Forbes Argentina
Money
Share

Investigaciones vinculan al club francés con presuntos casos de soborno y posibles "nexos" con el régimen talibán. La propiedad del club está en manos de QSi, asociada con el fondo soberano de inversión de Qatar, un país que suma denuncias de parte de organizaciones de Derechos Humanos. La chicana de Charlie Hebdo.

03 Septiembre de 2021 09.51

Pocos equipos de fútbol tuvieron un mercado de pases tan movido como el Paris Saint-Germain. Entre las transferencias del verano europeo más destacadas está la llegada de Lionel Messi como agente libre, así como el arribo del ex arquero del AC Milan, Gianluigi Donnarumma y el excapitán del Real Madrid, Sergio Ramos, quien también aterrizó a costo cero. Además de las nuevas incorporaciones, las comisiones directivas lograron garantizar la estadía de Kylian Mbappé, estrella del fútbol francés.

Se podría pensar que un equipo capaz de sumar tantas estrellas sin gastar mucho dinero haría los delirios de sus fanáticos y representaría un referente en términos de negocios y manejo empresarial. Sin embargo, los métodos utilizados por el PSG en estos últimos 10 años, periodo en el que operaron bajo el mando de 'Qatar Sports Investment', no los ayudó mucho a la hora de brindar una imagen positiva.

“No sé si factores como la llegada de Messi les puede llegar a cambiar la imagen. Tengo mis dudas de si, en ciertos puntos, les juega en contra”, comentó a Forbes el periodista especializado en temas deportivos, Joaquín Bacigalupo.

El experto comentó que el hecho de haber sumado a Messi, tan solo dos días después de su salida definitiva del FC Barcelona, con un contrato por 35 millones de euros anuales, de los cuales se pagarán un porcentaje con fan tokens, cuyo volumen de intercambio superaría los US$ 1.200 millones. “Un contrato de esa magnitud ya suena raro que pueda redactarse en dos días, con unas cifras tan bestiales como las que suman con Messi”, agregó Bacigalupo.

psg, messi, régimen qatarí

El periodista reconoce que el equipo va a ganar adeptos por el mundo, sobre todo entre aficionados que antes criticaban al PSG y que ahora, por el hecho de estar Messi, lo van a empezar a admirar. No obstante, eso no implica que vayan a dejar de pensar lo que antes asumían sobre el PSG como institución y cómo labró su éxito.

El impacto de Messi

Antes de adentrarse en los propietarios del PSG y el pasado del equipo, es necesario analizar su presente y el impacto que tienen en la actualidad. Por eso, hay que hacer una revisión al revuelo que está generando la llegada de Messi. Y no se trata solo de la incesante ovación de los hinchas en su debut el pasado 29 de agosto, sino del hecho de que toda la estrategia de marketing del equipo gira en torno a él.

Las camisetas de Messi, exhibidas en las vitrinas de la tienda oficial del PSG, ubicada en medio de los Champs-Elysees. Crédito: Sebastián Montes/Forbes.

Además de que su rostro está en todas partes dentro de la boutique del equipo, su camiseta domina todas las estanterías ubicadas en la primera planta de la tienda, dedicada exclusivamente a las prendas utilizadas por los jugadores en la cancha. Al ser la más demandada, la casaca número 30 también destaca por ser la más costosa. Mientras que la original puede valer hasta US$ 140, la réplica cuesta US$ 90.

En el segundo piso de la tienda, están reservadas las indumentarias complementarias, como las gorras, buzos, chaquetas o camisetas con algún logo distintivo del equipo, pero que no se usan ni en el campo de juego ni en los entrenamientos. Estos elementos pueden costar entre US$ 18 y US$ 90.

Más allá del atractivo comercial y la curiosidad de los hinchas en torno al ídolo actual del fútbol mundial, el PSG enfrenta otro dilema con la acumulación de estrellas en su equipo, con lo que el FC Barcelona o el Manchester City ya tuvieron que lidiar en el pasado, con resultados poco halagadores: el fair play financiero

“No sé si, incluso, la imagen del PSG le juegue en contra con el tema de averiguar si el fair play financiero es igual para todos o no, o si realmente las normas las deben seguir todos por igual o no. Es una duda que se va a despejar un poco si se va Mbappé o no, pero no sé si eso les va a ayudar a cambiar esa percepción”, afirmó Bacigalupo.

PSG, Messi y el régimen talibán

La propiedad del club en manos de QSi está efectivamente asociada con el fondo soberano de inversión de Qatar. El presidente de QSi, Nasser al Khelaifi, es miembro de la familia real qatarí y también preside el PSG. Qatar no es una democracia. La familia real es el gobierno. No hay discusión: el estado de Qatar es dueño del PSG.

Los qataríes tratan de usar al PSG para limpiar su mala imagen. Según informó la BBC, diversas organizaciones de derechos humanos, como Human Rights Watch, denunciaron la explotación de trabajadores emigrantes en el país, quienes tuvieron un rol fundamental en la construcción de los modernos estadios para el Mundial de 2022 que se disputará allí. También apuntaron contra leyes que "continúan discriminando a mujeres, lesbianas, homosexuales, bisexuales e individuos transgénero".

En marzo de este año, Amnistía Internacional escribió una carta a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) en la que se instó a  "adoptar medidas concretas y urgentes para garantizar que la competición deje un legado positivo y duradero a todas las personas trabajadoras migrantes de Qatar y no dé lugar a más abusos laborales". Además de estas denuncias, también existen alegaciones de soborno para ganar votos por parte de representantes qataríes a miembros de la FIFA, informaron en BBC.

Portada de Charlie Hebdo.

Y ahora se abrió un nuevo capítulo: la revista satírica francesa Charlie Hebdo publicó una tapa que generó gran revuelo. El medio europeo fue por los dos temas principales de los que se habló en el mundo entero durante la última semana: la llega de Messi al PSG y la toma del poder del régimen talibán en Afganistán.

En la portada se puede ver a tres personas, que podrían ser mujeres, usando burkas azules y en la espalda llevan el número 30 con la inscripción "Messi". En el texto, expresa irónicamente: "Los talibanes son peores de lo que pensamos".

Charlie Hebdo, históricamente mostró sus críticas al Islam y en 2015 sufrió un atentado terrorista que causó 12 muertos. Entre las víctimas del ataque estuvieron varios dibujantes reconocidos de la revista y al poco tiempo una campaña de solidaridad recorrió el mundo entero. Bajo el lema "Yo Soy Charlie", personas en distintos puntos repudiaron lo ocurrido en Francia y reivindicaron la libertad de expresión.

Con información de Forbes Colombia.

loading next article