experiencia laboral en múltiples y variados rubros.

Actualmente, su organización de servicios logísticos factura más de $ 500 millones anuales. Es, además, director del medio de comunicación especializado Movant Connection y desde su marca personal, Javier Carrizo (www.javiercarrizo.com), escribe columnas de opinión para distintos medios, tanto en la Argentina como en otros países. En paralelo, escribió dos libros, “Dejarse Enseñar” y “Significación Laboral”, los cuales buscan ser un aporte para mejorar la relación de las personas con sus actividades laborales.

Desde muy chico Javier se vinculó con el mundo laboral. Trabajó en la venta de cursos de computación, bañó perros, atendió el teléfono en una remisería, fue operario nocturno de una fábrica de zapatos y de un laboratorio. Finalmente, y de forma casual, a los 22 años inició su vínculo con el sector del comercio exterior, primero como cadete, luego como asistente de un despachante y operativo portuario para pasar, poco tiempo después, a trabajar en un agente de cargas internacional, donde realizó su última experiencia bajo relación de dependencia.

Tan solo dos años después de haber comenzado en estas actividades, a los 24 años, terminó su vínculo laboral como empleado para crear KAIA Logistics Trade en el año 2008, su primera empresa de logística especializada en servicios de transporte terrestre. Al poco tiempo, KAIA contaba con más de una docena de colaboradores y brindaba servicios a algunas de las empresas más grandes de la región. Sin embargo, luego de 4 años y debido a inconvenientes administrativos ajenos a su gestión, se vio forzado a cerrar la empresa.

Pasar del trabajo en relación a dependencia a emprendedor no fue un proceso fácil. "Sentí mucho miedo e incertidumbre. Dejaba de tener una remuneración segura y me lanzaba a hacer algo desconocido. Pasé por muchos estados de aprendizaje que me dieron la posibilidad de generar recursos, que a su vez me permitieron enfrentar las amenazas. Todo eso a través de la experiencia que fui consiguiendo", comparte Javier Carrizo con Forbes.

Sin embargo, a los cuatro años dar dar el salto al mundo del emprendedurismo, KAIA cerraba sus puertos. El golpe fue duro, pero el espíritu emprendedor lo llevó a ir por más y tuvo fuerzas para inmediatamente volver a empezar. En solo cuatro meses, creó GEA Logistics (www.gealogistics.net), una empresa que brinda servicios y asesoría especializada en logística vinculada al comercio exterior, enfocada en el desarrollo tanto a nivel nacional como internacional.

En paralelo, quiso experimentar otro rubro fuera del área de los servicios. Así surgió Peccato Helados, donde en pocos meses, formó una fábrica, puntos de ventas y gestionó la producción de cremas heladas artesanales, lo que incluyó la compra de maquinarias, adquirir los conocimientos del rubro, contratar el personal y crear una marca desde cero. Peccato Helados llegó a tener un gran nivel de facturación, varios puntos de ventas y ser un éxito, pero tanto el crecimiento de GEA Logistics como el de la flamante heladería, lo enfrentaron a la necesidad de elegir entre una y otra.

Fue así que pptó por continuar dedicando sus esfuerzos y talentos a GEA, empresa que actualmente factura más de 500 millones anuales, emplea a más de 20 personas y se encuentra en plena expansión creciendo en operaciones tanto en Argentina como en el exterior.

Un emprendedor serial

En paralelo con sus negocios, Javier logró crear una aplicación que une dadores de cargas con tomadores de cargas y, luego de varios traspiés, entendió que no era tiempo para los negocios vinculados fuertemente con la tecnología. Sus ganas de seguir sumando hicieron que, en 2020, fundara Movant Connection (www.movant.net), un espacio de conexión y comunicación para estudiantes, organizaciones, asociaciones y profesionales del mundo de la logística y el comercio exterior, del cual es director.

Por último, Javier Carrizo se desarrolló también como marca personal y se formó en diversas disciplinas como el Coach Ontologico y Sistémico Organizacional, Mindfulness, el Mentoring, entre otras diplomaturas. Desde su web y redes, indaga sobre qué significado le damos al trabajo y cómo nos vinculamos con él, y brinda herramientas para mejorar la relación de las personas con el mundo laboral, con el fin de integrar “de forma armoniosa el trabajo como parte inseparable de la vida personal”.

Con este objetivo ha publicado también dos libros, “Dejarse Enseñar” y “Significación Laboral”, los cuales están disponibles para ser descargados gratuitamente desde su web y las plataformas más populares como Spotify, donde se puede escuchar en su versión audiolibro, narrados por el periodista y presentador Juan Di Natale.

"El trabajo ocupa un lugar central en nuestra vida, a tal punto que es imposible pensar en el bienestar personal sin desarrollar un vínculo sano y constructivo con nuestra actividad laboral”, reflexiona Javier Carrizo.

Carrizo confiesa que su pasión por crear y desarrollar negocios fue lo que lo impulsó a diversificarse comercialmente y adentrarse en mundos tan diferentes. "Desde muy chico tenía claro que lo iba hacer.  Y en relación a los distintos rubros, se fueron dando sin buscar ninguno en particular, aunque siempre identificando un posible problema al cual podía ofrecer soluciones y aportar valor", asegura el empresario.

Sobre estas temáticas, y también sobre aspectos relacionados al comercio exterior y su logística asociada, Javier ha brindado diversas charlas en universidades e instituciones educativas tanto a nivel nacional como internacional. Entre los diversos lugares donde disertó se encuentran la filial argentina de Junior Achievement (JA), una de las ONG más grandes del mundo que prepara a los jóvenes para los empleos del futuro, el Centro de Graduados de la Universidad de Luján (Argentina), Universidad de Guadalajara (México), Colegio de Estudios Superiores de Administración (Colombia), Universidad Tecnológica de Panamá, Universidad de Valparaíso (Chile), entre muchos otros. 

 

El lado B de emprender

Generalmente, la gente se enamora del éxito del emprendedor. Se ve solo la punta del iceberg. Lo cierto es que emprender tiene un costado sobre el cual no se hace mucho marketing. Los errores y las fallas son una constante. Sobre esto, el CEO de GEA Logistics reconoce que "la gestión de la responsabilidad, ser el capitán del barco genera un enorme caudal de estrés y esto, claramente, repercute en la salud y en los vínculos".

"Cuando te decidís a emprender, desde luego que se disfruta mucho, aunque también dejás de lado muchas situaciones del ámbito personal y hasta quemás etapas. En ese sentido, considero que el buscar un equilibrio, como todo en la vida, es la clave", remarca.

El emprendedor también habló sobre sus virtudes y defectos como persona a cargo de un negocio. "Mis virtudes más grandes son la adaptación, la resiliencia, la determinación y, sobre todo, la capacidad de permitirme estar vulnerable para aprender. Por otra parte, creo que soy muy fanático del trabajo y esto hace que muchas veces desordene mi vida personal. Estoy muy entrenado para el hacer, encuentro desafíos en todas partes. Entonces, estoy pasando por un proceso para adquirir el hábito de pausar", cierra.

loading next article