Forbes Argentina
Negocios
Share

El presidente de la petrolera será reemplazado por el actual diputado nacional por Santa Cruz, Pablo González, uno de los impulsores más firmes de la descentralización operativa de la empresa.

20 Enero de 2021 12.00

La cúpula de YPF comienza a moverse. Lo que empezó con rumores finalmente se confirmó y ya es un hecho definitivo que Guillermo Nielsen dejará la presidencia de la petrolera nacional. ¿Quién entra? El diputado nacional santacruceño, Pablo González, quien fue vicegobernador de esa provincia entre 2015 y 2019.

La nueva cara de la compañía es uno de los impulsores más firmes de la descentralización operativa de YPF. El legislador propone crear una estructura operativa de la petrolera en Santa Cruz y brindó números para destacar la relevancia de la compañía en el sector energético. 

Anteriormente a su cargo como diputado nacional y vicegobernador, González había sido senador nacional (2011-2015), Consejero de la Magistratura de la Nación (2014-2015), jefe de Gabinete de Ministros de Santa Cruz (2008-2011), fiscal de Estado (2003-2007) y diputado provincial (2007). 

Su carrera en la función pública comenzó en la provincia en 1993, como asesor legal de Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE), donde luego pasó a ser gerente en 1996. El expresidente Néstor Kirchner ya era gobernador provincial desde 1991. En 1994, fue director de la distribuidora de gas Distrigas, y entre 1999 y 2003 se desempeñó como subsecretario de Recursos Tributarios de la provincia patagónica.

¿Una salida anunciada?

Desde el inicio de su gestión Nielsen estuvo aislado de la toma de decisiones de fondo sobre el negocio de la compañía. Esas decisiones quedaron en manos del CEO, Sergio Affronti, impulsado por la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La posición de Nielsen se habría terminado de debilitar tras diferencias mantenidas con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, sobre cómo encarar la reestructuración de deuda de la petrolera. 

YPF está reestructurando sus obligaciones en medio de fuertes presiones de los acreedores. La petrolera estatal busca refinanciar US$ 6.200 millones en bonos, postergando unos US$ 2.100 millones en pagos de la deuda hasta fines de 2022. La compañía tiene niveles de inversión mínimos, tras sufrir dos trimestres con balances en rojo.

El último 15 de enero, YPF comunicó su decisión de incrementar del 30% al 50% el piso de adhesión al canje de los tenedores de sus Obligaciones Negociables por US$ 6.600 millones, en línea con la solicitud formulada por distintos fondos de inversión para adecuarlo a estándares internacionales.

Nielsen y Affronti anticiparon mayores inversiones y aumento de la  producción gasífera ? Revista Petroquimica, Petroleo, Gas, Quimica & Energia

Con esta modificación, la propuesta de canje que realizó la petrolera para bonos con vencimientos entre 2021 y 2047 por un total de US$ 6.600 millones requerirá de un aval de "más del 50% del monto de capital en circulación de la clase de Obligaciones Negociables Existentes que se vea afectada por dicha modificación propuesta". De esta manera, la empresa decidió no guiar el canje en base a la ley local por la cual podría a considerar aceptado el canje con un piso de 30%.

"La aclaración busca evitar que se interprete entre los tenedores que hubo mala fe por parte de la compañía", subrayó la empresa. En base a esto, aquellos tenedores que al momento de la adenda ya hayan cursado su aceptación a través de los distintos colocadores, deberán revocar sus poderes antes de la fecha de retiro de la oferta para poder acceder posteriormente a las nuevas condiciones de aceptación.

Refinanciación de la deuda

YPF busca refinanciar su deuda, estimada en alrededor de US$ 6.600 millones a través de la entrega de tres bonos con vencimientos en 2026 respaldado por el flujo de cobranza de exportaciones, 2029 y 2033. De esta forma, busca generar las condiciones para promover un plan de inversiones que permita revertir la tendencia negativa en la producción de petróleo y gas.

En ese marco, la empresa convocó a una asamblea general para el lunes 25 de enero a todos los tenedores de obligaciones negociables emitidas por la compañía, de acuerdo con el cronograma de bonos con vencimientos hasta 2047.

El monto aprobado por el directorio de la petrolera de mayoría accionaria estatal que se buscará refinanciar por un total de US$ 6.600 millones incluye los US$ 431 millones por el capital residual del bono internacional con vencimiento el 23 de marzo próximo.

La oferta de canje voluntario -que no contempla ningún tipo de quita de capital ni de intereses- estará disponible durante 20 días hábiles pero contempla condiciones más favorables para aquellos tenedores que decidan su adhesión durante un período inicial de 10 días hábiles que vencen el 21 de enero. En todos los casos se trata de nuevos títulos amortizables, que empiezan a pagar interés a partir de 2023.