Forbes Argentina
Money

Para el FMI, la economía argentina crecerá menos de lo que espera el Gobierno en el 2021

Forbes Digital

Share

La visión del organismo internacional es un poco más pesimista que la que plasmó el equipo económico del presidente en el presupuesto del año próximo.

02 Noviembre de 2020 14.59

La semana pasada, el ministro de Producción, Matías Kulfas, aseguró que Argentina muestra "señales claras" de recuperación. El funcionario ponderó el rol de la construcción y la industria como dos pilares de la reactivación de la economía. Sin embargo, dejó en claro también que se estaba ante la presencia de un escenario de recuperación heterogéneo, donde algunos sectores ya alcanzaron los niveles pre-pandemia y otro, contrariamente, continúan con dificultades.

El proyecto de presupuesto para el 2021 que el Gobierno presentó en septiembre indicaba que la economía argentina crecería un 5,5% el próximo año. Esta es, según el Ejecutivo, la sintonía que comienza a manifestarse ahora, a medida que las aperturas van ganando lugar, principalmente en el AMBA.

Sin embargo, las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) distan de las expectativas que tiene el Gobierno nacional y hablan de un 2021 donde la economía argentina se recuperará 4,9% tras una caída del 11,8% proyectada para este año. Se trata de una visión un poco más pesimista sobre el futuro más inmediato.

Estas proyecciones, tituladas "La persistencia de la pandemia nubla la recuperación", alertan sobre el impacto del coronavirus en las Américas. Para el caso específico de Argentina, el organismo internacional advirtió que "los precios de los bonos soberanos se recuperaron al concluir los procesos de renegociación de la deuda pero disminuyeron recientemente reflejando, en parte, incertidumbre sobre las políticas domésticas".

En lo que respecta a Argentina, no se publican las variables fiscales ni de inflación correspondientes a 2021-25 y 2020-25, dado que "en gran medida están vinculadas a las negociaciones aún en curso sobre el programa" de ayuda financiera. El informe destacó que la Argentina, después de presentar ofertas para reestructurar su deuda en abril y julio, llegó a un "acuerdo con sus acreedores externos clave en agosto".

Por otro lado, el documento hizo alusión a la reestrucutración que hizo Argentina de su deuda: "La compleja reestructuración de US$ 65.000 millones en bonos de legislación extranjera, que incluyeron 35 títulos diferentes bajo dos contratos de emisión distintos (con cláusulas de acción colectiva antiguas y mejoradas) y en múltiples monedas, se concretó el 4 de septiembre con un 99 por ciento de participación de los acreedores después de aplicarse las cláusulas (94,6% aceptaron el canje)". Y aclaró que "la reestructuración de la deuda se llevó a cabo al margen del programa respaldado por el FMI".

El reporte destacó que las reestructuraciones de deuda "proporciona un significativo alivio de liquidez durante la próxima década de US$ 33.300 millones para Argentina y estimó que reducirán la relación deuda pública/PIB al 40% en el país.

loading next article