Forbes Argentina
Money
Share

Se trata de una modificación en el inicio de juicios de ejecución fiscal y la traba de medidas cautelares a micro y pequeñas empresas.

26 Agosto de 2021 15.20

La AFIP suspendió oficialmente hasta el 30 de noviembre el inicio de juicios de ejecución fiscal y la traba de medidas cautelares a micro y pequeñas empresas, así como a aquellos contribuyentes que desarrollan actividades afectadas en forma crítica. La suspensión estaba prevista hasta el 31 de agosto, pero el ente recaudador decidió extenderla por tres meses en el contexto de la emergencia sanitaria.

La Resolución General N°5052, publicada este jueves en el Boletín Oficial, mantiene habilitada la posibilidad de realizar ejecuciones fiscales y solicitar medidas cautelares sobre las personas alcanzadas por el aporte solidario y extraordinario que no cumplieron con sus obligaciones.

A través del texto oficial, la AFIP suspende para el universo de empresas beneficiadas la traba de embargos sobre fondos y/o valores de cualquier naturaleza, depositados en entidades financieras o sobre cuentas a cobrar. La normativa también contempla la posibilidad de avanzar con reclamos referidos al Impuesto sobre los Bienes Personales.

Esta decisión ofrece un instrumento adicional para que las micro y pequeñas empresas, así como las firmas que desarrollan actividades críticas, "puedan amortiguar los efectos económicos de la pandemia sobre los contribuyentes", destacó la AFIP.

Y añadió que lo dispuesto "no obsta al ejercicio de las facultades de esta Administración Federal en casos de grave afectación de los intereses del Fisco o prescripción inminente".

El organismo aclaró que estas medidas apuntan a "morigerar el impacto negativo y no deseado" de la pandemia "sobre diversos sectores de la economía, y generar las condiciones necesarias para lograr la recuperación de la actividad productiva y preservar las fuentes de empleo". "Atento que continúan vigentes las razones que motivaron las mencionadas suspensiones, resulta aconsejable extender su temporalidad hasta el 30 de noviembre de 2021, inclusive", resaltó.

Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP

Cambio de timón

La comunicación de AFIP se da un mes después de las declaraciones de Mercedes Marcó del Pont, quien sostuvo que es “un mito” que en la Argentina las empresas estén sometidas a una presión tributaria más elevada que el promedio mundial, al tiempo que atribuyó una inflación “mayor que la proyectada” al impacto en los precios internos de la suba de los alimentos a escala internacional.

Pese a que admitió que la suba de precios superó las expectativas, la funcionaria reiteró el concepto expresado por varios de sus compañeros de gabinete y dijo que “los salarios y los ingresos van a ganarle a la inflación”. “Cuando se mira la presión tributaria se caen esos mitos de que la Argentina es el país con más impuestos del mundo”, sostuvo la titular del organismo recaudador.

En declaraciones radiales, Marcó del Pont aseguró que “la viabilidad de las empresas no se determina por la carga impositiva” y que al respecto “hay otros factores en juego como la rentabilidad, el mercado, la competencia”. En ese sentido, remarcó que “las inversiones no tienen que ver con la carga impositiva”, a pesar de los reclamos permanentes que en ese sentido formulan empresarios, economistas y tributaristas.

Marcó del Pont puso de manifiesto las medidas adoptadas en el plano tributario, de las que dijo que tienen “una lógica progresiva”. Como ejemplo de esa tesitura señaló a “la reforma del impuesto a las Ganancias a las empresas” y destacó que con las modificaciones sancionadas “nueve de cada diez dejan de pagar y las que quedan alcanzadas pagan más”.

Con información de NA.

loading next article