Forbes Argentina
Eric Schmidt
Liderazgo

Qué tan importante es tener agallas en los negocios según el gurú y ex Google Eric Schmidt

Fernando Wagner

Share

El multimillonario Eric Schmidt, ex director ejecutivo de Google, está convencido de que existe otra cualidad que agregar: tener agallas. “En otras palabras, estar dispuesto a soportar los contratiempos y los desafíos inevitables de la vida”, dijo a CNBC Make It.

11 Abril de 2022 17.50

Un estudio publicado este mes en la revista científica Nature detectó cuáles rasgos de la personalidad son más comunes entre los millonarios, quienes por lo general son más tolerantes al riesgo, más abiertos, extrovertidos y menos emocionales.

El multimillonario Eric Schmidt, ex director ejecutivo de Google, está convencido de que existe otra cualidad que agregar: tener agallas. “En otras palabras, estar dispuesto a soportar los contratiempos y los desafíos inevitables de la vida”, dijo a CNBC Make It.

Con una fortuna de más de US$ 26.300 millones, Schmidt sin dudas sabe de lo que habla. Después de renunciar a su cargo en 2011 y luego ser asesor técnico de Alphabet hasta 2019, decidió centrarse en su propia empresa filantrópica y de inversión, Schmidt Futures.

Ahora es la 53ª persona más rica del mundo, según y dice que, en términos de negocios, siempre buscó “tener un asiento en la mesa” de toma de decisiones, incluso si no entendía bien los objetivos de la empresa en ese momento.

El término de “tener agallas” o determinación/valentía fue acuñado por la profesora de psicología de la Universidad de Pensilvania, Angela Duckworth, después de su estudio fundamental de los graduados de la Academia de West Point, y un libro posterior que publicó en 2016.

Para ella, esa determinación (“grit”, en inglés) es un rasgo psicológico que a menudo se presenta como un principio clave detrás del éxito. Es, esencialmente, una mezcla de pasión y perseverancia en la búsqueda de objetivos a largo plazo. Las personas con esa cualidad se aferran a sus armas y no se inquietan ante los obstáculos.

Angela Duckworth
Angela Duckworth

El concepto tuvo mucha influencia en el ámbito académico porque propone que el talento y el coeficiente intelectual son secundarios a la dedicación, y que el logro se puede alcanzar a través del trabajo duro.

Qué dice la ciencia ahora

Pero con el tiempo, los científicos comenzaron a cuestionar el concepto de “tener agallas” y determinación, argumentando que es demasiado simplista y que no tiene en cuenta los factores sociales, económicos y emocionales, que afectan las oportunidades y trayectorias profesionales de cada individuo.

Un estudio encontró que el término tiene poco impacto en el rendimiento académico de los estudiantes que se considera que tienen niveles más bajos de coeficiente intelectual. Otros sugieren que existe una correlación entre la calidad de las escuelas a las que asiste un estudiante y el nivel de apoyo percibido ofrecido por un empleador y valor.

negocio - empresario -  m houge ph
 


En este último, los académicos de EEUU que se consideraban “con muchas agallas” progresaban menos hacia sus objetivos laborales si se sentían desatendidos por su empleador, y viceversa. Simplemente, trabajar duro no es garantía de un rápido ascenso en la escala corporativa.

“Tener agallas” a menudo se malinterpreta

La propia Duckworth sostiene que la idea se malinterpreta con tener perseverancia. “El esfuerzo importa, pero es igual de importante para una persona tener una dirección que le apasione”, le dijo a Science of Us.

Una investigación publicada en la revista científica Nature revisó datos detallados de encuestas a más de 20,000 de millonarios europeos, observando específicamente el patrimonio neto individual y cómo calificaron en las evaluaciones de los Cinco Grandes rasgos de la personalidad, el único marco validado científicamente para evaluar la personalidad.

Feliz Empresario Senior Sosteniendo Dinero En La Mano Mientras Trabaja En La Computadora Portátil En La Mesa
 

“El equipo encontró que los participantes ricos [aquellos con un patrimonio neto individual de más de un millón de euros] tenían un perfil de personalidad distinto de los participantes no ricos: tendían a ser más tolerantes al riesgo y eran más abiertos, extrovertidos y concienzudos, pero menos neuróticos”, dice el estudio.

Los encuestados ricos también fueron “un poco menos agradables”, pero esto resultó no ser estadísticamente significativo.

El concepto de “grit”, que no se incluye en la lista, no es en sí equivocado porque para muchos ayuda a romper la idea de que algunas personas simplemente poseen talentos sobrehumanos. También ayuda a cultivar la idea de que el “éxito” en cualquier campo, rara vez viene sin contratiempos e incomodidades. “Trabajé duro, pero la suerte es igual de importante, si no más importante, y a medida que tienes más suerte, creas tu propia suerte”, agregó Eric Schmidt.

  • Ivette Leyva para Yahoo Finance

loading next article