Forbes Argentina
Today

Cuáles podrían ser las consecuencias económicas de una invasión de Rusia a Ucrania

Forbes Digital

Share

El conflicto internacional presionaría sobre la inflación de EE.UU. y apuraría la política de la Fed sobre el endurecimiento de las tasas de interés. A su vez, el precio del petróleo podría seguir subiendo.

15 Febrero de 2022 08.20

El precio del petróleo se disparó a máximos de siete años este mes en medio de la escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania, y los analistas advierten que el aumento de los precios solo empeorará si el segundo mayor productor de petróleo del mundo invade Ucrania, lo que exacerbará la inflación alta de décadas y enviará ondas expansivas en los mercados.

El precio del petróleo de referencia estadounidense West Texas Intermediate subió casi un 1% a alrededor de US$ 94 por barril el lunes, extendiendo las ganancias un aproximado del 7% este mes, y alcanzando el nivel más alto desde septiembre de 2014, en medio de una acumulación de fuerzas rusas en la frontera con Ucrania.

Los inversionistas están preocupados por la incertidumbre de la guerra y cómo podría amenazar la producción, dijo el analista Marcus Sotiriou del corredor GlobalBlock con sede en el Reino Unido en una nota del lunes, señalando la advertencia del presidente Joe Biden de que cerraría el proyecto del oleoducto Nord Stream 2 si Rusia escalaba su acción militar. 

"Es probable que Rusia pague un alto precio económico" si invade Ucrania, escribió David Kelly, estratega global jefe de JPMorgan Funds, en comentarios enviados por correo electrónico el lunes, señalando la probabilidad de sanciones costosas y señalando que un aumento en los precios mundiales de la energía estaría entre los primeras repercusiones, dado que Rusia representa más del 10% de la producción mundial.

En una nota del lunes, los analistas de Citi Bank dijeron que los precios del petróleo podrían aumentar un 10% si la acción militar de Rusia golpea a Ucrania, un pronóstico en línea con las proyecciones de Goldman Sachs, que prevé precios de alrededor de US$ 100 por barril en los próximos tres meses.

 Los analistas de Citi Bank dijeron que los precios del petróleo podrían aumentar un 10% si la acción militar de Rusia golpea a Ucrania.

Algunas perspectivas son incluso peores: las interrupciones en los flujos de petróleo desde Rusia podrían "fácilmente" impulsar los precios del petróleo a US$ 120 por barril, dijo la analista de materias primas de JPMorgan, Natasha Kaneva, la semana pasada. Y también advirtió sobre el peor de los casos, en el que las exportaciones de petróleo de la nación se reducen a la mitad, lo que podría hacer subir los precios a 150 dólares el barril.

Sin embargo, el petróleo no es lo único. Los analistas de Coamerica Bank dicen que el grado y la extensión del conflicto podrían "exacerbar" la inflación y, en última instancia, afectar la intensidad de los aumentos de las tasas de interés de la Reserva Federal, llamando "concebible" un retroceso del 10% en los principales índices bursátiles. 

"Al aumentar aún más los precios de la energía, una invasión rusa probablemente exacerbaría la inflación y duplicaría la presión sobre la Reserva Federal para que aumente las tasas de interés", dijo el economista jefe de Coamerica Bank, Bill Adams, en un correo electrónico el viernes. El lunes, los analistas de JPMorgan advirtieron que los precios del petróleo de US$ 150 por barril podrían terminar temporalmente con las esperanzas de que los precios al consumidor se moderen en los próximos meses y, en cambio, mantengan la inflación anualizada por encima del 7% en EE.UU.

El aumento de los precios de la energía ayudó a impulsar la inflación a su nivel más alto de EE.UU. en casi 40 años, y las acciones han tenido problemas en los últimos meses mientras los funcionarios de la Fed trabajan para combatir el aumento al deshacer las medidas de estímulo de la era pandémica. Después de subir un 27 % en 2021, el índice de referencia S&P 500 ha bajado casi un 8 % este año. Mientras tanto, Bank of America y Morgan Stanley se encuentran entre los bancos de inversión de Wall Street que han advertido que la inflación, y no la pandemia, es ahora el mayor riesgo para el mercado.

Wall Street

Los mercados y el impacto del conflicto internacional

El avance del conflicto entre Rusia-Ucrania y el temor de que desencadene en una invasión rusa a territorio ucraniano generó un marcado retroceso en las bolsas europeas y en los mercados norteamericanos.

El Stoxx 600 paneuropeo cae 2,4% y los bancos del viejo continente encabezaron las pérdidas al desplomarse un 4,1%. Las principales bolsas operaron de manera negativa. El FTSE 100 de Londres cayó un 1,8% tras la apertura, mientras que el CAC francés se desplomó un 3,4% en París, y el DAX de Frankfurt bajó un 3,5%.

Antes de la apertura del mercado, Wall Street sufre caídas en sus principales índices. El Nasdaq cae 1,22%, el S&P 500 retrocede 0,83%, y el Dow Jones se contrae 0,77%.

Los mercados asiáticos anticiparon la jornada negativa, liderados por Tokio, que cerró en baja de 2,23%, mientras que las bolsas chinas retrocedieron de forma más moderada: Hong Kong -1,41% y Shanghai -0,98%. Los activos rusos, por su parte, también arrancaron la semana en baja: el índice MOEX Rusia retrocedió un 3,4%, mientras que el índice RTS se depreció un 4,9%. El dólar estadounidense se apreció un 0,2% frente al rublo.

Las tensiones geopolíticas propiciaron el alza del petróleo. El crudo Brent cotiza a US$ 96 por barril, alcanzando su máximo desde septiembre de 2014. El West Texas Intermediate, indicador de referencia en la materia, también se situó en un nuevo máximo de siete años.

La huida hacia activos de refugio por parte de los inversores genera que los rendimientos del Tesoro de Estados Unidos caigan levemente. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó 1 punto básico, hasta el 1,9371%. La tasa de referencia a 10 años alcanzó el nivel del 2% la semana pasada tras la lectura de la inflación más alta en cuatro décadas. En tanto, el rendimiento del bono del Tesoro a 30 años bajó 1 punto básico para cotizar en el 2,2399%.

En contraposición, el oro subió un 0,8%, hasta los US$ 1.857 por onza, y rondó su máximo en tres meses. El franco suizo escaló un 0,5% frente al euro, hasta 1,056 francos, lo que representa su mayor subida en dos jornadas consecutivas frente a la moneda única europea en cinco meses.

*Con información de Forbes US y NA.

loading next article