Forbes Argentina
Ropa.
Negocios

ThredUp persigue la demanda de ropa usada en una OPI inicial de US$ 1.300 millones

Lauren Debter

Share

03 Abril de 2021 10.30

ThredUp, una de las mayores empresas especializadas a la comercialización de prendas de segunda mano, hizo su debut público  con la esperanza de que los inversores pasen por alto su falta de beneficios y, en cambio, se centren en la creciente demanda de productos usados entre una generación de compradores jóvenes.

La compañía con sede en San Francisco recaudó US$ 168 millones a una valoración de US$ 1.300 millones después de poner el precio de sus acciones a US$ 14 cada una el jueves por la noche, en el extremo superior de su rango anterior. Las acciones registraron una ganancia del 42% el primer día de negociación.

ThredUp es una empresa que busca capitalizar un mercado en crecimiento como lo es el de bienes de segunda mano. La mayoría de los consumidores de la Generación Z no ven ningún estigma en la compra de artículos usados, y el 40% ya compró ya lo hizo; el doble que los de la Generación X y los Boomers.

ThredUp sigue a los competidores Poshmark y The RealReal en la búsqueda de mercados públicos. Poshmark tuvo un fuerte debut en enero, con acciones que se duplicaron en su primer día de cotización y le dieron a la compañía una capitalización de mercado de más de US$ 7 mil millones. Sin embargo, desde entonces la acción perdió dos tercios de su valor. RealReal, que se enfoca en artículos de lujo, es pública desde 2019 y su capitalización de mercado prácticamente no cambió desde entonces, ubicándose en US$ 2.000 millones.

La segunda mano de ThredUp saltará al Nasdaq a entre 12 y 14 dólares por  título

Desde que ThredUp se inició en 2009, adoptó un enfoque práctico con el fin de hacer las cosas lo más fácil posible para los consumidores. Lo que hace es buscar mercadería ofreciendo a las personas por correo “kits de limpieza”, que pueden cargar con ropa, zapatos y accesorios no deseados y devolverlos a la empresa sin cargo. Luego, a los trabajadores de ThredUp se les asigna la tarea de revisar la mercancía, decidir qué está en buenas condiciones para revender y publicar artículos en línea

Casi 1.600 de los 1.862 empleados de ThredUp se encuentran en sus cuatro almacenes. El año pasado, clasificaron 24,7 millones de elementos y decidieron incluir el 59% de ellos en el sitio.

Los ingresos aumentaron un 14% a US$ 186 millones el año pasado, lo que marcó una desaceleración con respecto al año anterior cuando registró un crecimiento del 26%. La compañía notó interrupciones relacionadas con la pandemia Covid-19, lo que obstaculizó su capacidad para procesar rápidamente un nuevo inventario. Las pérdidas netas también aumentaron a US$ 48 millones, frente a los US$ 38 millones del año anterior.

ThredUp expande su modelo de ropa de segunda mano

La compañía dice que tiene 1,24 millones de compradores activos, un 24% más que el año anterior, que visitan el sitio un promedio de seis veces al mes y realizan 3,2 pedidos al año. También tiene 428.000 vendedores activos, un 4% menos. Los vendedores reciben un recorte del precio de venta, que varía del 3% al 15% para los artículos que cotizan entre US$ 5 y US$ 20 y hasta un 80% para los artículos de US$ 200 o más. El recorte promedio el año pasado fue del 19%, y los vendedores generalmente ganaban US$ 51.70 en sus kits de limpieza.

En los últimos años, buscó asociaciones con minoristas para vender su mercancía en sus tiendas o en línea. Actualmente tiene 21 asociaciones de este tipo, incluidas Walmart, Gap, Madewell y Reformation. Otros, como uno con JCPenney, se suspendieron durante la pandemia. Reinhart dijo que esta será una prioridad creciente para la compañía en los próximos años, ya que busca expandir su base de clientes. Actualmente, la empresa fija el conocimiento de su marca en un 13,8%.

Reinhart, de 41 años, es el mayor accionista individual. Tiene una participación del 6.5% en la compañía, excluidas las opciones no invertidas, que tiene un valor de alrededor de $ 80 millones según el precio inicial de la compañía.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article