Forbes Argentina
Energías Verdes.
Innovacion

Diversificación energética, la clave para hacer frente al cambio climático en Latinoamérica

Forbes Digital

Share

Guido Patrignani, director ejecutivo Greenwood, destacó que en una región que sufre los efectos del cambio climático los países deben recurrir a la diversificación en búsqueda de la autosuficiencia.

14 Julio de 2022 15.27

La diversificación energética, con énfasis en las renovables, es la clave para hacer frente al cambio climático y la contaminación que provocan las fuentes fósiles en Latinoamérica, según señaló este miércoles Guido Patrignani, experto del sector en la región.

Patrignani, director ejecutivo de la compañía Greenwood, que promueve proyectos de energía renovable en Colombia y Panamá, destacó que en una región que sufre los efectos del cambio climático los países deben recurrir a la diversificación en búsqueda de la autosuficiencia.

molinos-inauguracion7-1
Energía renovable

El ejecutivo argentino participó en un panel de la primera jornada de Concordia Americas Summit 2022, encuentro que se celebra en la Universidad de Miami y reúne hasta el jueves a autoridades del mundo de la empresa y gobiernos que tratarán de avanzar en medidas que contribuyan al desarrollo global.

“La diversificación energética ya no es un lujo, es una necesidad, y la mejor forma es entrar a través de las renovables”, dijo Patrignani.

El experto sostuvo que la necesidad de la diversificación se ha visto agudizada en los países de Latinoamérica por el cambio climático, que ha provocado en la región desequilibrios en los tradicionales ciclos de lluvias y sequía.

Energía
Energía

“Estos cambios afectan a la producción hídrica, de la que dependen en gran medida países como Colombia, con un 70%, o Panamá, con el 50%”, indicó sobre la preocupante falta de precipitaciones de los últimos años.

Dijo que al perderse los habituales ciclos de lluvias y sequía los países dependientes se enfrentan a graves problemas al quedar muy mermadas sus centrales hídricas, inoperantes ante los prolongados periodos de falta de precipitaciones.

“El desafío de América Latina es que cada país produzca la energía que consume, lo que además contribuye a mantener una balanza de pagos equilibrada”, sostuvo.

Patrignani dijo que la situación de los países de América Latina no es fácil, ya que un grupo de estos se ve muy afectado por su alta dependencia de las centrales hidroeléctricas mermadas por las sequías y el otro, entre los que destacan Argentina o México, por su dependencia de las fuentes fósiles altamente contaminantes.

*Nota publicada en Forbes Centroamérica

loading next article