Forbes Argentina
Pablo Pereira, NTT Data
Negocios

Everis cambia de marca a NTT Data: cómo impacta en la operación argentina

Laura Mafud

Share

La consultora de origen español presenta su total integración con el grupo japonés NTT Data, la sexta compañía de servicios IT del mundo presente en más de 50 países. Pablo Pereira, CEO de la firma en la Argentina, dialogó en exclusiva con Forbes.

21 Octubre de 2021 07.30

Fundada en España en 2001, everis es una compañía de consultoría multinacional que ofrece soluciones de negocio, estrategia, desarrollo, mantenimiento de aplicaciones tecnológicas y outsourcing, en rubros como telecomunicaciones, entidades financieras, industria, utilities & energía, seguros, organismos públicos, media y sanidad. Con una facturación de más de 1.000 millones de euros en el último ejercicio fiscal, y más de 27.000 profesionales distribuidos en sus oficinas y centros de alto rendimiento en 17 países, acaba de anunciar su cambio de marca y completa integración con NTT Data, el grupo japonés de servicios de tecnologías de la información al que pertenece desde 2014.

Desde la adquisición de everis por parte de NTT Data hace siete años, ambas marcas estuvieron trabajando juntas para mejorar, fortalecer y hacer crecer el negocio en los mercados donde everis está presente. Con este rebranding, la compañía seguirá apostando por ofrecer a sus clientes una experiencia y visión locales respaldadas por mayores capacidades globales. 

Según Gartner, NTT Data es la sexta compañía de servicios TI del mundo, está presente en más de 50 países, emplea a cerca de 140.000 personas y tiene ingresos por US$ 22.000 millones

En un mano a mano con Forbes Argentina, Pablo Pereira, ahora CEO de NTT Data Argentina, compartió su visión sobre estos cambios y analizó los planes de negocio de cara a lo que viene.

"Hace siete años, el paquete accionario completo de everis lo compra NTT Data (que, básicamente, es el brazo digital de NTT DoCoMo, que es la telefónica japonesa), entre una serie de conglomerados de compañías que 
tiene por todo el mundo. En ese momento no se hizo ningún proceso de cambio de marca ni de migración; everis es una marca muy poderosa en Europa, y también en algunos países de Latinoamérica como Brasil, Chile y Perú. Se prefirió hacerlo más despacio, pero el proceso decantó y la decisión fue que el 21 de octubre de este año se efectuara el cambio de marca, integrándonos a NTT Data", comparte Pereira.

¿Qué impacto tiene sobre la operación argentina?

Esto es un comienzo, en realidad, del proceso de integración más formal, más de negocios, más íntimo. En la Argentina nos agranda la espalda, nos da más potencia. Siempre uno se entusiasma cuando pertenece a algo más grande, donde podés aprender,conseguir más oportunidades de inversión. Por lo cual, creo que el proceso va a ser bueno para Argentina y creo que va a ser bueno para everis en general, y estamos viendo cómo aprovecharlo de la mejor manera porque no es sencillo: las dos compañías son muy grandes y es un proceso que hay que hacerlo también con mucho cuidado porque el avión tiene que seguir volando, los proyectos continúan y todos nuestros procesos clásicos del día a día suceden. 

¿Cómo se da para el management el proceso de integración y adaptación a una cultura corporativa tan diferente como puede ser la japonesa?

No hay ninguna duda de que las culturas son diferentes. Pero también una de las cosas que yo aprecio es que se toman las cosas con mucha paciencia y las decisiones que toman son siempre no impulsivas y pensando en el corto plazo; piensan mucho más proyectando qué es lo que va a suceder.  

