Forbes Argentina
Money

Esenciales de Forbes: Una empresa verde para invertir en medio de la crisis energética mundial

Forbes Digital

Share

Según los analistas, la guerra en Ucrania y su impacto en el precio de la energía llevaría a los gobiernos a tomarse más en serio el despliegue de fuentes energéticas renovables, incluida la solar, eólica e hidrógeno verde.

09 Marzo de 2022 19.10

La narrativa principal en torno a las acciones renovables hasta ahora ha sido la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, la guerra en curso entre Rusia y Ucrania también está haciendo que los países se tomen más en serio la independencia energética.

Los precios del petróleo han subido más del 30% durante el último mes, con el crudo Brent cotizando a alrededor de US$ 125 por barril, cerca de los máximos de diez años. Los precios del gas en Europa también han alcanzado máximos históricos y existe una creciente incertidumbre sobre el suministro, teniendo en cuenta que la UE importa más de un tercio de su gas natural de Rusia.

Aunque las sanciones occidentales aún no se han dirigido directamente a las exportaciones de energía de Rusia, esto también parece una posibilidad cada vez mayor. Por ejemplo, Alemania canceló el proyecto del gasoducto Nord Stream 2, que debía suministrar gas natural ruso directamente al país.

Según la visión de la compañía especializada Trefis, los eventos recientes podrían hacer que los gobiernos se tomen más en serio la reducción de las importaciones de hidrocarburos mientras aceleran el despliegue de infraestructura renovable, incluida la energía solar, eólica e hidrógeno verde.

acciones

El "tema" de acciones de energías renovables de Trefis, que permite comparar el rendimiento de las acciones renovables en el mercado, indica que el rendimiento de éstas ha disminuido aproximadamente un 11 % en lo que va del año en comparación con el S&P 500, que se mantiene a la baja en aproximadamente un 9% durante el mismo período.

La caída del año hasta la fecha está impulsada por la rotación más amplia del mercado de las acciones de crecimiento a las materias primas en medio de tasas de interés crecientes y una inflación creciente. Entonces, ¿cómo es la perspectiva para el tema?

"Dentro de nuestro análisis, Clean Energy Fuels, una empresa centrada en el gas natural renovable producido a partir de desechos animales, ha tenido el mejor desempeño, con un aumento de sus acciones de casi un 14 % en lo que va del año", sostiene el equipo de Trefis.

Por otro lado, Albemarle, una empresa química que también es uno de los mayores productores de litio, una materia prima clave para las baterías de los vehículos eléctricos, ha tenido el desempeño más débil, con una caída de sus acciones de aproximadamente un 28% en lo que va del año.

El descalabro energético tras el ataque de Putin

Los beneficios políticos para Putin serán un estallido de popularidad a corto plazo, pero esto se desvanecerá. El costo fiscal de la ocupación será significativo pero soportable, al menos mientras los precios de la energía se mantengan elevados. A largo plazo, el movimiento de los países occidentales para reducir la dependencia de la energía rusa dañará económicamente a esa nación. Recuerden que en la década de 1980, la producción no perteneciente a la OPEP (no soviética) continuó creciendo, pero la OPEP absorbió toda la pérdida de participación de mercado por la débil demanda y el aumento de la oferta competitiva, como muestra la figura.

Parece poco probable que la inversión masiva en energías renovables, como sugieren algunos, reduzca la dependencia del petróleo ruso, a pesar de la sugerencia anterior de que la OTAN adopte tanques de batalla principalmente alimentados por energía solar. Sin embargo, es probable que las exportaciones de gas ruso a Europa sufran una disminución a largo plazo, ya que las naciones más ricas seguramente decidan pagar la cantidad adicional (si es necesario, esa es una pregunta diferente) por el GNL de EE.UU., África, Medio Oriente y e incluso Australia. 

Putin (Télam)

Cálculo aproximado: las exportaciones de petróleo de Rusia aportan unos US$ 125.000 millones al año y unos US$ 40.000 millones de las exportaciones de gas a Europa Occidental. La reducción de las exportaciones de gas definitivamente lo perjudicará.

Si bien las sanciones occidentales pueden no tener un impacto inmediato en la economía y el pueblo ruso, dado el cofre de guerra del gobierno, las pérdidas se acumularán y eventualmente serán más difíciles de ignorar. Al mismo tiempo, es probable que el público ruso se dé cuenta, cada vez más, que la justificación de la invasión de Ucrania era manifiestamente falsa y que la posición de Rusia en el mundo, lejos de mejorar al "proteger" a su pueblo en el extranjero cercano, sufrió daños irreparables, al menos mientras Putin esté en el poder.

Además, muchas de las élites rusas van a sufrir pérdidas por el colapso del mercado de valores y las exportaciones, junto con las sanciones. Aunque es posible que individualmente no tengan el poder para eliminar el círculo íntimo de Putin, en última instancia, podrían convertirse en un importante centro de poder de la oposición. 

Lo que también plantea la cuestión del impacto a largo plazo en los mercados energéticos. Si Europa se aleja del gas ruso, la demanda de GNL seguirá siendo alta, lo que mantendrá los precios elevados, posiblemente durante los próximos años. Si Rusia finalmente se hunde en la inestabilidad política, a diferencia de un golpe de palacio, los mercados petroleros se volverían volátiles, al alza. Parece un buen momento para perforar en busca de petróleo y gas en los EE.UU. y en casi todas partes. Los precios podrían colapsar a finales de este año, pero la perspectiva a largo plazo podría ser mucho más alcista.

*Nota publicada con información de Forbes US.

loading next article