Forbes Argentina
Pesos argentinos
Money

Por qué el peso será el gran protagonista del 2021

Alex Milberg Director

Share

22 Diciembre de 2020 15.11

De las noventa ediciones que Forbes lleva en la Argentina, esta es la primera vez que no hay una personalidad en la tapa. En su lugar hay una moneda. Una moneda real, de curso legal vigente. Una moneda de un peso. Una moneda que nadie quiere. Y ese símbolo concreto, esa unidad de medida, sintetiza la profunda desconfianza de la sociedad hacia las políticas económicas erráticas que atraviesan todas las grietas, partidos políticos e incluso regímenes anticonstitucionales. Los argentinos no se refugian en el dólar por amor cipayo, sino por reflejo darwiniano: para sobrevivir.

¿Es posible recuperar y sostener una recuperación económica con una moneda que nadie quiere? ¿Cuáles son las alternativas? Para responder a estos interrogantes desde tres miradas distintas, Forbes convocó a los economistas Marina Dal Poggetto, directora de EcoGo; Miguel Kiguel, Econoviews; y Germán Feldman, subgerente general de Investigaciones Económicas del Banco Central.

¿Se podrán absorber con éxito los casi 2 billones de pesos emitidos en 2020 por la pandemia y la cuarentena? ¿Qué herramientas deben aplicarse para desacelerar una inflación que avanza a una velocidad crucero del 4% mensual, la más rápida en casi dos décadas?

A Perú le llevó décadas reconstruir la confianza en su moneda. Aun cuando una parte de su sociedad siga alternando con el dólar, la moneda no sufre grandes variaciones pese a las brutales crisis políticas que incluyen suicidios, exilios o prisión de expresidentes acusados de corrupción, o recambio de tres presidentes en quince días: explota todo, pero el dólar no se mueve. La inflación anual es menor a la de Argentina en un mes y obtienen préstamos al 4% anual. ¿Cuánto tiempo y qué necesitamos para revertir el eterno retorno de la ilusión y el desencanto?

Fue un año complejo para todos. El horizonte de una vacuna es prometedor, aunque llevará mucho más tiempo del que se anuncia poder implementarlo. La llegada de la segunda ola será inevitable. En Europa, la única gran diferencia con la primera (además de sextuplicar el nivel de testeo) fue la decisión política de conservar las escuelas abiertas o, como dijo Merkel, que sean “lo primero en abrir y lo último en cerrar”. ¿Replicaremos la lección europea cuando en abril, eventualmente, vuelvan a subir los casos? Ante sus respuestas oscilantes, le repetí al ministro de Educación Nicolás Trotta la misma pregunta más de diez veces.

Este fue un año duro para todos. En este anuario, repasamos los hechos más significativos, mes a mes. Desde las empresas que lograron innovar (Zoom, etermax, Netflix,todas tapas de Forbes) hasta el impacto de la pandemia en las distintas industrias.

 En plena cuarentena, aceleramos nuestro proceso de digitalización: www.forbe-sargentina.com triplicó su audiencia y hoy ofrece más de 600 artículos por mes, en 10 secciones y 40 subsecciones. En la web, en nuestras redes sociales y en los quince Forbes Summit previstos para el año próximo, nos seguiremos encontrando para compartir historias excepcionales.

A nuestros lectores y anunciantes, muchas gracias por confiar en Forbes como medio de información y de inspiración. Les deseamos a todos resiliencia para atravesar estos momentos complejos y creatividad para detectar nuevas oportunidades. Que tengan un excelente 2021.

loading next article