Forbes Argentina
emprendedores treggo3 lonardi torchio wagner
Negocios

Crearon una empresa de logística para la última milla y crecieron más de 450%

Cecilia Valleboni Forbes Staff

Share

Treggo, la plataforma de envíos urbanos inmediatos, quintuplicó su operación durante la pandemia y espera facturar US$ 9 millones en 2021. Hoy, tiene más de 600 clientes y 2.500 repartidores. Su cofundador, Matías Lonardi, adelanta los planes y el desembarco en México.

04 Mayo de 2021 10.00

Matías Lonardi, cofundador de Treggo, se encuentra en la Ciudad de México desde principios de enero. Pese a la pandemia y a la virtualidad, llegó al D.F. para poner en marcha la nueva operación de su empresa. “Si estás lejos, te perdés una parte de la película. Es un mercado inmenso: me hablaban del tráfico y de la logística de la ciudad y yo necesitaba estar acá”, cuenta el emprendedor. Es que el año de aislamiento por COVID-19 fue un boom para el e-commerce, que registró un crecimiento del 124% según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). A la par, se dio el crecimiento en el rubro de logística y en particular para Treggo, la plataforma de envíos urbanos de paquetería pequeña y documentación, que brinda servicios con entregas en el mismo día.

“Nos gusta definirla como una plataforma tecnológica que resuelve la última milla, de forma colaborativa. Fue uno de los sectores que tuvo mayor impulso con la pandemia en toda la región”, asegura Lonardi. El 2020 fue récord en la historia de la empresa: quintuplicó su operación durante el aislamiento y experimentó un crecimiento de 455% entre Navidad y Año Nuevo. Además, comenzó el año con ocho empleados y lo cerró con más de 53 personas en su plantilla.

El segmento de la última milla fue uno de los que tuvieron mayor crecimiento en el mundo de la logística en los últimos años. Para Lonardi, cuando MercadoLibre lanzó Flex o el famoso “Llega hoy”, a principios de 2019, fue un gran impulso. “Entramos como una solución para los sellers de MercadoLibre, que incentiva a sus vendedores a enviar en el día aquello que venden”, asegura. El emprendedor cree que la logística tradicional “no se adapta a las nuevas necesidades de los consumidores” y ahí Treggo tiene una ventaja competitiva. “Compran online y quieren tenerlo el mismo día, con una buena experiencia de entrega, notificaciones y seguimiento en tiempo real”, destaca.

En la actualidad, Treggo cuenta con 2.500 repartidores independientes en siete ciudades de la Argentina (Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Tucumán y Mendoza) que tienen su propio vehículo, como bicicletas, autos, motos, fletes y hasta algunos camiones. Tiene más de 600 clientes, entre empresas y marcas que lo eligen para sus envíos. El 40% de los ingresos viene del segmento pharma, donde pisan fuerte entre farmacias, droguería y laboratorios. Además, tiene una buena participación en alimentos y bebidas; y, por último, la otra porción se divide entre moda e indumentaria, decoración y artículos de electrónica.

“Los consumidores tienen tanta oferta de productos que hoy las marcas tienen que diferenciarse con un envío rápido o un envío gratis porque si no pierden el deal”, destaca. Así, los consumidores son cada vez más exigentes con la logística, y Lonardi anticipa que todo será más inmediato o con una franja de horario de dos horas. “Sin duda llegará en el corto o mediano plazo”, enfatiza. Como desafío, menciona el emprendedor, habrá que trabajar en la sustentabilidad, en la infraestructura de las ciudades y el impacto en el medioambiente. De hecho, Treggo ya está trabajando en el uso de vehículos eléctricos.

Como ocurre en las aplicaciones para pedir autos o taxis, el cliente recibe los datos del mensajero junto con su foto y puede hacer un seguimiento en tiempo real. Cuando el destinatario recibe el envío debe firmar, de forma digital, en la pantalla del celular del mensajero. “Trabajamos mucho en avisos y notificaciones para el cliente para que pueda tener una experiencia tecnológica, y estamos integrados con los e-commerce”, asegura el ejecutivo. Además, en precio, Lonardi dice que Treggo es entre 30% y 40% más económico que la logística tradicional. “Es una propuesta muy atractiva para las empresas”, añade.

