Forbes Argentina
Lacunza
Money

Hernán Lacunza en #ForbesMoney: "No festejaría el acuerdo como un gol sino como una atajada"

Share

El exministro de Hacienda de la Nación y director de Empiria Consultores analizó los desafíos post pandemia de la macro argentina en un mano a mano con Forbes Argentina. Además, reflexionó sobre el reperfilamiento y la imposición de las restricciones cambiarias durante su gestión: "No fueron gratis. Pero eran el menor mal posible para preservar el bienestar general".

11 Agosto de 2020 10.34

No festejaría el acuerdo como un gol, sino como una atajada; el partido sigue”. En el inicio de su participación en Forbes Money Summit, el exministro de la Nación hizo un balance sobre el principio de acuerdo con los grandes acreedores. Para el economista, la renegociación “era algo necesario pero no es suficiente”, ya que -enfatizó- “no resuelve problemas estructurales de la economía argentina”. Por eso, hizo hincapié en el déficit fiscal y subrayó que “mientras lo tengamos, vamos a seguir acumulando deuda”. 

Sobre la negociación con el Fondo Monetario Internacional, opinó que si bien el FMI acompañó la negociación con los acreedores, “la conversación va a exigir que la Argentina fije un sendero en medio de la incertidumbre presente”, y eso no puede ser sinónimo de decir “vamos viendo”. Hay que llevar “un plan consistente, con metas y horizontes”, precisó: "Una vez que se cierre la puerta, se acaba el relato y empiezan los números".

Lacunza respondió sobre la posibilidad de volver al mercado en busca de financiamiento. Para el exministro, está claro que no se puede “alimentar la escasez con la emisión” y que la transición “va a haber que financiarla”. Sin embargo, aclaró que lo importante es explicar cómo se va a financiar el gasto transitorio de la pandemia, sino se “generará mayor incertidumbre”.

Hernán Lacunza en #ForbesMoney.

Suscribite para ver el evento completo en este link.

Vicentin y las "señales contradictorias"

“Lo importante ahora es mostrar un sendero. Más allá del acuerdo con los acreedores, semanas antes estábamos hablando de la expropiación de Vicentin. Eso ocurrió sólo dos meses atrás. Entonces, no se sabe bien aún el norte que vamos a tomar. Las señales que dan desde el Gobierno son difusas y contradictorias”, manifestó.

A pesar de las voces oficiales del Gobierno que sugieren que este Fondo es distinto al de antes, Lacunza aseguró que “es un extremo pensar que vamos a modificar los plazos de vencimiento de deuda con el Fondo sin ningún plan que muestre un camino consistente”. Si bien reconoció que se pueden revisar algunos aspectos más dogmáticos que el Fondo tenía en el pasado, “ninguna deuda va a ser pagable si no vamos hacia un sendero de equilibrio fiscal”.

Ante la consulta de si el 2021, un año electoral, puede influir en las metas fiscales y económicas del Gobierno, el economista fue claro: “Tenemos que salir de esta lógica de cebar el gasto público en los años impares. No es excusa que haya un año electoral. Hay un bien superior para que no tengamos deuda dentro de cinco años”.

Por último, Lacunza profundizó sobre la economía postpandemia. Desde su óptica, el rebote de la oferta va a ser rápido pero no va a suceder lo mismo con la demanda. “No vamos a recuperar los niveles de principio de año. A esa insuficiencia de recuperación no podemos responder con el dogma, decir 'vamos a ser más Estado'. Si eso quiere decir más gasto, hay que ver cómo nos vamos a financiar”, completó.

Consultado sobre el desempeño de Martín Guzmán, su antecesor respondió que "es más fácil hablar en un seminario o en los diarios que cuando estás en la función. Por eso no quiero hacer valoraciones personales". En ese sentido, también se refirió a las críticas que despertó el reperfilamiento sobre la deuda que decretó durante su mandato: "Teníamos que pensar en el mal menor posible en un contexto muy díficil. Teníamos que preservar el bienestar general".

loading next article