Forbes Argentina
Mujer Sentada Frente A Computadora Portátil Negra
Liderazgo

¿En las puertas de la Gran Renuncia "criolla"? El 25% de los argentinos preferiría estar desempleado que ser infeliz en un trabajo

Forbes Digital

Share

El 47% de los trabajadores argentinos afirmó que renunciaría a un trabajo si este le impidiera disfrutar de su vida, según un relevamiento de Randstad.

12 Abril de 2022 12.49

La pandemia de COVID-19 trajo consigo un fenómeno del que se viene hablando hace meses en los Estados Unidos: la Gran Renuncia. Este concepto busca describe una situación que se ve en el mercado laboral del país del norte: millones de personas están renunciando a sus trabajos en números récord cada mes en todas las industrias. La duda acerca de si un fenómeno similar podría darse en la Argentina cada vez gana más fuerza

Recientemente, Randstad, una firma global dedicada a brindar servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados de la primera edición del año del Workmonitor, informe que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 34 países, incluida la Argentina. Del estudio surge que el 25% de los trabajadores argentinos preferiría estar desempleado que sentirse infeliz en un trabajo, frente al 33% de trabajadores a nivel global que preferiría estar en condición de desempleo que permanecer en un trabajo que no cumple con sus expectativas de bienestar emocional y realización.

Sobre estos resultados, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, afirmó: “Los  datos arrojados por el Workmonitor ponen de manifiesto el momento bisagra en el que nos encontramos actualmente, impulsado por el cambio de prioridades y de expectativas en relación al trabajo y la carrera laboral que generó el impacto de la pandemia en las personas, y muy especialmente en millennials y centennials. Con este cambio de prioridades y la reconsideración de lo que quieren de sus vidas y sus carreras que ha forzado el paso de la pandemia, los trabajadores están poniendo su realización personal en primer lugar y esto impulsa una mayor disposición al cambio y decisiones de carrera menos conservadoras”.

Hombre Sentado Frente A La Computadora
(Pexels)

El estudio de Randstad ahonda sobre la actitud de los argentinos respecto a su trabajo en este particular contexto, e indaga si los participantes estarían dispuestos a renunciar a un empleo que no les permitiera disfrutar de la vida. Frente a este interrogante, el 47% de los trabajadores argentinos afirmó que renunciaría a un trabajo si este le impidiera disfrutar de su vida, cifra que está en línea con las respuestas obtenidas a nivel mundial que se ubican en el 48%.

Para contrastar este dato de una eventual actitud con referencias de antecedentes fácticos, también se les preguntó a los encuestados si alguna vez habían renunciado a un trabajo por no encajar con su vida personal, y el 52% de los argentinos respondió afirmativamente, cifra ampliamente superior que los resultados obtenidos a nivel global, ubicados en el 34%.

Para conocer aún  más la actitud de los argentinos frente al trabajo, se les consultó expresamente si el trabajo era al importante en sus vidas y si este era más importante que su vida personal. A este respecto, el 83% de los participantes sostuvo que el trabajo es algo importante en su vida; sin embargo, un mayoritario 58% de los encuestados afirmó que su vida personal es más importante que su trabajo.
 

Empleo y flexibilidad


La irrupción de la pandemia y la reconfiguración total del mundo laboral que trajo aparejada, puso a la flexibilidad laboral en el centro de la escena y hoy representa un factor cada vez más valorado entre los trabajadores, y uno de los que más influye en la percepción de bienestar y felicidad. Por este motivo, la primera edición de 2022 del Randstad Workmonitor profundiza el análisis sobre la percepción que los trabajadores tienen respecto a la flexibilidad en sus lugares de trabajo.

rewind foto andrea avila 2
Andrea Ávila, Randstad.

El 82% de los trabajadores argentinos considera de gran importancia contar con flexibilidad en términos de horarios de trabajo y el 71% considera muy importante disponer de flexibilidad en términos de ubicación de lugar de trabajo, esto incluye la posibilidad de realizar home office o trabajo remoto.

Al consultar a los encuestados si aceptarían trabajar en una organización que no les brinde flexibilidad, el 43% desestimaría unirse a una compañía que no le permita llevar su propio horario y el 37% no ingresaría en una empresa que no le ofreciera flexibilidad para trabajar desde su  casa o de manera remota.

Al contrastar estos datos con lo que sucede en la vida cotidiana de los trabajadores, el 55% de los participantes del estudio ratificó que su empleador le ofrece flexibilidad horaria y el 43% le proporciona flexibilidad en términos de la ubicación desde dónde realizar su trabajo.

“El coronavirus trajo aparejados grandes cambios en el mundo laboral y la flexibilidad, sin dudas, es uno de ellos y llegó para quedarse. Todos los trabajadores, en mayor o menor medida, disfrutan del plus que significa contar con la posibilidad de trabajar desde su hogar, o de haberse mudado al interior ya que su empleador permite el trabajo remoto, además de poder adecuar sus horarios de trabajo para compatibilizarlos con su agenda personal”, agregó Ávila.

Foto De Vista Superior De 3 Hombres Frente A La Computadora Portátil
(Pexels)

“Este cambio de prioridades acrecienta la búsqueda de un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal por parte de las personas y está forzando a las organizaciones a repensar su enfoque para redefinir sus propuestas de valor para hacerlas más atractivas al ojo de los trabajadores, en un contexto en el que el descalce de habilidades está haciendo cada vez más compleja la competencia por el talento en todo el mundo”, agregó Andrea Ávila. “Estamos frente a un momento de cambio de mindset, de expectativas y de prioridades por parte de las personas y eso demanda a las organizaciones flexibilidad y una nueva mirada para poder adaptarse rápidamente para atraer y retener al talento y mantenerse relevantes en términos de marca empleadora”, finalizó la CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

En este sentido, el 39% de los consultados confirma haber renunciado a su trabajo por no brindarle suficiente flexibilidad. Este dato es considerablemente superior a la media mundial, que se posiciona en el 27%, 12 puntos porcentuales por debajo de la marca que registra Argentina.

 

loading next article