Forbes Argentina
Marcó del Pont
Money

Impuesto al ahorrista que retiró depósitos en dólares: lo último de AFIP

Forbes Digital

Share

Los contribuyentes deberán pagar una alícuota que puede llegar hasta el 1,25% anual. No lo abonarán si vuelven a depositarlo antes del 31 de diciembre.

07 Diciembre de 2021 14.49

Semanas atrás, rumores sobre la utilización del Banco Central de los encajes de los bancos en dólares produjeron un éxodo en masa de los depósitos en divisa norteamericana. Sin embargo, días después, la autoridad monetaria salió a calmar las aguas al asegurar que la liquidez en dólares en los bancos está en niveles récord.

Según se dio a conocer hoy, los ahorristas que optaron por retirar sus depósitos en dólares deberán pagar el impuesto a los Bienes Personales, que implica una alícuota que puede llegar hasta el 1,25% anual.

El impuesto a los Bienes Personales obliga a tributar según el patrimonio de los contribuyentes al 31 de diciembre, con una alícuota máxima del 1,25% para depósitos locales y que para los del exterior llega al 2,25%. El tributo no tiene actualización automática y las escalas no fueron modificadas este año. Esto implica mayor presión impositiva, porque el valor de los bienes aumentó por la inflación.

El contribuyente va subiendo en la escala del gravamen, que se paga en forma progresiva. A medida que aumenta su patrimonio en pesos, mayor será la alícuota a pagar, pasando de un mínimo de 0,5% hasta 1,25%.

Retirar dinero del banco, tanto pesos como dólares, implica automáticamente perder la exención de Bienes Personales, aunque eso se determina por el patrimonio al 31 de diciembre. Si el ahorrista que retiró el dinero lo vuelve a depositar, entonces recupera la exención.

El Senado dio media sanción al proyecto de ley que establece un aumento no imponible del impuesto, que eleva de $ 2 millones a $ 6 millones para el mínimo que puede ser gravado, y resta que lo apruebe la cámara de Diputados.

Dólares.

Para los contribuyentes que tengan que pagar el impuesto, se aplica el tipo de cambio oficial, es decir, apenas por encima de los 100 pesos por dólar, por lo que termina pagando la mitad de pesos que correspondería.

El proyecto de Presupuesto 2022 también mantiene la alícuota diferencial más alta de Bienes Personales para tenencias en el exterior, que ya se aplica hace dos años. Los fondos depositados en el extranjero pagan una alícuota creciente que va del 0,7% al 2,25%, o sea, hasta un punto más en relación a los bienes en Argentina. Esto significa que, al traer esos fondos del exterior a una cuenta local, quedarían automáticamente exentos del impuesto.

Cambios en Bienes Personales

A principios de noviembre, se dio a conocer que nos 445.000 contribuyentes dejarían de estar alcanzados por el impuesto a los Bienes Personales si se aprueba el proyecto de ley que eleva el mínimo exento de se gravamen. Esa iniciativa propone elevar el mínimo $ 6 millones para los bienes gravados -excepto las acciones o participaciones en el capital de sociedades alcanzadas por la Ley- y a $ 30 millones para inmuebles destinados a casa-habitación del contribuyente o del causante.

El objetivo es la modificación del artículo 24 de la Ley de Impuesto a los Bienes Personales para incrementar el mínimo no imponible y reducir la cantidad de contribuyentes que lo pagan.

De acuerdo con el último informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el proyecto podría generar una pérdida de recaudación de $ 43.187 millones en concepto de Bienes Personales, que se distribuye en $ 33.470 millones durante 2022 ($ 21.594 millones en concepto de impuesto determinado 2021 y menores anticipos del ejercicio siguiente por $11.877 millones en 2022).

Actualmente, el impuesto de Bienes Personales alcanza a alrededor de un millón de contribuyentes. El proyecto parlamentario incluye una cláusula de actualización anual automática en diciembre de cada año, según el Índice de Precios al por Mayor que elabora el INDEC.

Originalmente, la iniciativa eximía del pago del impuesto a 656.000 contribuyentes porque el mínimo no imponible subía de $ 2.000.000 a $ 8.000.000 y de $ 18.000.000 a $ 50.000.000 los inmuebles destinados a vivienda propia, con un costo fiscal de $43.187 millones.

Así fue votado en la Cámara de Diputados. Sin embargo, la semana pasada, senadores introdujeron modificaciones y bajaron los mínimos exentos, por el impacto en la recaudación. Ahora se espera su sanción definitiva, con esos cambios, en Diputados. Las alícuotas del impuesto son progresivas: van desde el 0,5% al 2,25%.

Según el proyecto de Presupuesto Nacional para 2022, la recaudación del Impuesto sobre los Bienes Personales se estima que alcanzará $ 411.663,4 millones, mostrando un aumento de 56,7%.

Los principales factores que explican esta suba son los aumentos de la base imponible sobre la cual se aplica el impuesto, el mayor tipo de cambio y la prórroga de la vigencia de las alícuotas diferenciales aplicables a las personas humanas y las sucesiones indivisas del país, por los bienes situados en el exterior.

Además, los convenios de intercambio de información firmados con fiscos de otros países, se considera que incidirán favorablemente en el cumplimiento de este impuesto, de acuerdo con ese proyecto.

La letra chica del impuesto

Fernando J. Roldán, de Estudio Contable Roldán & Asociados, explica a Forbes Argentina que "si uno tiene el dinero en una caja de ahorro o en un plazo fijo, ese dinero está exento del impuesto sobre los bienes personales. En cambio si uno lo retira del sistema bancario y lo conserva en efectivo ese dinero está gravado en dicho impuesto a una alícuota creciente por tabla que va del 0,50% al 1,25% para los bienes en el país".

De esta manera, agrega, la fecha clave es el 31/12 de cada año. "Bienes Personales toma una foto estática de los bienes de cada contribuyente al 31/12 y sobre eso se determina la base imponible para el impuesto", completa.

De esta forma, si el contribuyente hubiera retirado los dólares, por ejemplo, a mediados del 2021, dependiendo el monto y el nivel de cada uno, podría suponer el fisco que el contribuyente se los ha gastado en viajes, compra de bienes, vivir, etc. Ahora bien, retirando los dólares tan cerca del 31/12 será más difícil para el contribuyente gastarlos efectivamente desde hoy hasta el 31/12/2021 o bien más difícil de demostrar ante el fisco que ya nos lo tiene en su poder al 31/12.

Por su parte, el fisco en una eventual inspección supondrá a priori que los dólares retirados del sistema bancario tan cerca de fin de año permanecieron en el patrimonio del contribuyente hasta el 31/12/2021 y por ende están gravados en el impuesto. 
 

*Con información de NA

loading next article