Forbes Argentina
Reclutamiento, entrevista laboral, CV (Pixabay)
Negocios

Cómo evitar parecer un vago en las entrevistas laborales

Forbes Digital

Share

Para que las empresas no se queden con una mala imagen nuestra, hay que evitar hacer una serie de preguntas muy comunes.

21 Marzo de 2022 17.15

Hay lugares que están hechos para hacer el vago, como el sillón los domingos, la cama los sábados por la mañana, la playa en verano o los parques en primavera, pero el trabajo no es el lugar más idóneo.

Eso seguramente ya lo sabías, pero quizás se te olvide que algunas frases o preguntas en el contexto de una entrevista de trabajo te pueden hacer parecer un poco vago, sin que lo seas o tengas realmente intención de serlo.

“¿Voy a tener que hacer horas extra?”

Preguntar esto antes de empezar incluso a trabajar es como ponerse un cartel luminoso en la frente en el que se pueda leer “vago” en mayúsculas. Denota poca predisposición y pereza por trabajar.

Reclutamiento, entrevista laboral, CV (Pixabay)

“¿Tendré oficina propia?”

Esto sólo hará que parezca que lo único que te interesa es estar apartado de los demás para hacer lo que te dé la gana, incluido el vago, entre las cuatro paredes de tu oficina.

“¿Cómo se controla el uso del Internet?”

Esta pregunta pondrá en alerta a la empresa inmediatamente y les hará pensar que sos una de esas personas que se pasan el día en las redes sociales o navegando por Internet.

“¿Hasta cuándo no puedo tener las vacaciones?”

Que la planificación de tu tiempo libre te interese tanto antes siquiera de haber obtenido el trabajo puede hacer que parezca que te falta compromiso con tu futuro empleo.

Entrevista laboral

“¿Puedo hacer llamadas personales durante mi jornada?”

¿Para qué necesitás saber eso? Esto pondrá sobre aviso a cualquier empresa que se precie, ya que te hará parecer la típica persona que se pasa el día llamado a sus familiares y amigos con el teléfono de empresa.

“¿Tengo que seguir el horario a rajatabla aunque acabe mi trabajo?”

Si preguntar por cambios de horario nada más llegar es una mala forma de empezar, imaginate hacerlo antes siquiera de haber sido contratado. No quieras ser vivo. Si los horarios son flexibles, te lo comentarán.

*Nota publicada en Forbes España

loading next article