Forbes Argentina
EQT Corp.
Negocios

Los hermanos que lograron transformarse en los amos del "fracking" en EE.UU

Christopher Helman

Share

Toby, Daniel y Dereck Rice controlan EQT Corp., el mayor productor de gas natural de Estados Unidos. Así fue su camino al éxito.

04 Enero de 2022 10.10

EQT Corp. es una empresa reconocida en el negocio de la energía, que se remonta 133 años atrás a los primeros días de la perforación de gas en Pensilvania. Aunque nadie lo diría por el despacho de Toby Z. Rice, su director general de 39 años

Rice trabaja en un estudio de taekwondo reconvertido en el piso de arriba de una licorería estatal en los suburbios de Carnegie (Pensilvania), a 15 minutos del centro de Pittsburgh, decorada con un Iron Man de tamaño natural con una máscara de gorila en la cabeza, arte inspirado en los grafitis y una bandera de Gadsden que dice "Don't Tread on Me".

¿Cómo ha acabado este millennial poco convencional dirigiendo la mayor productora de gas natural del país? 

Toby formó equipo con su familia, tuvo suerte en su exploración del Marcellus e hizo grandes apuestas. Sus socios en la explotación de gas son sus hermanos Daniel, de 41 años, y Derek, de 36. Empezaron con un capital de US$ 70 millones en préstamos de un fideicomiso financiado por su padre. No les ha ido nada mal: ahora, los tres valen más de US$ 700 millones.

El Marcellus es un yacimiento de pizarra que se extiende bajo tierra desde Nueva York hasta Virginia Occidental. La tecnología de fracturación hidráulica hizo que esta capa de roca se volviera valiosa de la noche a la mañana, justo en el momento en que los hermanos se metieron en el negocio del gas.

Viajar a Nueva York - Lonely Planet

Toby, Daniel y Derek crecieron en Boston, viviendo con su madre tras el divorcio de sus padres. Desde pequeños jugaban al béisbol y aprendían sobre negocios viendo de su familia inmigrantes armenios. Su madre trabajaba en el sector de la restauración, mientras que su padre, Daniel Rice III, gestionaba una cartera de recursos naturales en BlackRock. Gracias a esto, obtuvo una ganancia inesperada en comisiones de rendimiento de fondos de cobertura y decidió que sus hijos debían hacer algo grande con ella. «Plantó la semilla en nuestra cabeza», dice Daniel el más joven.

Pero primero tuvieron que prepararse. Daniel aprendió sobre petróleo y gas en Tyco, Transocean y el banco de inversión Tudor, Pickering, Holt & Co. Derek se convirtió en geólogo petrolero, especializado en el nuevo campo de la perforación de formaciones de esquisto. Toby, un jugador de béisbol universitario que no fue reclutado, trabajó como peón en una plataforma petrolífera de Texas ganando 9 dólares la hora (más 2 dólares en concepto de seguridad si todo el mundo mantenía los dedos) y lo dejó de trabajar para hacerse un máster en facturación hidráulica cuando el trío formó Rice Energy en 2007.

El fracking es la forma más dañina de producción de energía? -  LatinAmerican Post

Durante el inicio de la revolución del fracking -cuando se había explotaba el gran yacimiento de gas de esquisto, el Barnett, cerca de Fort Worth (Texas)-, los hermanos fueron a por el esquisto Marcellus de Pensilvania, porque operadores mucho más grandes, como Chesapeake Energy, también estaban empezando a arrendar terrenos perforables allí.

Toby vivía en su camioneta, rastreando a los terratenientes para llegar a acuerdos de arrendamiento de propiedades que los grandes habían dejado pasar. "Me he sentado en más mesas de cocina con más agricultores y terratenientes que cualquier político de esta región", dice Toby. Añade Daniel: "Empiezas a poner restos sobre restos, y de repente tienes espacio para cuatro pozos".

Su padre dejó de prestar atención a los números en 2009, tras cuestionar un cheque de US$ 2.300 que Toby había extendido al Club 4-H del condado de Washington, en Pensilvania. Había ganado una subasta benéfica por un conejo, superando a su rival de arrendamiento Range Resources. Eso hace que se le tenga en cuenta. «Asaltamos la cuenca», dice Derek.

