Forbes Argentina
industria-1200x659
Columnistas

Industria y construcción salen de la pandemia, pero aún no de la crisis

Federico Vacalebre Profesor de la Universidad del CEMA

Share

12 Diciembre de 2021 09.14

De la información que se desprende del INDEC, la actividad industrial subió 1,1% en septiembre, respecto del mes previo, en términos desestacionalizados. De esta forma, la industria está 6,2% por encima del nivel prepandemia (febrero 2020).  A pesar de ello, aún la actividad industrial está 4 puntos porcentuales abajo del inicio de la crisis de abril de 2018

Por su parte, el índice de la construcción (ISAC) de septiembre cayó 2,2%, respecto de agosto de 2021 y acumula 2 meses  de caída. Con la construcción sucede algo parecido a la industria. Si bien el nivel de actividad de la construcción está 19,3% por arriba del registro pre pandemia (dato desestacionalizado), aun así está 10,6% por debajo de los niveles pre crisis de 2018.

Primeramente, la actividad industrial creció 1,1% en septiembre pasado, en comparación con agosto. Y, de esta forma, revirtió la tendencia de caída de los últimos dos meses. El Índice de Producción Industrial (IPI-INDEC) alternó meses positivos y negativos en los primeros 9 meses de 2021. Subió en enero (+1,6%), marzo  (+0,5%), abril (+0,4%), junio (+13,3%) y septiembre (+1,1%). Mientras que cayó en los meses de febrero (-1,3%), mayo (-8,6%), julio (-2%) y en agosto (-0,9%), todas variaciones son mensuales. 

Ahora, si la comparativa es con el año 2019, el nivel de actividad industrial estuvo en septiembre pasado 13,6% arriba de septiembre de 2019. Cabe mencionar que en el mes previo, el dólar oficial se había disparado de $45 a $60, tras el resultado electoral de las PASO. 

Asimismo de la encuesta del INDEC a empresarios industriales, el 67,9% de las empresas no cree que suban las ventas en el último trimestre del año (el 22,7% cree que caerán). Mientras que el 76,9% de las empresas encuestadas no considera que aumentará el uso de su capacidad instalada. A pesar de ello, un dato positivo es que los empresarios del sector tienen más expectativas de contratar empleados (14,5%) que de despedir en los próximos tres meses (8,5%).

En segundo término, la actividad de la construcción (Índice ISAC-INDEC), en septiembre, cayó 2,2%, respecto del mes anterior en la serie desestacionalizada. Marcando, de esta forma, una tendencia a la baja de 2 meses consecutivos después de 2 meses de subas (mayo y junio de 2021). 

Por otra parte, el “Índice Construya”, en base a venta de materiales para la construcción, mostró una suba 7,5% mensual en el mes de octubre, respecto del mes de septiembre de 2021. Esta suba refleja el impacto de la ampliación de la brecha cambiaria (con el dólar libre 100% más caro que el oficial los materiales de la construcción son vistos como un refugio para aquellos que tienen un ahorro en pesos, o una buena chance de compra para los que cuentan con dólares y aprovechan la oportunidad antes que la presión de demanda los vuelva a disparar).

Asimismo, según el INDEC, los insumos que mostraron un mayor incremento en sus ventas en septiembre fueron: Hormigón elaborado (67,1% interanual), Asfalto (36,8% interanual), un indicador del fuerte impulso de la obra pública, Mosaicos graníticos y calcáreos (33,7% interanual), Yeso (31,4% interanual) y Hierro redondo y aceros para la construcción (24,5%). Y, considerando la misma fuente, en agosto pasado se registraron 376.818 puestos de trabajo en el sector. 

Mientras que en febrero de 2020, se habían registrado 369.423 empleos. Así, la construcción ya superó el nivel de empleo pre pandemia, con 7.395 empleos adicionales. Es decir, un incremento del 2% entre febrero de 2020 y agosto de 2021. 

Por último, y también en referencia a las expectativas sobre la evolución  del sector para el último trimestre del año, de acuerdo a la encuesta cualitativa que releva el INDEC, son las siguientes: el 10,3% de las empresas consultadas que realizan obras privadas anticipan que la actividad del sector disminuirá, mientras que el 60,4% estima que no habrá cambios. Un 29,3% es optimista y cree que repuntará el nivel de actividad. En lo que refiere al empleo (entre octubre y diciembre de 2021), el 65,5% de las empresas privadas consultadas cree que no variará la cantidad de personal ocupado en el sector, 12,1% cree que se reducirá y un 22,4% piensa que se va a incrementar.

En sí, para mejorar la calidad de vida en general, volver a recuperar la clase media y tener otra dinámica que la actual (arribar a los niveles previos a 2018), es condición necesaria bajar la inflación, ordenando el Estado en sus tres niveles: nacional, provincial y municipal. Este es el camino para construir un Estado financieramente sostenible y con capacidad para administrar instituciones que den competitividad y producir buenos servicios a los ciudadanos y la producción. Bajo estas condiciones la inflación dejará de erosionar los ingresos de las familias y se creará un contexto favorable para la inversión privada.

*La columna fue escrita por Federico Pablo Vacalebre, profesor de la Universidad del CEMA

loading next article