Creo que también tienen mucho para aprender. El proceso va a ser muy rico para ambas partes porque hay ciertos aspectos del tipo de proyectos que históricamente ha hecho everis (y que inclusive se han hecho también en la Argentina) en los que ellos no son tan fuertes, con lo cual la capacidad de integración y de traspasamiento de riqueza mutua es alto. Hasta ahora el proceso ha sido bastante fluido. Hay japoneses participando de los directorios de las compañías everis, en el board de dirección hay directores independientes, hay directores de everis y hay directores de NTT Data. Y el proceso está bastante establecido.

Va a llevar tiempo, sin duda. Pero la misma dinámica de los negocios en los cuales te vas encontrando con compañías que piden proyectos que puedan ser implementados e integrados en cualquier lugar (inclusive Japón) nos va a llevar a integrarnos. Tenemos ciertos procesos de inversión en los cuales, por ejemplo, nosotros estamos desarrollando algunas cosas que nos ha pedido NTT Data desde Japón. Estamos participando de proyectos de compañías japonesas de las cuales tomamos parte de lo que han hecho en Japón y lo adaptamos o lo mejoramos o lo actualizamos. 

Me parece que una de las cosas que hacen muy bien es ir avanzando con paso consistente pero seguro, a diferencia de otros tipos de integraciones que tal vez son mucho más agresivas. Les gusta mucho el diálogo, con lo cual creo que va a ser un proceso que va a ser muy bueno para todos.

¿Cómo se les explica a los directivos de la casa matriz la inflación y los cambios abruptos que tiene nuestro país en las reglas de juego?

Tiene múltiples aristas. Sin duda es un procesomuy difícil de explicar. Obviamente, gran parte de la explicación también la basás en alguna moneda dura que sea entendida y estable sin explicar el comportamiento de pesos. La parte española está mucho más acostumbrada al cambio latinoamericano, con lo cual la realidad la entienden. A los japoneses les resulta más difícil de entender, pero tienen confianza en el desarrollo del negocio. Esta es la primera respuesta, pero tiene obviamente derivadas. 

La primera es que todas las compañías tienen procesos para un montón de cosas: tienen procesos de presupuesto, de revisión de salarios, de bonos,de gestión financiera. Todos esos procesos no están pensados en ningún lugar del mundo para el nivel de movimiento inflacionario que tiene la Argentina, con lo cual somos permanentemente excepción de todos los procesos internos. Con lo cual eso lleva algunas rispideces de tener que adaptar el proceso de Argentina. Ni que hablar del tema de los pagos al exterior. Cuando armamos un proyecto intentamos poner lo mejor que hay en el mundo en el armado del equipo, con lo cual esos recursos hay que pagarlos, no es gratis y ese intercambio de pago la verdad que en la Argentina es muy complicado.  

Y el tercero, que lo pongo en un tono más optimista, es que admiran la capacidad adaptativa y la flexibilidad que tenemos y la velocidad de respuesta. Lamentablemente, como viví toda mi vida esto estoy acostumbrado, sé cómo responder, sé que va a pasar, sé cómo se soluciona. Creo que eso lo admiran, lo reconocen y que también es lo que nos hace que seamos un poco diferentes a la hora de pensarnos como responsables de operaciones un poco más regionales.  

¿La operación en la Argentina hoy qué cantidad de empleados tiene?  

El negocio acá está muy sano, somos alrededor de 600 personas, estamos con oficinas en la ciudad Buenos Aires, Mendoza, Tucumán. Sin embargo el tema de las oficinas estuvo cambiando desde que arrancó la pandemia. Empezamos con una visión de que la oficina era el ancla fundamental de la operación y hoy nos damos cuenta de que en realidad el ancla fundamental es que haya buena conectividad y el talento, con lo cual también liberamos un poco ese tipo de restricciones y todos los procesos de reclutamiento son federales: si hay alguien que realmente sabe de algo valioso y que creo que puede tener un desarrollo potente en mi compañía lo contrato, no me importa en dónde esté.  

Pablo Pereira

Eso nos dio muy buenos resultados. Hoy tenemos gente trabajando en Bariloche, Chaco, Formosa, Rosario, Bahía Blanca, Mar del Plata lo cual me parece que es muy bueno y ellos están fascinados. 

