Forbes Argentina
Matias Kulfas
Today

Matías Kulfas:“Estamos mucho mejor de lo que se percibe y las medidas de ayer van a mejorar el clima”

Alex Milberg Director

Share

El Ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas dialogó con Forbes Argentina sobre el clima de desconfianza general, la brecha cambiaria, el desdoblamiento cambiario para el sector minorista y el impuesto a la riqueza, entre otros temas.

02 Octubre de 2020 13.58

Además de ser el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas es, desde hace años, uno de los principales asesores económicos del presidente Alberto Fernández. A menos de 24 horas del anuncio del Ministro de Economía Martín Guzmán, recibió a Forbes en su despacho para una entrevista que saldrá publicada en la edición de octubre de la revista. Aquí un adelanto de los extractos de mayor actualidad e impacto: a qué atribuye el clima de desconfianza, cómo achicar la brecha cambiaria, qué piensan sobre el desdoblamiento cambiario para el sector minorista y el impuesto a la riqueza, entre otros temas.  
Para Kulfas, “estamos mucho mejor de lo que se percibe”. El Ministro aseguró que  “la economía real se está recuperando bien. Hay señales señales positivas en muchas ramas de la producción y la industria. El consumo se está reactivando, la construcción tiene muy buenas perspectivas, el campo está bien?Pero tenemos las limitaciones propias de la pandemia que son muy delicadas; hay sectores que están muy por debajo de su capacidad  como las actividades culturales, deportivas, gastronómicas e industrias cerradas, como el turismo que están muy mal. Y aunque están recibiendo la ayuda del Estado, a veces ni siquiera alcanza.” 

"La construcción de la confianza en el programa económico no es de un día para otro", reconoció Kulfas.


¿A qué se debe esa distorsión de la percepción, siendo que son vitales para generar expectativa?   
Hay un clima que instala la pandemia y es negativo. Hay climas que se extienden de las actividades más golpeadas a otras que no están tan mal. En septiembre tenemos variaciones positivas interanuales por arriba del índice de inflación, en autos y motos, por ejemplo, y vamos a ver muchos otros indicadores que muestran esto. Por supuesto que venimos de una caída histórica en abril. Los promedios están teñidos de la actividad que aún no se recupera.  
¿No percibe que el clima se deterioró en los últimos dos meses, desde el celebrado acuerdo con los bonistas hasta la resolución del Banco Central de hace quince días que impactó en el financiamiento de empresas?  
El acuerdo con los bonistas es un punto de partida esencial, pero los indicadores macro no se dan vuelta de un día para el otro. El paquete de medidas que anunciamos ayer busca cambiar el clima macroeconómico con medidas que son de corto, mediano y largo plazo. Por ahí, se enfatiza mucho el corto por el incentivo para promover mayor liquidez para las exportaciones y la baja transitoria de las retenciones. Pero se agregan, la segmentación para los pequeños productores, el diferencial entre el producto primario y el producto industrializado como el aceite y sobre todas las cosas, el esquema con el Consejo Agroindustrial Argentino para construir un clima de diálogo para pensar los próximos diez años de desarrollo: exportar más a Asia, agregar valor en origen del interior y crear empleos. Esa agenda marca nuestro camino a largo plazo. El Gobierno anterior hizo algo llamativo: pretendió solucionar los problemas estructurales tomando deuda. En abril 2016 tomó deuda y en sólo dos años ocurrió un fenómeno que ya habíamos tenido en la historia argentina antes:  un proceso de sobre endeudamiento con salida de capitales que culminó con el fracaso con el FMI. Ahora hay que trabajar sin atajos: ver dónde están las fuentes genuinas de generación de superávit de divisas: agroindustria, minería, energía, economía del conocimiento y manufacturas.  
¿Cree que los anuncios de ayer van a revertir el clima de pesimismo?  
Sí, van a ser un punto importante. No creo que depende de un solo anuncio, son caminos. Venimos de una economía deteriorada, agravada por el coronavirus. La construcción de la confianza en el programa económico no es de un día para otro. Son meses de mostrar un rumbo.  
¿Y está claro ese rumbo?  
Sí, creo que lo de ayer es un hito importante porque se logró la coherencia que identifica los problemas coyunturales y estructurales que tenemos en el balance de divisas y dar una respuesta a cada uno de ellos.  

loading next article