Forbes Argentina
Warren Buffet
Millonarios

Wall Street: el nuevo sector favorito de Warren Buffett registró un 'ascenso meteórico'

Jonathan Ponciano

Share

01 Abril de 2022 18.44

El mercado de valores cerró el jueves su peor trimestre desde la caída del mercado inducida por la pandemia a principios de 2020, pero un resurgimiento del sector energético, impulsado por el aumento de los precios del petróleo, ha registrado un repunte impresionante, y los expertos predicen que el aumento solo continuará en medio de una mayor inflación y aumento de las tasas de interés.

Aunque el S&P 500 más amplio cayó un 4,9 % en el primer trimestre, el índice S&P 500 Energy se ha disparado casi un 40%, eclipsando la segunda mejor ganancia del 4 % (por servicios públicos) y marcando uno de los tres únicos sectores en territorio positivo.

La caída del S&P desde enero ha "reanimado" a los inversionistas optimistas, pero el sector energético ha logrado un "ascenso meteórico", dijo Savita Subramanian de Bank of America en una nota a los clientes la semana pasada, prediciendo que el sector debería continuar creciendo incluso los riesgos geopolíticos disminuyen y la inflación elevada continúa.

Encabezando el impresionante avance del primer trimestre del sector, las acciones de S&P de Occidental Petroleum se dispararon más del 98% impulsadas por una nueva inversión de casi US$ 1 mil millones a principios de este mes del legendario inversionista Warren Buffett.

La semana pasada, el analista de BMO Capital, Phillip Jungwirth, aplaudió el plan "ambicioso y visionario" de Occidental Petroleum para lograr emisiones netas cero antes de 2040, haciéndose eco de los elogios de Buffett, quien el mes pasado dijo que Berkshire "compró todo lo que pudo” después de quedar impresionado por la CEO Vicki Hollub en la última llamada de ganancias de Occidental.

Warren Buffett
Warren Buffett

Aunque las acciones de energía se desplomaron cuando los bloqueos por la pandemia hundieron la demanda de petróleo en el primer trimestre de 2020, el sector ahora ha más que recuperado esas pérdidas: de las diez acciones de S&P con mejor desempeño este trimestre, siete provienen del sector de energía, con Halliburton, Apa y Marathon aumentando un 67 %, 55 % y 55 %, respectivamente, alcanzando sus niveles más altos en casi cuatro años.

Con los precios del petróleo todavía por encima de los 100 dólares por barril, las acciones energéticas podrían ser víctimas de una liquidación “instintiva” en caso de que se reduzcan las tensiones entre Rusia y Ucrania, pero los precios de las acciones todavía están cerca de mínimos históricos en relación con las ganancias, y el sector también está trabajando para atraer inversores con conciencia social con planes de descarbonización (como el de Occidental) e incentivos, dice Subramanian.

Los precios del petróleo se han disparado durante los últimos dos años, alimentando la volatilidad entre las acciones de energía que tienden a moverse en tándem. Los precios se filtraron en territorio negativo por primera vez en la historia durante la primavera de 2020, cuando los bloqueos de Covid-19 llevaron a un exceso de suministro que se volvió demasiado costoso de mantener.

Aunque el S&P volvió a alcanzar nuevos máximos en seis meses, los precios del petróleo no se recuperaron. Exxon Mobil, la compañía petrolera más grande del país, finalizó el año como una de las acciones con peor desempeño, con una caída del 40%. 

petroleo y dinero
 

La reapertura de la economía y el estímulo fiscal masivo ayudaron a impulsar uno de los comienzos más fuertes de un mercado alcista de la historia, gracias en gran parte a las bajas tasas de interés, dijo Jeff Buchbinder de LPL Financial en comentarios por correo electrónico. Ahora, con la Reserva Federal aumentando las tasas y retirando su apoyo económico, las acciones, y en particular las tecnológicas, están en apuros. El sector de servicios de comunicación, que incluye a Meta, matriz de Facebook, y Alphabet de Google, se ha desplomado un 10% este año, mientras que el sector de tecnología de la información se ha desplomado un 8,5%.

Aunque el aumento de los precios del petróleo ha sido una bendición para las empresas de energía, a algunos analistas les preocupa que sus implicaciones puedan frenar el crecimiento económico. En una nota a los clientes este mes, Ethan Harris, de Bank of America, dijo que le preocupa que un endurecimiento de la Fed más fuerte de lo previsto, combinado con un impacto en el precio del petróleo u otro evento imprevisto, represente un "riesgo grave" de recesión.

El lunes, el banco dijo que espera aumentos de tasas más rápidos a la luz de la inflación sostenida y redujo su pronóstico de crecimiento del producto interno bruto el próximo año a 1,7% desde 1,8%, en comparación con 5,7% el año pasado.

 

*Con información de Forbes US.

loading next article