¿Cómo funciona el fracking?

Se utilizan brocas orientables que perforan tres kilómetros hasta hacer una intersección en una fina capa de esquisto con hidrocarburos, y luego giran lateralmente a través de la capa de esquisto. Después de cementar la tubería en el agujero, el perforador utiliza cargas puntuales para hacer agujeros en la tubería, y luego fractura la roca inyectando millones de galones de agua mezclada con arena por la tubería a alta presión.

Los hermanos Rice magnificaron el proceso, usando una tonelada de arena por cada pie de distancia lateral, el triple de lo que usaban otros. Los pozos de esquisto del Barnett se consideraban grandes si entraban en funcionamiento con más de 113.000 metros cúbicos día. (28,3 metros cúbicos tienen el contenido energético de 32,5 litros de gasolina). Rice Energy empezó a hacer pozos de Marcellus con 849.505 metros cúbicos al día.

Toby Rice talks about his first days as EQT CEO - Pittsburgh Business Times
Toby Z. Rice, su director general de 39 años. 

«Esperábamos algo tan bueno como el Barnett. En lugar de eso, nos metimos en el mayor yacimiento de gas natural de todo el país«, dice Derek, que vivía en una caravana en las obras de perforación y se duchaba en las paradas de camiones. Los hermanos compartían una comida con cada nuevo empleado y bautizaban los proyectos de perforación con nombres de héroes de cómic.

El trío recaudó 1.000 millones de dólares en una oferta pública de 2014 para Rice Energy, en la que Daniel era el director ejecutivo, y otros 400 millones para una entidad hermana, una sociedad que poseía oleoductos. Derek dice que sabía que no eran más listos que nadie: "Está claro que nuestros compañeros iban a copiar nuestros diseños. Y entonces la oferta se iba a disparar". De hecho, la producción de gas del Marcellus se ha disparado, hasta más de 991 millones de metros cúbicos diarios, casi un tercio del total de Estados Unidos.

«Mentalmente estábamos preparados para dirigir esta empresa para siempre», dice Daniel, pero en 2017 EQT hizo una generosa oferta: US$ 6.700 millones en acciones y efectivo, más la asunción de US$ 1.500 millones de deuda. La familia Rice obtuvo unos 200 millones de dólares en efectivo y casi el 3% de las acciones de EQT. EQT Midstream Partners adquirió la sociedad de oleoductos fundada por Rice por otros 2.400 millones de dólares.

EQT CEO Toby Rice Joins Bipartisan Policy Center Council Building Clean  Energy Economy | Hart Energy

Pero poco después de cerrar los acuerdos, los Rice empezaron a recibir llamadas de accionistas descontentos. Bajo la dirección de Robert McNally, EQT había sobrepasado su presupuesto de capital en 300 millones de dólares. Estaba perforando pozos malos donde Rice había sacado oro. «Les dimos su programa de perforación para tres años», dice Derek. «No sabían lo que estaban haciendo después de tres meses». El precio de las acciones de EQT cayó un 45%.

Y llegó la hora de la lucha por el poder. Los inversores institucionales respaldaron la lista de Rice de siete miembros del consejo, que ganó el 80% de los votos. En julio de 2019 McNally estaba fuera y Toby Rice estaba dentro; Daniel está en el consejo de EQT; yy Derek es asesor. El nuevo jefe redujo la plantilla en una cuarta parte, hasta 650, e invirtió en software y sensores. Su panel de control, basado en Salesforce, le permite ver las condiciones de 3.000 pozos en 600 ubicaciones a lo largo de 647.497 hectáreas.

Rice Team wins proxy fight, takes control of EQT | Business |  observer-reporter.com

En los últimos meses, EQT ha adquirido las operaciones de Chevron en Marcellus por US$ 735 millones y las de Alta Resources por US$ 2.900 millones. Estas ampliaciones han llevado a la empresa a una producción diaria de gas de 155 millones de metros cúbicos al día, por delante de la segunda empresa, ExxonMobil.