¿Cuánta gente contrataron desde que comenzó la pandemia? 

En pandemia debemos haber contratado en total cerca de 400 personas. Y estamos contratando a un ritmo de 40 o 50 por mes. 

Con todo esto, ya te habrás acostumbrado a las incorporaciones online.

Sí, es un proceso que está super aceitado. No solo pasa en la Argentina, está pasando en todo el mundo, hay demanda insatisfecha prácticamente en todos lados. Hoy si pudiéramos tener 100 personas más mañana yo las podría poner a trabajar inmediatamente. 

Las oficinas físicas ¿les quedaron grandes? ¿Están pensando achicars en metros cuadrados?

La idea es adoptar un enfoque mixto. Hay algunas personas en algunos lugares que es muy difícil que los puedas trasladar rutinariamente a una oficina física, pero sabiéndolo de entrada se genera el vínculo laboral que así lo permita. Intentamos que siempre el vínculo sea flexible, que entiendan que es nuestra intención que el balance entre la vida privada y el trabajo sea bueno, eso involucra a veces también tener que trasladarte a una oficina para tener reuniones. Que es lo que aprendimos todos, que a veces el reunirse y el tener contacto y el poder verte a los ojos y el poder ver qué cara y que expresión tenés cuando discutimos determinadas cosas es muy bueno. Yo extraño en alguna ocasión tener vínculo físico con mi equipo, porque cuando uno está físicamente no solo trabajás, sino que se construye un vínculo. 

Las oficinas las estamos adaptando para esa realidad de que va a hacer falta mucho menos lugar físico, que va a ser en general un lugar de reunión esporádica y para un tema particular, no es que va a haber puestos de trabajo, salvo para algunas cosas en particular que lo requieran, tal vez algunos procesos de agilidad tal vez requieren algún tipo de presencia de ese tipo. Nos estamos metiendo en un mundo cada vez más mixto en el cual vas a ir armando y diseñando tu esquema de trabajo entre tu casa y una oficina según lo que convenga. 

El poder trabajar a distancia y poder contratar talento desde cualquier punto del país te abre un abanico de posibilidades.  

Sí, te saca las restricciones. Si bien es un proceso que está cambiando y creo que toda esta posibilidad de poder aprender desde cualquier lugar también está generando que crezcan talentos en cualquier lado, la verdad es que la Argentina es un país que tiene el talento bastante concentrado en determinadas ciudades, sobre todo el talento tecnológico. Eso está empezando a cambiar, eso es bueno. Creo que si tanto las entidades de regulación como las académicas junto con nosotros (que somos los que contratamos) lográramos algo más robusto y de más largo plazo, la oportunidad que tenemos es de oro. Esta demanda que estamos viviendo y sufriendo y disfrutando al mismo tiempo va a seguir, va a seguir por unos cuantos años, creo que estamos empezando a ver algunas cosas que están empezando a cambiar en términos de cómo se está metiendo la tecnología en nuestras vidas y para que todo eso suceda hace falta gente además del hardware o de los fierros del aspecto duro, para eso hace falta gente, con lo cual esta demanda va a seguir muy alta por los próximos años.

Y todavía falta el impacto del 5G.

Sí, todavía falta una oleada enorme de cambio importante que va a arrastrar 5G. Creo que el 5G va a generar un cambio enorme en cómo se mete la tecnología tanto en cómo se hacen las cosas a cómo vivimos y todo eso demanda gente. Creo que también el mundo nos va a ir llevando, que cuando empecemos a ver que en nuestros vecinos países o en la región o en Europa empiezan a suceder cosas o empiezan a aparecer servicios al consumidor o servicios a las empresas basadas en la posibilidad de la velocidad del 5G, de alguna forma, el entorno regulatorio y el entorno negocio se va a ver un poco obligado a ver cómo facilitar el proceso. No vamos a ser líderes, vamos a ser seguidores en esto en particular, pero creo que nos va a obligar el entorno.

