Forbes Argentina
Money
Share

El mundo va hacia un futuro con menos petróleo y más infraestructura que haga posible la consolidación de la movilidad sustentable. Algunos bienes como el cobalto y el litio serán clave. ¿Se viene un nuevo superciclo?

26 Febrero de 2021 15.00

En Wall Street preparan el cuchillo y el tenedor. En la Bolsa de Nueva York esperan que el aumento de los commodities dé tierra firme para la conformación de un nuevo 'superciclo'. ¿Qué es esto? Un período prolongado durante el cual la demanda impulsa los precios muy por encima de su tendencia a largo plazo.

Según Bloomberg, para algunos analistas, el repunte actual está reavivando los recuerdos del superciclo visto durante el ascenso de China al estado económico de peso pesado a principios de la década de 2000.

JPMorgan sostuvo que las materias primas pueden saltar como una consecuencia involuntaria de la lucha contra el cambio climático. El mundo va hacia un futuro con menos petróleo y más infraestructura que haga posible la consolidación de la movilidad sustentable. Algunos bienes como el cobalto y el litio serán clave. Además, las materias primas se suelen considerar una protección contra la inflación, lo que se convirtió en una preocupación cada vez mayor entre los inversores.

Transición energética y petróleo

Los metales verde -como el cobre- marcarían el declive del petróleo. Mismo los productores de mineral de hierro, que es el mercado más grande de materias primas extraídas, auguran que los precios se debilitarán con el tiempo conforme la demanda china disminuya y se produzca una nueva oferta.

Para el carbón el panorama es también desalentador. Algunos productores buscan salir del mercado por completo en un momento en el que el mundo se aleja del combustible contaminante. El mineral de hierro, el carbón y el petróleo fueron los principales beneficiarios de la expansión industrial de China.

Por su parte, los precios del petróleo colapsaron en 2020, incluso volviéndose negativos en un momento, pero se recuperaron con más fuerza de lo que muchos esperaban. A principios de 2021, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados estaban reteniendo un crudo equivalente a aproximadamente el 10% del suministro mundial actual.

Los fundamentos del mercado cambiaron, especialmente en los EE.UU con la aparición del petróleo de esquisto. A los productores tradicionales les inquieta la perspectiva de que un período prolongado de precios altos desencadene una nueva avalancha de oferta fuera del control de la OPEP. Aun así, algunos alcistas del petróleo no descartan el eventual retorno de precios por encima de los 100 dólares el barril.

 

Nota con información de agencia Bloomberg.