Forbes Argentina
Yuno
Negocios

Tras levantar US$ 10 millones, llega al país una fintech que busca talento argentino

Forbes Digital

Share

Yuno, una startup antifraude creada por los cofundadores de Rappi, encamina su llegada al país para los próximos meses y asegura que apuesta al talento argentino porque hace la diferencia.

21 Marzo de 2022 08.02

Yuno, la nueva startup latina fundada por dos ex- Rappi, recaudó en su ronda inicial US$ 10 millones con el fin de llevar a las empresas latinoamericanas una solución fácil de pago online, que resuelve el problema de administrar múltiples métodos de pago e incluye herramientas de detección de fraude, que resultan costosas y difíciles de administrar.  

Los emprendedores colombianos, Juan Pablo Ortega y Julián Núñez, de amplia experiencia en el mercado fintech mundial, aprovecharon su experiencia en Rappi (SaaS) para entender que las amenazas a la ciberseguridad son parte de los principales problemas de las empresas de todos los tamaños en la región. 

Un mercado fragmentado y complejo como el latino hace que una sola solución no pueda resolver todos los problemas, lo que obliga a las empresas a integrar diferentes proveedores de pago debido al alto nivel de fraude, la baja aceptación y las bajas tasas de conversión.  

Además, la región ha visto un aumento de nuevos métodos de pago alternativos que han empeorado el problema. “Aceptar y optimizar los pagos en línea no debería ser un contratiempo para las empresas. Creamos una solución definitiva para ayudarlos a que el pago en línea sea rápido, fácil y seguro y que, de ese modo, las empresas puedan concentrarse en su negocio principal”, explicó Julián Núñez, cofundador de Yuno. 

Yuno

La empresa llegó al mercado colombiano, a México y a Brasil, donde está trabajando con algunas de las compañías de comercio electrónico más grandes del continente --como Rappi-- ayudándolas a reasignar recursos de pagos y evitar fraudes a su negocio, mientras mejoran drásticamente sus conversiones de pago. Tienen planeado comenzar con sus operaciones en la Argentina en junio. Lo harán integrando los procesadores de pago directo con Mercado Pago. Chile y Perú serían sus próximos destinos. 

Argentina, talento y expansión 

Actualmente, la firma tiene 40 empleados y uno de sus principales objetivos para fines de abril es llegar a los 100, apostando a la Argentina como el semillero más grande en talentos. “A nivel mundial Argentina tiene una gran reputación por la calidad de sus profesionales IT (arquitectos informáticos, ingenieros, etc). Tanto por su conocimiento como por su capacidad de innovar a la hora de resolver problemas”, comentó Ortega. “Cuando evaluamos cuáles serían los recursos humanos que nos ayudarían a marcar la diferencia apostamos por el talento argentino. El país exhibe más experiencia que el resto de Latinoamérica y además los expertos le suman su impronta”, agregó.  

“La pandemia aceleró la transformación y potenció los cambios en materia financiera, uno de los mercados con mayor crecimiento. A nivel continental estamos listos para competir mundialmente y brindar soluciones a la altura, siempre priorizando la ciberseguridad de nuestros usuarios en un ecosistema cada vez más amenazado por casos de hackeo y fraude. Entendemos que la mejor forma de contrarrestarlos es a través de equipos sólidos que trabajen por la educación de sus usuarios en esta nueva realidad”, remarcó Ortega. 

Una dupla exitosa 

Durante su etapa en Rappi, en la que ambos jóvenes socios se conocieron en el equipo de pagos, tuvieron que enfrentar el problema de la optimización de pagos y lograron plantear una solución exitosa. “Ahora queremos transferir ese conocimiento y esa solución a otras empresas para que no sufran el mismo problema en el futuro, frente a un mercado cambiante y demandante”, sumó Ortega.

Ortega construyó y escaló los equipos y capacidades de Pagos y Fraude de la plataforma de envío de mercadería, mientras diseñaba la construcción del brazo de servicios financieros de Rappi, RappiBank. Núñez, por su parte, creó el pago con un clic de Rappi, Paga con Rappi y dirigió la unidad comercial de comercio electrónico de Rappi. 

Yuno



Ese expertise, conocimiento del mercado y creatividad los llevó en 2021 a amplificar sus conocimientos y crear Yuno junto a un equipo de expertos en arquitectura digital y servicios financieros. Formalmente la empresa comenzó a operar en enero de 2022, cuando obtuvieron su primer cheque, y semanas después cerraron una ronda semilla recaudando US$ 10 millones. Desde ese momento vienen creciendo exponencialmente y creando una gran red para LATAM con proyección mundial en los próximos meses.   

Los inversores

Andreessen Horowitz, una empresa de capital de riesgo con sede en Silicon Valley, proporcionó una inversión inicial para Yuno como parte del programa de la empresa para fundadores de nuevas fintech. 

Kaszek, que codirigió la ronda, es el fondo de capital de riesgo de etapa inicial más grande de América Latina, y uno de los primeros inversionistas en Nubank, Kavak, Quinto Andar y Bitso. “Yuno es una empresa extraordinaria y única, dado el nivel de experiencia, los conocimientos técnicos y la audacia para perseguir grandes oportunidades. Están resolviendo un problema clave para el futuro de la región”, compartió Nicolás Berman, socio de Kaszek. 

Monashees, que codirigió la inversión, es una de las firmas pioneras en etapas iniciales de América Latina con casi dos décadas de experiencia exitosa invirtiendo en la región. Marcelo Lima, socio de Monashees, señaló: “En el ecosistema de pagos de América Latina todavía hay grandes puntos débiles en la forma en que se les paga a los comerciantes, cómo se orquestan estos pagos y cómo brindar una experiencia perfecta para los clientes. Es un problema multimillonario en la región, y el enfoque de Yuno será la solución”. 

Nazca, Latitud, OneVC, Opera Ventures, Saurabh Gupta, socio de DST Global e inversionistas ángeles, incluidos Simón Borrero, cofundador y director ejecutivo de Rappi, entre otros, también invirtieron en Yuno. 

loading next article