Forbes Argentina
Dólares.
Money
Share

Las obligaciones negociables permiten incrementar el capital acorde a la inflación estadounidense.

25 Mayo de 2022 11.33

Comprar dólares y atesorarlos “debajo del colchón” o simplemente dejarlos en la caja de ahorro es una costumbre argentina que lleva varias décadas vigente. No obstante, a diferencia de lo que muchos creen, hoy no es la mejor estrategia, ya que por la inflación en Estados Unidos también se pierde poder adquisitivo.

Evidentemente, la inflación en dólares es mucho menor que la sufrida en moneda local, pero sigue existiendo. En abril, en Estados Unidos, país emisor del dólar, la inflación interanual alcanzó el 8,3%, siendo la cifra más alta en más de cuatro décadas. Según los pronósticos de los especialistas, el ritmo podría decaer en el futuro, pero seguiría siendo elevado.

Para mantener al máximo posible la capacidad de compra en “moneda dura”, lo ideal es utilizar parte de los dólares para construir una cartera de inversión compuesta por obligaciones negociables.

Dólares.
Dólares.

Cómo invertir los dólares “del colchón”

Las obligaciones negociables o bonos corporativos son instrumentos financieros de renta fija que consisten en deuda que emiten las compañías y que los inversores adquieren a cambio de un interés.

Aquellos que reparten una renta periódica en “dólar billete” son emitidos, normalmente, por empresas con alta calidad crediticia y con buenos niveles de solvencia en moneda extranjera.

El funcionamiento es sencillo: el inversor compra bonos o suscribe su capital en la licitación primaria y, al cabo de un tiempo, comienza a cobrar la renta en moneda dura que se deposita automáticamente en su cuenta comitente (la cuenta del bróker). 

copia de dolares - pasja ph
copia de dolares - pasja ph

Según la oferta y demanda del momento, las cifras pueden variar, pero, a día de hoy, las obligaciones negociables promedio suelen brindar una rentabilidad de entre el 7% y el 8% anual en dólares.

En este marco, Sergio Minoia, asesor financiero en Balanz Capital, explicó: “En Argentina, con dólares guardados en el colchón, en inversiones relativamente moderadas (ni conservadoras ni de alto riesgo) me inclino por bonos corporativos de empresas argentinas, particularmente del sector energía".

“Hoy tenés bonos corporativos de Pampa Energía (PTSTO), con vencimiento en 2023, rindiendo un 7% en dólares. Si te estirás un poco más, a 2024, encontrás a CAPEX (CAC2O) rindiendo 8,12% (ambas en línea con la inflación aproximada de Estados Unidos)”, agregó el experto.

Si el inversor no sabe o no desea comprar bonos corporativos de forma individual, siempre puede optar por la suscripción del capital a fondos comunes de inversión especializados en estos activos. En este caso, el gestor de fondos es quien se encarga de la selección de bonos. El ahorrista solo debe decidir cuánto capital colocar y por qué tiempo.

loading next article