Las grandes apuestas son a veces grandes errores. Es habitual que los productores de materias primas utilicen los futuros y las opciones para prever los volúmenes de producción y fijar los precios. Toby se excedió con sus coberturas y se vio sorprendido por la subida de los precios del gas de este año. Sus operaciones con opciones restaron 3.000 millones de dólares a los beneficios de 2021.

Pero después de ajustar sus coberturas, EQT tiene como objetivo en 2022 entregar US$ 2.000 millones en flujo de caja (ingresos netos más depreciación menos capex a nivel de mantenimiento) sobre unos ingresos de US$ 5.000 millones, según los analistas. Sus acciones han subido un 40% desde que Toby se hizo cargo de la empresa, por detrás de otras empresas del sector.

EQT Corporation Is About to Become America's Biggest Natural Gas Producer:  Here's What's Happening | The Motley Fool

Muchos ecologistas, y un número importante de políticos, querrían dejar fuera del negocio a las empresas de fracking. La revolución del gas de esquisto es la principal razón por la que las emisiones anuales de carbono de Estados Unidos han disminuido en casi mil millones de toneladas desde 2005, ya que las centrales eléctricas han cambiado el carbón por el gas natural. 

En el mismo periodo, China ha aumentado sus emisiones anuales en 4.700 millones de toneladas, con un incremento del uso del carbón. EQT está estudiando la posibilidad de licuar el gas de Marcellus y exportarlo fuera de la zona de Filadelfia. Si ese combustible llega a Asia y desplaza al carbón, ayudará a mitigar el cambio climático.

¿Y las fugas de metano, un gas de efecto invernadero más potente que el dióxido de carbono? Toby Rice muestra un cuadro de mando con los detalles de un programa de 20 millones de dólares para sustituir 9.000 válvulas neumáticas en los pozos por válvulas eléctricas que casi no pierden metano. Ha contratado al Proyecto Canary, un monitor de emisiones industriales, para que instale lo último en olfateadores basados en láser. El cofundador de Canary, Chris Romer, presume de que estos sensores son tan buenos que pueden decir si un trabajador de la plataforma ha comido judías en el almuerzo. Certificar que el gas se produce de forma responsable cuesta 2 céntimos por 28,3 m3. Pero esa certificación puede suponer una prima de 3 a 13 céntimos por 28,3 m3.

Natural gas producer EQT plans $1.8bn writedown of assets | Financial Times

Las acciones de EQT representan menos de una cuarta parte de la fortuna de los hermanos Rice. A través de Rice Investment Group, los tres han patrocinado dos empresas de adquisición con fines especiales. "No vamos a por cosas populares como la eólica y la solar. Vamos tras cosas que marcan la diferencia", dice Derek. Una de esas SPAC fue para Archaea Energy, uno de los mayores operadores y desarrolladores de proyectos para capturar el metano fugitivo que emerge de la basura en descomposición en los vertederos.

La captura de ese gas genera grandes créditos fiscales, suficientes para obtener 15 dólares de ingresos por 28,3 m3, frente a los 5 dólares del gas normal. "Vendemos un producto energético descarbonizado a la gente que tiene que usar combustibles fósiles", dice el fundador de Archaea, Nick Stork, de 37 años. Los hermanos Rice poseen una cuarta parte de las acciones, por valor de US$ 600 millones.

Naturalmente, Toby cree que aún tiene algo que demostrar. Para ello, seguramente tendrá que superar el estudio de taekwondo reconvertido. En su camioneta Dodge, lleva a un visitante a ver un complejo de fábricas en ruinas a orillas de Chartiers Creek y Whiskey Run, en el corazón de Carnegie, la pequeña ciudad que lleva el nombre del hombre de acero más famoso de Pensilvania. Con tantas fábricas cerradas, su población se ha reducido en un tercio desde su pico, pero Toby prevé un renacimiento. Quiere reutilizar y reconstruir un conjunto de almacenes y fábricas, creando espacios en los que el personal quiera venir a trabajar aunque no tenga que hacerlo, donde pueda ayudar a construir lo que él llama una cultura "shalennial". "Volveremos a almorzar con cada nueva contratación", dice.

Nota publicada en Forbes US.

Traducción: Nicolás Della Vecchia.

loading next article