Forbes Argentina
manos, dinero, palma, inversión
Money

Guía definitiva: Estas son las inversiones más rentables de los últimos 15 años

Héctor Chamizo

Share

Los fondos tecnológicos de gran capitalización son los que dominaron la atención de los inversores.

02 Junio de 2022 12.24

Sortear la volatilidad es el gran objetivo que persiguen las grandes carteras. Para eso, la receta es el largo plazo. Pensar en la jubilación y en líneas temporales amplias es una de las estrategias para no centrarse en la volatilidad del corto plazo, ni en los mercados bajistas.  

¿Es realmente necesario el ajustar las carteras pensando a 25 años? “Si tiene entre 30 y 40 años y cree que le quedan al menos 20 o 25 años hasta la jubilación, probablemente no se debería cambiar mucho en cuanto a las exposiciones de clase de activos de su cartera”, comenta la analista de Morningstar, Christine Benz, en una reciente publicación.

El retorno de la inflación global al panorama actual ya no se nota únicamente en las compras diarias, sino también en la inversión. El panorama es el mismo en todas las grandes regiones: si se deducen las tasas de inflación de la región correspondiente de los rendimientos actuales de los bonos con vencimientos de tres meses a 30 años, el resultado casi siempre se traduce en unos rendimientos reales negativos.

A pesar de las recientes correcciones, el Fondo Monetario Internacional (FMI), por ejemplo, sigue contando con que la economía mundial crecerá un 3,6% este año. Aunque esta previsión significaría una desaceleración con respecto a 2021, seguiría siendo superior a la media del 3,4% registrada desde 1980.

Mientras tanto, el índice de bonos agregados de Estados Unidos de Bloomberg Barclays subió menos del 4% anual, y el índice MSCI EAFE subió un 9 % anual. Como tal, los inversores pueden encontrar que sus carteras son pesadas en acciones estadounidenses y ligeras en bonos y acciones internacionales.

El sesgo más conservador

Para los buscadores de fondos de bonos que buscan solidez de cara al largo plazo, algunos expertos apuntan en aquellos que se centran en emisiones de renta fija de Estados Unidos con grado de inversión, incluida deuda gubernamental, corporativa y titulizada; que suelen mantener duraciones que oscilan entre el 75% y el 125% de la duración efectiva media de tres años.

Harbor Bond (HABDX), que aterriza en la categoría core-plus, se beneficia de los recursos significativos de las empresas, con rentabilidades anualizadas estables en el 4,11% en los últimos 15 años.

iShares Core Total USD Bond Market ETF (IUSB), es otro fondo core-plus, que cumple la función de bonos a medio plazo en las carteras centradas en ETF de Benz para jubilados y ahorradores para la jubilación. Esta cartera de gestión pasiva proporciona exposición en todo el espectro crediticio. Debido a que está ponderada por capitalización de mercado, incluye una exposición significativa a los bonos de la más alta calidad, lo que hace que el vehículo sea un poco más vulnerable a los movimientos de los tipos de interés que otras opciones de bonos a medio plazo.

Los vehículos destacados en los últimos 15 años

En un análisis más profundo de los 20 principales, con un histórico de 15 años, se observa que los tecnológicos de gran capitalización son los que han dominado la atención de los inversores, pese a las duras correcciones que ahora está viviendo el sector, según Bryan Shipley, coCEO y director de inversiones de Arnerich Massena.

“Si bien estos fondos han logrado agregar alfa a través de la selección de acciones, la razón principal de su sólido rendimiento absoluto probablemente se deba al beneficio del enorme viento de cola de la fuerte demanda de los inversores por este sector de gran capitalización”, dice Shipley. “Las empresas de gran capitalización han superado significativamente a las empresas de pequeña capitalización y el crecimiento ha superado de forma importante al valor durante este período de tiempo”, agrega.

En comparación con la industria de fondos más amplia, los ETF como SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) y SPDR Dow Jones Industrial Average ETF Trust (DIA) generaron ganancias anualizadas de 15 años de 9,86% y 9,77%, respectivamente, muestran los datos. En el pasado ejercicio, SPY y DIA han obtenido rentabilidades del 18,24% y 10,44%, respectivamente.

Dólar
Dólar

Para los asesores con clientes enfocados en sus propios horizontes a largo plazo, Shipley asegura que es importante preguntar: “¿Espero que los próximos 10 a 15 años se desarrollen exactamente como lo hicieron en el ciclo anterior que condujo a estos sólidos resultados?”.

Observar la rentabilidad pasada como el único factor decisivo es una receta deficiente para identificar un posible rendimiento superior en el futuro”, opina el experto, y señala que también es importante discutir “factores cualitativos como la estabilidad de la empresa y el equipo de inversión subyacente, la estructura de la cartera, la inversión estilo de gerente y cuáles son sus expectativas sobre cómo podría ser el futuro”.

 

*Con información de Forbes España. 

loading next article