Forbes Argentina
Money

Récord 2021: El peso argentino fue la segunda moneda más devaluada del mundo

Forbes Digital

Share

La moneda argentina se ubica detrás de la lira turca, que sufrió una depreciación de más del 90%. A cuánto llegó la divisa local y qué otros países le siguieron de cerca.

04 Enero de 2022 15.00

Argentina volvió a ser récord. No por cuestiones honorables, sino más bien lo contrario. El peso argentino fue la segunda moneda más devaluada del mundo en 2021, solo detrás de la lira turca. Mientras que la moneda argentina se devaluó 14,7%, la turca sufrió una depreciación del 94,5%, de acuerdo con un informe elaborado por Bloomberg.

Otras dos monedas latinoamericanas -el peso chileno y el peso colombiano- siguieron a la argentina, con devaluaciones del 11,1% y 10,6%, respectivamente. También, el sol peruano, el won coreano y el bath tailandés se encuentran entre las monedas más devaluadas durante el año pasado.

A contramano, el dólar taiwanés, el renminbi (o yuan) chino y el dólar de Hong K fueron las que menos se devaluaron frente al dólar estadounidense en 2021.

Según el informe, todas las monedas importantes de América Latina perdieron valor el año pasado al compararlas con el dólar de Estados Unidos. Es que si bien las economías más débiles fueron las más afectadas por la inflación, muchos países de ingresos medios y altos depreciaron su moneda.

A esto se suma el panorama que plantea la pandemia, con cierre de frontera y restricciones, además de la volatilidad económica de los países.

Martín Guzmán.

En el caso del peso argentino, hubo otros factores que influyeron en su depreciación: la demora de una cuerdo con el FMI, las especulaciones sobre una devaluación mayor, la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el paralelo, la inflación y el incremento de la deuda pública.

Poco optimismo de cara al 2022

El crecimiento de la economía argentina "se desacelerará drásticamente en 2022, pero la inflación no", advirtió un informe de la banca de inversión Goldman Sachs. Para esa empresa, la Argentina crecerá 2,9% el año próximo, mientras que la inflación girará en torno al 50%.

"Se prevé que el crecimiento se desacelerará drásticamente en 2022, pero la inflación no. El ajuste fiscal es urgente, pero no se busca. El ajuste del tipo de cambio es imprescindible, pero una cuestión de difícil gestión dado el entorno muy elevado de 50% más inflación", de acuerdo con el reporte.

Goldman Sachs

Goldman Sachs también estimó que "sin un marco de política creíble respaldado por un ajuste fiscal estructural y una política monetaria más estricta, es probable que las ganancias de competitividad externa derivadas de la devaluación de la moneda sean efímeras, ya que avivarán la inflación".

"En 2022-23, se espera que la economía enfrente vientos en contra debido a la acumulación de desequilibrios macroeconómicos y financieros y micro distorsiones crecientes y asignación ineficiente de recursos, debido a un amplio conjunto de controles de capital, financieros, comerciales, laborales, cambiarios y de precios que distorsionan, en medio de una débil credibilidad de las políticas", enfatizó.

En cuanto a un acuerdo entre la Argentina y el FMI, el informe puntualizó: "Sigue siendo un tema abierto con una resolución difícil e incierta dada la tibia disposición de las autoridades a adoptar un ajuste macroeconómico basado en políticas".

"El mercado ha estado esperando y esperando un nuevo programa del FMI desde la última reestructuración de la deuda de Argentina (agosto de 2020). El panorama macroeconómico de Argentina en los próximos dos o tres años estaría condicionado por las políticas, reformas y metas de desempeño acordadas en el contexto de un nuevo programa del FMI. Pero no todos los programas son iguales y la probabilidad de una negociación fallida o un programa fallido no es baja", señaló la banca de inversión.

La inflación de 2021

La suba de Según estimó el Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres, la inflación de diciembre treparía al 3,8% y a lo largo de 2021 acumularía una suba del 47%. Por su parte, la inflación núcleo -que no incluye precios regulados ni estacionales- avanzó al 4% durante el mes pasado, y registró un aumento del 48,9% anual.

En cuanto a los principales rubros que aportan el índice que elabora Ferreres, Educación encabezó las subas de diciembre, con un alza de 6,2% mensual. En tanto, Transporte y comunicaciones avanzó 5,6% mensual, mientras que Bienes varios creció 4,9%. Sobre bienes y servicios regulados, éstos registraron una variación de 4,6% mensual, mientras que los estacionales subieron 0,6% mensual.

Para otra consultora, Focus Market, la inflación general de diciembre parte también del 3,8%. En el caso de Indumentaria y Calzado, Vivienda y Educación, están por encima del indicador general, superando en ambos casos el 4% de inflación mensual. En diciembre la inflación termina el año superando a octubre, que había sido del 3,5 %, estimó.

El director de esa consultora, Damian Di Pace, explicó que si bien las ventas minoristas crecieron en forma interanual, "la variación de precios no cedió en diciembre, ya que vino acompañada por el mes de mayor emisión de pesos por parte del Banco Central".

"Este accionar se verá reflejado en los próximos meses en la variación de precios y cotización de los dólares paralelos, donde los argentinos buscan refugiarse con los pesos que pierden valor", estimó el directivo. Esta consultora seleccionó 682 productos de diferentes marcas y presentaciones a los efectos de evaluar la evolución de precios de diciembre 2020 y el mismo mes de 2021.

En tanto, el INDEC tiene previsto difundir el jueves 13 de este mes el índice de inflación de diciembre último y el acumulado del año pasado.

*Con información de NA.

loading next article