Forbes Argentina
Smurfit
Negocios

Mercado de M&A: cómo sigue el negocio para el gigante de embalajes tras la fusión entre Smurfit Kappa y WestRock

Laura Mafud

Share

En el clúster Argentina-Chile, donde emplea a cerca de 1.300 personas, Smurfit Westrock cuenta con centros de producción en Bernal, Coronel Suárez, Laferrere, Sunchales (Santa Fe) y Lampa (Santiago de Chile).

11 Julio de 2024 09.35

Smurfit Westrock, la nueva organización surgida de la fusión entre Smurfit Kappa Group, una compañía dedicada a la producción de empaques corrugados, papel para corrugar y bag-in-box, y la estadounidense WestRock Corporation, una empresa del índice S&P 500, anunció recientemente su debut en las bolsas de valores de Nueva York (NYSE) y Londres (LSE). Bajo los símbolos 'SW' y 'SWR' respectivamente, esta empresa con sede global en Dublín, Irlanda, se posiciona como un gigante de embalajes sostenibles, ofreciendo soluciones a clientes en 40 países a través sus más de 60 fábricas de papel y cartón para embalajes y más de 500 plantas de conversión de envases.

Tony Smurfit, CEO de Smurfit Westrock, destacó que la unión entre la vasta experiencia y conocimiento de Smurfit Kappa y WestRock. "Esto nos convierte en el aliado preferido para empaques sostenibles a nivel global", afirmó.

Entre Smurfit Kappa y WestRock se generaron ingresos combinados de US$ 34.000 millones y un EBITDA ajustado al 30 de junio de 2023 por US$ 5.500 millones. La compañía proyecta fuertes flujos de caja para el crecimiento futuro y retornos de capital, con el objetivo de lograr sinergias anuales antes de impuestos superiores a los US$ 400 millones, aunque se anticipan costos únicos en efectivo de unos US$ 235 millones para alcanzar estas sinergias. 

Asimismo, se prevén beneficios significativos para los accionistas de Smurfit Kappa y WestRock, brindando a ambas partes la oportunidad de participar de manera significativa en el potencial de valor considerable. La asignación disciplinada de capital se espera que mejore la eficiencia operativa e incremente los retornos, manteniendo un compromiso con una calificación crediticia de grado de inversión fuerte.

Smurfit
Toque de campana en la bolsa de Nueva York.

La fusión marca un hito significativo para Smurfit Westrock, consolidando su posición en el mercado y abriendo nuevas oportunidades de crecimiento. La compañía, que opera con más de 100.000 empleados en todo el mundo, reafirmó su compromiso con la sostenibilidad y la innovación. Este enfoque se refleja en sus operaciones en América Latina, específicamente en Argentina y Chile, donde cuenta con centros de producción en Bernal, Coronel Suárez, Laferrere, Sunchales (Santa Fe) y Lampa (Santiago de Chile), y emplea a unas 1.300 personas.

La historia de Smurfit Westrock en Argentina se remonta a 1997, cuando Jefferson Smurfit Group adquirió fábricas de papel reciclado y cartón corrugado en Coronel Suárez. A lo largo de los años, la compañía expandió su presencia a través de adquisiciones, como Corrugadora Coronda en Buenos Aires, Fabricación Argentina de Cartón Corrugado y Afines SRL (FACCA) en Sunchales y Cartonex en Bernal y Mendoza. En 2002, Smurfit inició operaciones comerciales en Chile, y en 2004 construyó una planta en Lampa, consolidando su presencia en la región. La compañía siguió creciendo y diversificándose, con adquisiciones como Baguin en 2012 y Argencraft en 2022. 

Smurfit
Rodrigo Longarte, CEO de Smurfit WestRock Argentina & Chile.

“A partir de la combinación con WestRock, Smurfit Westrock Argentina & Chile continuará sus operaciones de la misma manera, abasteciendo soluciones de empaque a base de papel y cartón corrugado a diversas industrias estratégicas, como agrícola, alimentos y bebidas, proteínas, limpieza y cuidado personal, vitivinícola, aceitera, pesca, appliances, tabaco, e-commerce y construcción, entre otras”, compartió Rodrigo Longarte, CEO de Smurfit WestRock Argentina & Chile.

Un aspecto central de Smurfit Westrock es su modelo de negocio circular, que se centra en generar un impacto climático positivo mediante la reducción de carbono y residuos. Los productos de la compañía están fabricados con materia prima 100% renovable, reciclable y biodegradable. Longarte destacó que el 85% de las soluciones de empaque producidas en Argentina están conformadas por fibras recicladas posconsumo, lo que refleja el fuerte compromiso de la empresa con la sostenibilidad.

 

 

loading next article
10