Hoy la tecnología nos cruza desde todos lados, incluso con el desarrollo de inteligencia artificial y la automatización. 

Se está metiendo en todo y lo ves en un montón de situaciones. Hoy uno puede diseñar el auto que se quisiera comprar desde una pantalla con los accesorios, el color, lo que quieras; podés hacer lo mismo con la ropa, inclusio podés verte a vos mismo probándote ropa. Los procesos bancarios también cambiaron radicalmente, hoy es una excepción tener que ir al banco para hacer algo. Creo que está sucediendo cada vez más intensamente. 

Por suerte la pandemia nos agarró en este momento tecnológico, es inimaginable pensar qué hubiese pasado con la educación, qué hubiese pasado con las mini pymes y con las micro pymes si no hubiesen tenido la posibilidad de vender a través de internet, si no existiera la logística de distribución que está soportada principalmente por tecnología, es imposible pensar en la logística del volumen que existe hoy si no tuviese una enorme inversión tecnológica tanto en los almacenes como en la distribución y como en la planificación de la distribución. Creo que lo estamos viendo cada vez más y por suerte nos agarró de esta manera. Pero también lo que está generando es un riesgo muy alto de cybercrimen, que a su vez genera demandas de servicios profesionales tecnológicos para ver como mitigar o defenderse o estructurar una estrategia que te defienda de ese tipo de situaciones. 

Cada vez más hay este tipo de riesgos, creo que van a empezar a aparecer nuevas normas y nuevas regulaciones para que se pueda convivir de una manera más segura, el tema de los préstamos automáticos es un buen ejemplo: tecnológicamente parecía una idea perfecta totalmente permitida por la tecnología y hubo que suspenderla por las estafas. Bueno, este tipo de situaciones creo que van a seguir sucediendo, creo que vamos a ver cada vez más que hay interacciones que tenemos en nuestra vida directamente con máquinas, hoy los call center podrían estar totalmente automatizados, el reconocimiento verbal funciona de una manera fenomenal. Lo que está pasando es una muy buena época para estarlo viviendo, pero creo que vamos a presenciar un cambio en los próximos años muy divertido. 

¿Qué perspectivas tenés de cara a 2022? 

La perspectiva es muy similar a la de 2021, vamos a seguir insistiendo en todo lo que es desarrollo de software y fábricas de software de alta eficiencia, vamos a seguir insistiendo en lo que es eficiencia de procesos a través de robotización (lo que se llama RTA). Todo lo que está relacionado con data analítica de avanzada y la inteligencia artificial va a seguir creciendo cada vez más, creo que eso es ineludible. Cuando empezás a ver que hacen cuatro o cinco proyectos de lo mismo al mismo tiempo en cinco o seis compañías diferentes de industrias diferentes es porque la oleada ya se consolidó. Creo que eso va a seguir sucediendo, creo que el tema de cyberseguridad también va a seguir siendo estratégico y necesario, con lo cual vamos a seguir también trabajando en eso. Y un poco nuestra intención es meternos cada vez más en lo que son procesos industriales, se abre también una oportunidad enorme de eficientizar el proceso de fabricación. Everis hizo bastantes desarrollos de activos digitales y creo que un muy buen uso de gran parte de los activos digitales pueden venir por ese lado. 

Tenemos una muy buena oportunidad, vamos a seguir intentando exportar servicios, la calidad de talentos que tenemos es muy buena, el huso horario que tenemos es muy bueno para dar servicios al continente americano y al mundo occidental, con lo cual creo que la tendencia está marcada. 

La gran restricción que existe hoy creo que es el talento, creo que todos tenemos que poner una cuota de inteligencia y de pensar un poco en el bien común de cómo hacer para generar más talento, en eso también vamos a invertir mucho, estamos iniciando un proceso con una universidad tecnológica. 

loading next article