Forbes Argentina
Money

Especialistas alertan a quienes invierten en Amazon: ¿es momento de salir?

Forbes Digital

Share

La gigante del comercio electrónico abrirá grandes almacenes en una nueva apuesta por la venta física. Sin embargo, nada tapa el desconcierto que vive la compañía bajo la conducción de Andy Jessy, su nuevo CEO.

20 Agosto de 2021 10.24

Después de superar a Walmart en ventas, Amazon planea abrir grandes almacenes, según el Wall Street Journal, el mayor impulso de la compañía hasta el momento en un mundo de venta minorista en persona erosionado por su dominio en las compras en línea.

Fuentes anónimas le dijeron al Journal que las primeras tiendas abrirán en Ohio y California y venderán ropa, productos para el hogar y electrónicos, probablemente tanto de marcas como de Amazon.

Las ubicaciones, planeadas para tener unos 9.000 metros cuadrados, son mucho más grandes que las librerías físicas de Amazon, las tiendas 4-Star y las tiendas de conveniencia G, pero son más pequeñas que algunas de sus tiendas de comestibles Fresh o una típica tienda de 30.480 metros cuadrados. 

La compañía tiene como objetivo exponer a los clientes a productos que no pueden buscar en línea y recopilar más datos sobre sus compradores, dijo una fuente anónima al Journal . Un portavoz de Amazon no confirmó los planes de la compañía y le dijo a Forbes que "no comentamos sobre rumores y especulaciones". 

Amazon expandió su presencia minorista de forma masiva desde 2016, cuando abrió su primera librería física. También inauguró sus primeras ubicaciones de 4 - Star y Go en 2018 y debutó en la tienda de comestibles Amazon Fresh en 2020, tres años después de comprar Whole Foods.

Ahora cuenta con más de 30 tiendas en total sumando los 4-Star y Go brands, y 24 librerías. Sin embargo, no todas las incursiones de Amazon en el comercio minorista tuvieron éxito: en 2019 anunció que cerraría sus 87 quioscos de centros comerciales.

Amazon Go: así es la tienda sin humanos y sin cajas de pago
Tienda de Amazon Go.

Problemas de crecimiento

Las acciones de Amazon perdieron un 15,7% de su valor desde que alcanzaron su punto máximo el 30 de julio, eliminando 300.000 millones de dólares en capitalización de mercado. ¿Es el informe del Wall Street Journal de que Amazon una oportunidad de compra o una señal de que los mejores días de Amazon quedaron atrás?

La respuesta depende de si el nuevo CEO Andy Jassy puede resolver el gran problema de crecimiento de Amazon. ¿Cómo es eso? Amazon pronostica un crecimiento en el rango del 10% al 16% para el trimestre que finaliza en septiembre, una gran desaceleración de su tasa de crecimiento anual promedio de ingresos del 27,4% en la década que termina en 2020.

Nada en el horizonte sugiere que tenga una solución entre manos. La mudanza de Amazon a los grandes almacenes me parece un experimento menor en lugar de una gran apuesta en un nuevo mercado que restaura el crecimiento.

Lamentablemente para los inversores de Amazon, podría pasar un tiempo antes de que los inversores tengan una idea de lo que podría catalizar un aumento de sus acciones.

Andy Jassy reemplaza a Jeff Bezos en Amazon -
Andy Jessy, nuevo CEO de Amazon.

Últimos resultados de Amazon

Después de disfrutar de un repunte en la demanda en 2020 durante la pandemia, Amazon se está desacelerando. La compañía no alcanzó el límite superior de su pronóstico de ingresos por primera vez en dos años. Y el punto medio de su guía de un crecimiento de ingresos del 13% en el tercer trimestre "sería la tasa de crecimiento más lenta de Amazon en 20 años", señaló el Journal.

Bezos dejó una empresa que defraudó muchas expectativas en el segundo trimestre. Sus ingresos del segundo trimestre crecieron un 27% a más de US$ 113 mil millones, pero eso fue US$ 2.4 mil millones por debajo de lo que esperaban los analistas y mucho más lento que el aumento del 41% que disfrutó en el segundo trimestre de 2020.

Para el tercer trimestre, Amazon estimó ingresos en el rango de US$ 106 mil millones a US$ 112 mil millones, cuyo punto medio representa un crecimiento del 13%, alrededor de US$ 10 mil millones por debajo de la estimación del consenso.

El problema básico de Amazon es que sus negocios de más rápido crecimiento, "Otros" y AWS, son demasiado pequeños para compensar la desaceleración del crecimiento de sus ventas en línea. Sus tiendas online se ralentizaron drásticamente. “Las ventas en las tiendas en línea de Amazon crecieron solo un 13% en el trimestre a US$ 53,16 mil millones desde US$ 45,9 mil millones hace un año en el mismo trimestre, mientras que los analistas esperaban un promedio de US$ 57,35 mil millones, según FactSet”, señaló MarketWatch.

A dos de sus negocios ajenos al comercio electrónico les fue bien. Por ejemplo, la unidad "otros" de Amazon, el 7% de los ingresos totales, que vende suscripciones y publicidad, creció un 87%.

Los ingresos en AWS, el 13% de los ingresos totales de Amazon, aumentaron un 37% a US$ 14.81 mil millones, US$ 601 millones más de lo que estimaron los analistas. Lamentablemente, el margen de beneficio operativo de AWS cayó tres puntos porcentuales debido a la presión sobre los precios, señaló Bloomberg. Sin embargo, hasta que sus tiendas en línea disfruten de un crecimiento más rápido o los negocios de crecimiento más rápido se vuelvan mucho más grandes, las acciones de Amazon podrían estar en la caja de penalización.

Con información de Forbes US.

loading next article