Forbes Argentina
mi primer trabajo - paula altavilla
Negocios

Cómo Paula Altavilla pasó de dar clases de inglés al mundo empresarial y hoy es CEO de Schneider Electric

Cecilia Valleboni Forbes Staff

Share

La CEO de Schneider Electric para Argentina, Paraguay y Uruguay, Paula Altavilla, dio sus primeros pasos en el mundo laboral como profesora de inglés en colegios e institutos. Por qué decidió dar el salto al mundo empresarial.

21 Julio de 2022 12.03

Poco después de cumplir 20 años, Paula Altavilla empezó a trabajar como profesora de inglés en un colegio secundario de Barrio Norte y en un instituto de inglés en Belgrano. También daba clases y hacía traducciones para institutos que trabajaban con diferentes empresas. 

“Durante varios años, tenía horas de clase distribuidas durante el día en varios lugares de la ciudad, y seguía estudiando en el profesorado, por lo que tomaba el tren muy temprano con una valija cargada de libros y volvía a casa muy tarde todos los días”, rememora la ejecutiva, que hoy ocupa la posición de CEO de Schneider Electric para Argentina, Paraguay y Uruguay. 

 

paula altavilla, IDEA
Paula Altavilla, CEO de Schneider Electric para Argentina, Paraguay y Uruguay

 

Altavilla recuerda que consiguió sus primeros trabajos por recomendación de compañeras de estudio, y hasta de algunos de sus profesores. “Mi primer aprendizaje de esa experiencia fue la importancia de generar vínculos de confianza en base a una actitud profesional y responsable. Corrían los años 90 y en las empresas donde trabajaba excelentes profesionales sentían que perdían importantes oportunidades de desarrollo por no poder manejarse bien en inglés: ya en aquel momento estaba claro que para poder capitalizar las oportunidades de crecimiento que ofrecía el mundo había que poder comunicarse con soltura en el idioma de los negocios”, cuenta. 

Y añade: “Me interesaban las presentaciones y los informes que muchas veces traducía o ayudaba a construir: sentí que quería tener la oportunidad de decidir qué decir además de cómo decirlo. En ese entonces, yo era monotributista y mis ingresos dependían de las horas que trabajara: sentí que tenía el techo demasiado bajo”. 

 

 

Así fue como a los 22 terminó el profesorado y a los 23 comenzó a estudiar Administración de Empresas. Luego, también cursó un MBA en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Pero para ese entonces ya habían pasado varios de sus más de 20 años de experiencia corporate: estuvo en 3M, donde lideró unidades de negocios industriales, de consumo masivo y de salud, y Whirlpool, donde se desempeñó como directora regional, a cargo de la operación en Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile.

loading next article