Forbes Argentina
Leonardo Cositorto
Negocios
Share

Falsas publicidades, promociones engañosas y denuncias por estafas atentan directamente contra Leonardo Cositorto y su "holding".

05 Enero de 2022 17.54

Recientemente, gracias al usuario de Twitter "Osvaldo Beto Mendeleiev" (@BetoMendeleiev), quien tomó su nombre del personaje de Peter Capusotto, se dio a conocer que Zoe Capital, Generación Zoe, Zoe Cash y demás proyectos de este "holding" de Leonardo Cositorto y Maximiliano Batista podrían no ser lo que prometen.

 

Nota relacionada: La CNV le inició un sumario a Zoe y emite una alerta internacional

Ahora, tras continuar con su investigación, "Beto" y sus seguidores descubrieron nuevas pistas que podrían complicar aún más a Cositorto y compañía.

En primer lugar, publicaron una publicidad de Zoe que vuelve a prometer un retorno en dólares del 100% en solo tres meses, al cual solo se puede acceder realizando una inversión de entre USD 1.500 y USD 30.000.

Nuevamente, es importante recordar que no solo una rentabilidad de este nivel es imposible de garantizar, sino que también Zoe no está autorizada para participar de la industria financiera, tal como salió a aclarar la Comisión Nacional de Valores (CNV).

"Esta desesperación radica en que si no consiguen más gente (nuevos estafados) para sostener la base de la pirámide, los que están arriba (estafados anteriores que se convierten en estafadores) no cobran y se derrumba el Ponzi. No creo que duren muchos meses más", expresó "Beto".

Posteriormente, también se dio a conocer que Zoe Cash, la criptomoneda del "Grupo Zoe" que subió cerca de un 38% en dólares en un solo día, no se puede vender debido a que se trata de un token congelado, por lo que su precio es completamente ficticio dado que no existe oferta que complemente la demanda.

En el primer hilo de Twitter que armó "Beto" exponiendo públicamente la potencial estafa que habría detrás de Zoe, se destacó que Leonardo Cositorto habría comprado personalmente una mina de oro para respaldar sus criptomonedas.

Ahora, de acuerdo a una fuente del twittero, esta mina de oro sí existiría, pero tendría un tamaño tan pequeño que no serviría para extraer lo requerido.

Y por si la situación todavía no fuera sospechosa, salieron a la luz expedientes históricos de la justicia que muestran múltiples denuncias por estafa acusando a Leonardo Cositorto.

Además, "Beto" también reveló cómo Cositorto engañó a sus potenciales clientes y seguidores al afirmar que Zoe contaba con presencia publicitaria en el automovilismo mostrando imágenes editadas.

Y, para terminar, el impulsor de esta investigación mostró una captura de pantalla en la que una fuente anónima informó que Zoe cuenta con oficinas en Núñez, lugar en donde un encargado de los pagos habría expresado: "Se me viene mucha gente a cobrar y no hay dólares. Muchos esperan tres o cuatro horas hasta pagarles y le entrego un recibo de esos que se usan de presupuesto que podés comprar en cualquier librería de Once".

Para conocer un poco más sobre la situación de Zoe y Leonardo Cositorto, Forbes Argentina se intentó comunicar con seis actores esenciales del mercado financiero local, quienes decidieron no brindar comentarios por desinterés y/o desconocimiento.

loading next article