Forbes Argentina
mural
Liderazgo
Share

Cerró este martes una Serie C de US$ 50 millones, lo que le permitió ingresar a la mesa chica de los unicornios y generar que la empresa valga US$2.000 millones. Esta inversión tiene capital codirigido con Insight Partners y Tiger Global.

20 Julio de 2021 15.23

La compañía Mural cerró este martes una Serie C de US$ 50 millones, lo que le permitió ingresar a la mesa chica de los unicornios y generar que la empresa valga US$2.000 millones. Esta inversión tiene capital codirigido con Insight Partners y Tiger Global y se suma a otras potencias del país que ya estaban incluidos en el listado como Mercado Libre, Despegar, OLX y Globant.

La empresa fue creada en 2011 por Patricio Jutard, Mariano Battan y Agustín Soler. Es una plataforma que crea softwares y que busca replicar lo que sería una sala de reuniones, pero de manera digital y virtual para generar proyectos creativos de forma colaborativa.

Patricio Jutard, el CEO

Con la pandemia, muchas plataformas empezaron a tener un boom que muy pocos creían que podía pasar. 

En el 2020 la empresa triplicó sus ventas y sumaron más de un millón de usuarios en todo el mundo. Desde ese momento el crecimiento demostró buenos números que permitieron seguir aumentando la capacidad de la plataforma.

En agosto del año pasado estaba valorada en US$500 millones luego de cerrar la ronda en US$118 millones. Estos índices ya mostraban el aumento que fue generando la empresa a lo largo de la cuarentena y que permitió que ahora sea el sexto unicornio argentino.

Actualmente Mural tiene doscientos cincuenta empleados y una sede en San Francisco. A su vez tiene presencia tanto en Argentina como en Europa y este anuncio le permitirá poder expandirse aún más y generar más puestos de trabajo.

Su mercado principal es Estados Unidos y las grandes compañías de software, tecnología y finanzas, sus principales clientes, porque son las que más están invirtiendo en innovación, según Jutard. Empresas como IBM, IDEO, Autodesk, Intuit, GitHub y Atlassian son algunas de las que apuestan por MURAL. 



Su solución es usada por compañías cuyos equipos de trabajo están distribuidos por el mundo (o en un mismo país, pero que no están físicamente juntos). De hecho, la empresa cuenta con oficinas en San Francisco (Estados Unidos), Buenos Aires (Argentina) y Europa. Además de que los propios integrantes de la empresa están repartidos en distintos países. Los otros fundadores, el director general, Mariano Suárez-Battan, está en San Francisco (Estados Unidos) y Agustín Soler, director de producto, se encuentra en Buenos Aires, como Jutard.

Nacida en 2011, MURAL es fruto de un proceso donde el trabajo remoto siempre estuvo presente. Años antes Suárez-Battan y Jutard fundaron un estudio de videojuegos llamado Three Melons que más tarde fue comprado por Playdom/Disney. 



Allí, ellos empezaron a trabajar a distancia pero la forma en que se hacía era un proceso “doloroso”, recuerda Jutard. Echaban de menos el ambiente de las salas de reuniones en el que el equipo diseñaba un nuevo producto “usando las paredes, pizarrones, haciendo diagramas, poniendo ideas en post-it de colores”. Un espacio en el que se sumergían en el propio juego y la cocreación era mucho más fluida. 



Y así fue como surgió MURAL, tratando de replicar esta experiencia de la sala de reuniones en el mundo digital, con el objetivo de integrar en una misma discusión, al mismo tiempo, a gente distribuida en distintas geografías, para hacer de esta vivencia una más inmersiva, más visual y más coparticipativa.

¿Qué son las empresas unicornios?

Son aquellas que poseen una valuación de US$1.000 millones o más durante su etapa inicial de lanzamiento en el mercado sin haber salido de la bolsa. En el 2020 hubo más de 20 empresas que tuvieron esa valuación, de las cuales cinco son argentinas.

El término de “empresa unicornio” fue utilizado por primera vez en 2013 por la inversionista estadounidense Aileen Lee, en su artículo “Welcome to the unicorn club: learning from billion-dollar startups” para explicar lo “mágico” de estas empresas tecnológicas valoradas en más de USD 1.000 millones.

* Micaela Cendra/ NA