EL 40% DE LOS INGRESOS VIENE DEL SEGMENTO PHARMA, DONDE PISAN FUERTE ENTRE FARMACIAS, DROGUERÍA Y LABORATORIOS.

Los inicios de la compañía se remontan a una reunión con Nicolás Torchio -hoy CTO de Treggo- en el Starbucks del Alto Palermo en 2015. Juntos ya habían trabajado en Snaggy, una aplicación móvil para conectar a sus usuarios de una manera inteligente, es decir, proponiéndoles personas con las cuales comparten mismas locaciones, intereses o amigos en común. “Tenía un concepto muy similar a a Happn y fue mi primer golpe: aprendí mucho, sobre todo que el mundo de las apps es mejora e implementación continua, y me llevó a buscar un socio tecnológico. Ahí conocí a Torchio”, cuenta Lonardi, que se graduó de ingeniero industrial en la Universidad Católica Argentina (UCA) y trabajó en Shell y Praxair.

Pero esa tarde en la cafetería nació otro proyecto, que empezaron a gestar tomando como puntapié el crecimiento de plataformas como Uber o Cabify. “El foco era hacer algo con las motos y los envíos de mensajería. Hicimos un MVP (la sigla que refiere al Minimum Viable Product) y lanzamos Moto Fly en octubre de 2015, en nuestros tiempos libres”, rememora el emprendedor.

Al poco tiempo de estar funcionando se sumó el tercer socio, Joaquín Wagner, que se desempeña como COO. Su incorporación fue totalmente inesperada y hasta curiosa: Wagner fue el primer usuario de la plataforma. “Pidió un envío y luego lo canceló. Lo llamamos para entender por qué, para tener feedback, y ahí nos pidió juntarse con los fundadores. Tuvimos buen feeling y se anexó al proyecto”, se divierte al recordar la anécdota. Con el equipo definido llegó también el capital semilla de US$ 200.000 de familia y amigos que les permitió dedicarse full time a la empresa que empezó a llamarse Treggo.

MÁS ENVÍOS, MÁS NEGOCIO 

Una de las verticales que nacieron en la pandemia es la operatoria de servicio de entregas a restaurantes. Entre sus clientes se encuentran Wendy's, KFC, McDonald's y Freddo, entre otras, donde Treggo se posiciona como un aliado logístico para la entrega. “No queremos ser Rappi o PedidosYa; solo apoyamos en la parte de delivery para que no tenga que tener el 100% de su operación concentrada en estas apps”, añade. Desde la operación implica un desafío: no es lo mismo llevar un paquete o mensajería que alimentos. “La adrenalina y el tiempo son vitales”, destaca.

Además, para satisfacer la demanda de los consumidores que prefieren retirar el paquete de un punto físico, lanzó Treggo Point a través de una alianza con Rapipago, que tiene más de 5.000 puntos en todo el territorio nacional. Así, cada uno de los locales funciona como una “sucursal” para retirar el paquete. “Pasamos a ser una propuesta integral. Queremos diferenciarnos de otro tipo de soluciones y creemos que tenemos un diferencial competitivo importante”, asegura.

Para este año, Treggo espera duplicar su facturación de 2020 y alcanzar los US$ 9 millones. “Actualmente estamos ultimando detalles y papeles de un proceso de pre Serie A por US$ 1,2 millones. A fines de 2021, proyectamos concretar una Serie A”, adelanta. Con esto la apuesta será la internacionalización, enfocada en América Latina. En plena pandemia, desembarcó en Uruguay y hoy está dando sus primeros pasos en México. “Estamos en D.F. y queremos expandirnos a ciudades como Guadalajara y Monterrey”, asegura el emprendedor. Además, en los planes de este año está la apertura de mercados como Colombia y Perú. “Nos interesaría poder abrir también Chile o Paraguay, pero iremos viendo cómo va el año”, confía.

A futuro, Lonardi cree que habrá que trabajar en eficientizar la entregas y el delivery nocturno, para evitar el tráfico, que puede ser una de las alternativas que surjan. Drones, vehículos autónomos, lo cierto es que la logística de la última milla está en pleno proceso de desarrollo. “Hay muchas alternativas que se están probando y habrá que ver cómo la legislación puede acompañar al sector”, enfatiza.