Forbes Argentina
Money

Qué debe saber sobre Cloudinary, el nuevo unicornio de Estados Unidos

Martin Giles

Share

La startup de medios digitales de nueve años está valorada en 2.000 millones de dólares. Qué hace esta compañía que tiene de cliente a gigantes como Nike y Tesla.

16 Febrero de 2022 08.20

Cloudinary, una startup de medios digitales de nueve años, se convirtió en unicornio tras recibir una ronda de financiación secundaria que valora a la empresa en US$ 2.000 millones. El brazo de capital de crecimiento del gigante de inversiones Blackstone, Blackstone Growth, está proporcionando financiación para la ronda y el dinero se utilizará para comprar algunas acciones en poder de los empleados y fundadores de la empresa en la nube. Blackstone está invirtiendo más de US$ 100 millones, y la suma final depende de la cantidad de capital que el personal decida vender.

Según la firma de investigación CB Insights, ahora hay 1.000 empresas privadas en todo el mundo con valoraciones de más de US$ 1.000 millones. Lo sorprendente de Cloudinary es el hecho de que sus fundadores lo impulsaron desde su nacimiento hasta el punto en que generó US$ 90 millones en ingresos en 2021 y alcanzó una tasa de ejecución de ingresos recurrentes anuales (ARR) de US$ 100 millones para fin de año.

Eso hace que la compañía, que ha aparecido varias veces en la lista Forbes Cloud 100, se destaque en la manada de unicornios, que está repleta de empresas que han dependido de inversiones externas desde una etapa relativamente temprana de su desarrollo.

“Llegar a US$ 100 millones ARR sin ningún financiamiento externo demuestra que han hecho un trabajo increíble y que ya tienen un equipo fuerte”, dice Ramzi Ramsey, quien lideró el acuerdo para Blackstone Growth. La nueva transacción duplica con creces la valoración del negocio de un acuerdo secundario anterior respaldado por Salesforce Ventures en 2020.

Blackstone y Carlyle reducen presencia en América Latina | ECONOMIA |  GESTIÓN
Blackstone está invirtiendo más de US$ 100 millones, y la suma final depende de la cantidad de capital que el personal decida vender.

Cloudinary, con sede en Santa Clara, California, que también cuenta con un gran equipo en Israel, ha prosperado vendiendo software que ayuda a casi 10.000 clientes, incluidos nombres conocidos como Nike, Tesla y NBC, a automatizar el trabajo pesado de personalizar y entregar imágenes y videos en línea a gran escala. Se ha beneficiado de la expansión masiva del marketing relacionado con el comercio electrónico y ahora cuenta con 60.000 millones de activos digitales bajo administración, frente a los 25.000 millones a fines de 2018.

El toque de personalización

La empresa utiliza inteligencia artificial para sugerir la mejor manera de presentar material visual para captar la atención de las personas, con sus algoritmos procesando entre 500 y 2000 piezas de contenido por segundo. Esta inteligencia es clave para ganarse tanto a los CIO como a los especialistas en marketing. “La estrategia de experiencia del cliente ahora exige que todo tenga un aspecto de personalización e inteligencia”, dice Liz Miller, analista principal de Constellation Research.

Aunque Cloudinary compite con gigantes como Adobe, no ha llenado sus arcas con dinero de inversores para enfrentarse a ellos. Los tres cofundadores de la compañía, el director ejecutivo Itai Lahan, el director de productos Nadav Soferman y el director de tecnología Tal Lev-Ami, no sienten aversión por el capital de riesgo. Lahan dice que simplemente no han visto la necesidad de hacerlo, aparte de permitir que los 408 empleados de Cloudinary vendan acciones si así lo desean a través de transacciones secundarias.

La inversión de Blackstone lleva la participación acumulada de terceros en el negocio a algo más del 10% según Lahan, y el resto del capital aún está en manos de los tres cofundadores y el personal.

Con más de un millón de desarrolladores en todo el mundo que ahora usan sus productos, Cloudinary está creando más capacidades internas para ofrecerlos. También está buscando adquisiciones, y el mes pasado anunció su primer acuerdo, comprando Indivio, cuyo software permite a los usuarios editar videos originales en millones de variaciones, como clips cortos para servicios como Twitter y otros más largos para YouTube y otras plataformas. Lahan dice que el acuerdo fue modesto, "en el rango de US$ 10 millones", y se pagó con una combinación de efectivo y acciones de Cloudinary.

Los cofundadores de Cloudinary Nadav Soferman, Itai Lahan y Tal Lev-Ami
Los cofundadores de Cloudinary Nadav Soferman, Itai Lahan y Tal Lev-Ami.

Aunque no hay otras adquisiciones inminentes, Cloudinary está ansioso por encontrar más objetivos. Entre los campos que está monitoreando de cerca se encuentran la realidad virtual y aumentada, así como el blockchain y los tokens no fungibles.

“En el momento en que tengamos una gran oportunidad frente a nosotros y necesitemos una inyección de efectivo, contamos con socios financieros que nos conocen bien”, dice Lahan, quien le dijo a Forbes el año pasado que la compañía está abierta a ejecutar una ronda de financiación primaria si tuviera sentido hacerlo. Eso, probablemente, significaría configurar una junta, que actualmente no tiene.

Blackstone Growth, que ha realizado alrededor de la mitad de sus inversiones en empresas autofinanciadas, alienta a Cloudinary a pensar en grande. “El plan es seguir adelante y buscar [acuerdos] de fusiones y adquisiciones más grandes”, dice Ramsey, quien elogia el pragmatismo de Lahan y sus colegas mientras consideran cómo financiar el crecimiento futuro.

*Con información de Forbes US.

loading next article