Forbes Argentina
-
Money

Warren Buffett detesta el oro. ¿Por qué de repente invirtió en Barrick?

Forbes US

Share

En el último formulario 13F que presentó Berkshire Hathaway, sociedad de origen estadounidense y dueña total o parcial de las acciones de varios grupos empresariales, aparecieron algunas sorpresas. ¿Cuáles son?

31 Agosto de 2020 15.21

En el último formulario 13F que presentó, Berkshire Hathaway dio algunas sorpresas. El 13F es de presentación obligatoria ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) para los administradores de inversiones institucionales con más de US$ 100 millones en activos administrados, y describe las posiciones de capital (excepto las descubiertas).

En concreto, el que presentó Berkshire sorprendió por dos motivos. En primer lugar, porque abandonó o recortó su posición en varios bancos. En segundo lugar, porque agregó una posición en una minera que extrae oro, Barrick Gold Corp.

Internet se volvió loco. Estos son tan solo algunos de los titulares que salieron:

  • Toque de oro: ¿Warren Buffett está apostando contra EE.UU.?
  • ¿Warren Buffett acaba de apostar contra la economía de EE.UU.? Su nueva inversión plantea interrogantes
  • Warren Buffett se convirtió al oro. ¿Deberías imitarlo?
  • Berkshire apostó por el mercado del oro del que alguna vez se burló Buffett

¿Pero tienen razón todos estos titulares? ¿Acaso Warren Buffett, a los 90 años, cambió la estrategia de inversión que siguió toda la vida y apostó contra EE.UU.? No. Estos son los motivos.

Buffett no abandonó a los bancos

Berkshire cerró su posición en Goldman Sachs y recortó las que tiene en JPMorgan Chase y Wells Fargo. Pero también aumentó la que tiene en Bank of America Corp., que ahora es la segunda posición más grande de la empresa después de Apple. Por lo tanto, la idea de que abandonó los bancos es una tontería.

Las acciones de bancos que tiene Berkshire valen más de US$ 40.000 millones. Además, todavía tiene acciones de otros miembros del sector financiero; cuenta con importantes participaciones en American Express, Visa y MasterCard. De hecho, Amex es su cuarta posición más grande: vale más de US$ 15.000 millones.

La verdad sobre Barrick Gold

Pasemos a la inversión en Barrick. Lo primero que hay que señalar es que no tenemos idea de si fue Warren Buffett el que hizo esa inversión. Buffett delegó gran parte de la cartera a dos gerentes de inversión, Ted Weschler y Todd Combs. 

En segundo lugar, una inversión en Barrick Gold es una inversión en una minera, no en el oro. Parece una tautología, pero Barrick tiene muchas cosas que el oro no, como:

  • Un balance
  • Una declaración de ingresos
  • Caja
  • Dividendos
  • Activos

Además, Barrick no solo extrae oro, sino también cobre. Sin duda, el precio del oro y el cobre afecta su rentabilidad, pero eso vale para cualquier empresa vinculada con un commodity. Warren Buffett ya invirtió alguna vez en petroleras, que dependen del precio del petróleo, y en Deere & Co., que depende del precio de los cultivos. Pero eso es muy distinto a invertir directamente en commodities. 

En tercer lugar, la inversión de Berkshire en Barrick Gold representa una ínfima parte de su valor de mercado e incluso de su cartera de acciones. En otras palabras, Berkshire le tiró unas monedas a una minera.

La misma filosofía de siempre 

A Buffett no le cierra invertir en oro. Estos son dos comentarios que hizo al respecto: 

“[El oro] se extrae de la tierra en África o alguna parte. Después lo derretimos, cavamos otro pozo, lo enterramos de nuevo y le pagamos a alguien para que lo vigile. No sirve para nada”. 

“Es mucho mejor tener una gallina que no pare de poner huevos que una que simplemente se quede sentada y consuma seguros, almacenamiento y cosas por el estilo”. 

Lo interesante de estas frases es que no se aplican a Barrick Gold. A diferencia del oro, Barrick Gold “no para de poner huevos”: ganancias y dividendos. Tampoco entierra el oro: se lo vende a los que hacen eso. 

Por su parte, Berkshire Hathaway no tiene problema en cobrar dividendos por las tonterías que hacen los demás.

Autor: Rob Berger 

Podés leer la nota completa en inglés acá

loading next article