Forbes Argentina
Alejandro Malgor
Liderazgo

De Promesa Forbes a Joven Líder Mundial: ¿Cómo piensa Alejandro Malgor?

Agustín Jamele

Share

En 2017, Alejandro Malgor fue destacado por Forbes por ser el fundador de Xinca, una empresa que fabrica zapatillas a partir de neumáticos reciclados. Actualmente es miembro del programa Jóvenes Líderes Mundiales y busca llevar su marca a más países.

17 Febrero de 2022 16.06

En 2017, Alejandro Malgor fue elegido por Forbes como una de las 30 promesas del país. El fundador de la empresa B de origen mendocino Xinca, diseñadora y creadora de zapatillas hechas a base de neumáticos reciclados, fue destacado en ese momento por combinar su visión laboral y empresarial con su compromiso socioambiental. 

Un año más tarde, Malgor fue elegido por el Foro Económico Mundial para formar parte de un grupo denominado Jóvenes Líderes Mundiales. “Cada año, 100 nuevos jóvenes de todas las latitudes y de todos los ámbitos son elegidos para unirse a una comunidad y un programa de clase mundial de cinco años que nos desafía a pensar más allá de nuestros ámbitos de experiencia y ser líderes más impactantes”, le cuenta el fundador de Xinca a Forbes Argentina

Alejandro Malgor fundó Xinca, una empresa que fabrica zapatillas a partir de neumáticos reciclados

-¿Qué significa formar parte de este grupo?

-Esta distinción se otorga a quienes tengan un compromiso demostrado a servir a la sociedad en general y posean un reconocido récord de logros extraordinarios, experiencia de liderazgo importante y una clara indicación de que esto continuará por el resto de su carrera. Los seleccionados se unen a una comunidad y un programa de clase mundial de cinco años con educación gratuita en las mejores Universidades del mundo, entre otros eventos que marcan agenda. En mi caso, en marzo me voy a Harvard a estudiar sobre Políticas Públicas y Sustentabilidad. 

-¿Quiénes forman parte? 

-Entre los actuales y antiguos YGL se encuentran jefes de gobierno como el británico David Cameron y Emmanuel Macron. También los fundadores de Facebook, Google, Twitter y deportistas destacados como Tiger Woods o Steffi Graf. Además, hay actores como Di Caprio y Ashton Kutcher, entre otros.

La presentación de Alejandro Malgor en el YGL

-¿Qué representa para vos este nombramiento?

-Primero me siento honrado porque fue Esteban Bullrich quien me postuló y creyó en mi potencial para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor. Segundo lo tomo con mucho orgullo y responsabilidad para poder volcar todo lo aprendido en mi país y también en la región.

-¿Cómo fue crear una de las primeras empresas sustentables de Argentina?

-No es nada sencillo emprender en nuestro país y más complejo aún buscar que el desarrollo económico sea tan importante como el social y el ambiental. Pero con mis socios (Nazareno y Ezequiel) siempre fuimos bastante rebeldes e inconformistas y que nos dijeran que era imposible tener un negocio rentable y al mismo tiempo cuidar el planeta, nos daba la determinación para por lo menos intentarlo.  Lo que hicimos fue por una convicción mucho más allá del desarrollo profesional o económico. La rentabilidad iba a ser una consecuencia de lo que hiciéramos.

Alejandro Malgor con zapatillas de Xinca

Por suerte, después de más de 8 años ya hay más de 112 empresas B en Argentina, muchas en procesos de certificar y muchas buscando hacer las cosas mejor. Nuestro país es noveno en el ranking mundial de empresas con certificación B. ¡En algo bueno estamos en el top 10!

-¿Cómo ves el desarrollo sostenible en Latinoamérica?

-Tengo la suerte de coincidir en eventos con varios emprendedores latinos que están revolucionando los mercados actuales, que están haciendo una diferencia en sus países y me da mucho optimismo. Veo un cambio cultural clave donde entendemos que si le va bien al de al lado, nos va bien a todos. Y este cambio trae nuevas oportunidades.

-¿Por qué crees que se da ese cambio?

-Creo que durante mucho tiempo fuimos testigos de una generación empresarial que buscaba generar rentabilidad y riqueza económica. Eso era ser exitoso. Ahora viene una nueva generación a replantear esto. Totalmente diferente. Aceptando que no son peores sino que es otro momento de la humanidad donde necesitamos otras cosas, y algunas muy urgentes. Donde nuestro ideal de progreso se basa en ser rentables poniendo a las personas y el medio ambiente como factores claves del desarrollo y no a costa de ellos.

La edición del YGL del 2018 eligió a Alejandro Malgor para formar parte de la comunidad

-¿Cómo ves el futuro de las empresas?

-Actualizarse con los nuevos tiempos va a ser clave para la supervivencia de los negocios. Hoy tenemos la posibilidad de reflexionar y cuestionar las cosas para poder cambiarlas. Y aquellos que no generen valor para la sociedad, innovando, conectando con la realidad, la van a tener muy difícil. Creo que a todos nos mueve el propósito de buscar soluciones para nuestras comunidades y mejorar la situación actual. Hay muchas soluciones inesperadas a problemas sociales y ambientales que son comunes para todos los países.

-¿Qué destacarías?

-Veo cosas muy positivas. Un ejemplo podría ser que los Ministros de Medioambiente de Ecuador, Colombia y Costa Rica se unen para trabajar en equipo para promover y fortalecer la conservación como principal mecanismo de desarrollo social y sostenible en América Latina y El Caribe.

Alejandro Malgor

-¿En qué momento te encontrás vos con tu empresa Xinca?

-Hoy estamos buscando inversión para llevar la marca a otro nivel, a otros países. Es una marca muy deseada por los consumidores. Que entienden que con sus compras también pueden generar un impacto positivo. Estos últimos años nos sirvieron para consolidarnos y entender nuestro modelo de negocio. Siento que hoy estamos mejor preparados para dar otro paso.

-¿Qué planes tenés a futuro?

-Luego de 8 años de emprender con una mirada social y esta oportunidad que me dio el World Economic Forum de capacitarme con los mejores, me hace ver que todavía hay mucho por recorrer, por contagiar y que me gustaría poder acompañar a otras empresas que están buscando hacer las cosas mejor.  Cada empresa debe comenzar a analizarse por dentro. Comenzar a hacerse preguntas y cuestionar qué cosas pueden seguir haciendo y cuáles no. Muchos venimos empujando estos cambios desde hace tiempo. Este camino, este proceso hacia la sostenibilidad y la inclusión económica. Que claro que no es fácil. Ojalá dejemos de ver normales las cosas que están mal. Nuestra indiferencia puede haber sido un gran problema.

loading next article