Forbes Argentina
Locus Robotics
Innovacion

Cómo es Locus Robotics, el primer unicornio robótico

Amy Feldman

Share

Esta semana, la compañía dijo que recaudó US$ 150 millones liderados por Tiger Global y Bond, a una valoración de US$ 1.000 millones

21 Febrero de 2021 10.00

Los robots que pueden ayudar a los minoristas a mantenerse al día con Amazon se están transformando en un producto candente y los inversores se están dando cuenta. Ayer, uno de estos fabricantes de robótica industrial, Locus Robotics, dijo que recaudó US$ 150 millones liderados por Tiger Global y Bond a una valoración de US$ 1.000 millones. Fue uno de los primeros en alcanzar el nivel de unicornio.

Locus, con sede en Wilmington, Massachusetts, fabrica robots móviles autónomos, a los que llama "LocusBots", que pueden recoger artículos en los almacenes. Si bien la compañía se negó a revelar los ingresos, Rick Faulk, director ejecutivo, confirmó que se encuentran entre US$ 10 millones y US$ 100 millones, y que están creciendo tan rápido que podrían alcanzar la última cifra en unos pocos años. Locus tiene unos 4.000 robots en el campo en la actualidad, en más de 40 clientes, incluido el gigante de envíos DHL y el minorista británico de salud y belleza Boots UK. 

“Esta es una industria que operó de la misma manera durante 50 años, y en cierto modo funcionó”, dice Faulk. "Ahora entienden que para sobrevivir necesitan automatizarse".

En 2014, la empresa se separó de la empresa de logística Quiet Logistics después de que Amazon comprara Kiva Systems y dejara de vender sus robots a empresas como Quiet, que los había implementado para el comercio electrónico. Faulk, un emprendedor en serie de 71 años que lideró con éxito la salida de tres empresas tecnológicas anteriores, asumió el puesto de director ejecutivo del cofundador Bruce Welty en 2016.

La adquisición de Kiva por parte de Amazon desencadenó una especie de carrera armamentista para desarrollar robots mejores y más eficientes que pudieran manejar la aglomeración de negocios en los almacenes a medida que explotaba el comercio electrónico. El impulso de la automatización para aumentar la eficiencia y manejar la creciente demanda, y competir con Amazon, aumentó considerablemente durante el Covid-19. Los competidores de Locus incluyen Fetch Robotics y GreyOrange, entre otras firmas de robótica.

Durante los últimos seis meses, dice Faulk, los pedidos online aumentaron del 11% del negocio total al 16%, presionando a los operadores para que aumenten la automatización. La gran mayoría de los almacenes -alrededor del 95%, que representan 100.000 edificios en todo el mundo, según Faulk- siguen funcionando manualmente. La compañía dice que puede duplicar, o incluso triplicar, la productividad del cumplimiento con una precisión cercana al 100%. "El efecto Amazon realmente está impulsando la industria", dice.

En una señal de cuán caliente se volvió esta área, la valoración de Locus se triplicó en solo ocho meses, de US$ 361 millones después de una ronda de financiamiento de la Serie D en junio pasado, según la base de datos de capital de riesgo PitchBook. Locus ahora recaudó más de US$ 260 millones.

Con la nueva financiación, la firma tiene la intención de expandir sus operaciones globales, incluso a Asia, y continuar invirtiendo en investigación y desarrollo para agregar nuevas características y funcionalidades. La compañía ya ofrece visualización de datos en tiempo real para rastrear las operaciones del almacén en un iPhone o tecnología portátil, y planea continuar agregando a esas capacidades con inteligencia artificial y aprendizaje automático. “Literalmente estaba mirando uno de nuestros edificios hace unos minutos”, dice Faulk.

A continuación, Faulk dice que ahora está "alineando las cartas" para hacer pública la empresa, aunque aún no ha establecido un calendario. “Creemos que Locus debería ser una empresa pública”, dice. "Tendremos la escala para hacerlo".

Nota publicada en Forbes US.