Forbes Argentina
Startup, emprendedores
Negocios

Cuál es la habilidad blanda más importante para iniciar un negocio

Ariane Abdallah

Share

Me acostumbré al hecho de que la vida está hecha de problemas. Y entender esta verdad fue esencial en el viaje como emprendedor.

27 Junio de 2022 14.48

Si tuviera que resumir en dos palabras la competencia más importante para un emprendedor, hoy elegiría la frase imperativa: busca los problemas antes de que salten frente a ti y te atrapen distraído. Antes de que te dé sueño en medio de la noche. Antes de que interrumpan una reunión con una sorprendente llamada telefónica. Antes de que sea demasiado tarde para revertir algo que podría haberse evitado. Antes de que sea urgente. Antes de que sientas que te ha atropellado un camión o te has tomado un caldo en el mar que te hizo perder la noción del espacio y respirar durante largos segundos.

Pero busca problemas en el lugar correcto. Dentro de tu empresa, tu oficina, tu liderazgo, tu gestión del tiempo, tu razonamiento, tu estrategia, tu plan, tu comportamiento, tu apuesta, tu confianza en ti mismo, tu seguridad, tu sentimiento anticipado de que todo está bien, entonces ya podrías distraerse. Ese momento nunca llega. Mi sugerencia es que dediques tu tiempo a buscar problemas que son, de hecho, problemas. Y aquí parto de la definición popular: problema es lo que tiene solución (como dice mi madre: lo que no tiene solución no es problema). La solución, a su vez, presupone tener autoridad para resolver. Por lo tanto, el problema debe estar en tu territorio, bajo tu responsabilidad. Si es problema de otra persona, no es tuyo.

Emprender-
 


Enfocarse en los problemas es el camino al éxito


Centrémonos en los problemas. En mis problemas. En tus problemas. Los buscaremos con ahínco y sin descanso. Esta es la forma más rápida y efectiva que conozco para lograr el éxito, sea lo que sea que eso signifique para usted.

Estoy lejos de ser una persona pesimista o que ve el vaso medio vacío. Me considero bastante optimista, a decir verdad, ya veces demasiado optimista para lo que presenta la realidad. Pero he aprendido que buscar problemas es la expresión más proactiva y efectiva de mi creencia de que todo saldrá bien. Es la forma más rápida de superar obstáculos, mejorar mi desempeño, anticiparme a las críticas, lidiar con la frustración y trabajar para superarla.

Emprendedores- Emprender- Oficina.
 

Creo que me tomó un tiempo llegar a esa conclusión, porque es contrario a la intuición. Se nos enseña desde una edad temprana a buscar confirmaciones, validaciones, similitudes, elogios. Buscar problemas requiere un esfuerzo adicional, nadar contra la corriente, ir en contra de lo que quizás se acerque a nuestra naturaleza. Detectar amenazas cuando el clima parece tranquilo. Todavía estoy muy lejos de practicar mi propio consejo todo el tiempo. Pero siempre me gustó la verdad, así que, por más incómodo y doloroso que sea escuchar comentarios negativos, sentir rechazo, lidiar con la frustración, en el fondo siempre sentí que los beneficios de desafiarme, mejorar, evolucionar valían más que la incomodidad momentánea. 

 

Emprender es aprender de los obstáculos

 

Hasta que, con mucha práctica de yoga, disciplina, terapia y trabajo, me acostumbré a algo tan obvio que a veces es más fácil de negar: la vida está hecha de problemas. No son guijarros tirados, que se interponen en nuestro hermoso andar florido y por lo tanto deben ser ignorados para volver a la vida tranquila y recta. Ellos son la vida. Nuestro papel es fijarnos bien en estas piedras que se cruzan en nuestro camino, aprender de ellas -ya sea tropezando con ellas o pisándolas y desequilibrándonos- y avanzar un poco más atentos.

Startup, emprendedores
 

Pero puede ser más cómodo simplemente ver lo que ya hemos acordado en nuestras líneas de tiempo. En psicología, este comportamiento se denomina sesgo de confirmación (confirmatory bias o sesgo de confirmación). Cuando alguien busca y utiliza la información disponible para sustentar su propia opinión o creencia, buscando reconocerla como verdadera, y despreciando todo lo que la contradiga, y eso muchas veces está ante sus ojos.

Quizás una de las razones que me llevó a estudiar periodismo es una curiosidad esencial por muchos puntos de vista diferentes. Hoy me gusta escuchar opiniones fundadas de quienes discrepan radicalmente de mi opinión. Me siento tan incómoda como desafiada cuando alguien tiene el coraje de decirme exactamente por qué cree que estoy completamente equivocada. Llegué a comprender que se trata menos de mí y más de los hechos, las perspectivas o, como máximo, las ideas, que pueden ser mías, pero no soy yo.

Es liberador cuando aceptás la posibilidad de cambiar de opinión incluso en los temas más centrales de la vida. Es mucho más ligero entregar un trabajo sabiendo que sin duda puede ser mejor y dándote espacio para que te digan cómo, sin escrúpulos. El crecimiento personal y el de una empresa ganan velocidad cuando tenés el coraje de ir tras los problemas -cada día, cada hora, alimentando conscientemente una dosis no exagerada de paranoia para encontrar los problemas y sus soluciones. Creo que la cantidad de problemas que encuentras voluntariamente es inversamente proporcional a los deslices distraídos que ocurren cuando creemos que el juego ya está ganado.

 

*Ariane Abdallah es periodista, autora del libro “Un sorbo – La historia de Ambev y la creación de la cervecería más grande del mundo” y fundadora de Atelier de Conteúdo, empresa especializada en la producción de libros, artículos y estudios de cultura organizacional.  Nota publicada en Forbes Brasil

loading next article