Forbes Argentina
Money

Qué dice el informe que le pone fecha de vencimiento a los cheques en papel

Forbes Digital

Share

En enero de 2021, los e-cheq se dispararon a 570.000, por un monto de $ 234.000 millones. En el mismo lapso de tiempo, los cheques de papel cayeron de 5.000.000 de documentos por $ 473.000 millones a 3.800.000 de cheques por $ 454.000 millones.

03 Marzo de 2021 17.00

“El uso del e-cheq crece a tal velocidad que en 2022 comenzarán a emitirse más cheques electrónicos que los tradicionales cheques en papel", comenzó Atilio Velaz, CEO de Coelsa, como para poner por delante de todo el dato más alentador de cara al futuro. 

Los cheques electrónicos tienen diversas ventajas que van más allá de reducir el uso del papel. La pandemia hizo lo suyo y logró un cambio radical en cuanto su uso entre los argentinos. El e-cheq está vigente en Argentina desde julio del 2019. Un 85% de los cheques electrónicos son emitidos por personas jurídicas y solamente el 15% por individuos. 

Si se observa de manera cronológica cómo fue la adopción de esta herramienta, puede destacarse con facilidad cómo el confinamiento torció la historia. Según datos de Coelsa, en marzo de 2020 se emitieron solo 9.200 cheques electrónicos por un total de $ 2.100 millones; en enero de 2021, los e-cheq se dispararon a 570.000, por un monto de $234.000 millones. En el mismo lapso de tiempo, los cheques de papel cayeron de 5.000.000 de documentos por $ 473.000 millones a 3.800.000 de cheques por $ 454.000 millones.

Otro dato alentador se dio en la cantidad de cheques rechazados. Datos entregamos por la misma compañía mostraron que, en el caso de los cheques electrónicos, la cantidad de rechazos por falta de fondos pasó del 1% al 0,3 por ciento. Lo mismo sucedió en el caso de los cheques de papel, pasando del 4,6% al 3,3 por ciento.

En 5 años, el cheque de papel podría desaparecer.

Desde Coelsa, la empresa que tiene a su cargo la compensación de los documentos electrónicos, sostuvieron que lo que habían planificado con los bancos que sucedería en 3 años, ocurrió en 3 meses”. Atilio Velaz no descarta que en 5 años el cheque de papel pueda desaparecer.

Velaz explicó que la irrupción en el mercado del e-cheq fue clave para sobrellevar la emergencia en el comienzo de la pandemia. Entre los beneficios que permite el uso de cheques electrónicos, desde Coelsa destacaron los siguientes:

- Menor cantidad de rechazos

- Mejor control de lo que está en la calle

- Menos tasa para descontarlos

Juan Cuattromo, Presidente del Banco Provincia, contó que, con la pandemia, una de las herramientas que pusieron a disposición de las pymes fue la operatoria de eCheqs a través de homebanking. Cuattromo indicó que el Banco tenía solo la opción de depósito, así que  pusieron en funcionamiento la emisión y “ahora estamos descontando eCheqs de manera digital”. 

Cuattromo afirmó que su utilización puede tener un impacto fundamental en el funcionamiento de las pymes, ya que “antes era una operatoria que llevaba horas y ahora se puede resolver en unos minutos desde una computadora. Tiene mucho potencial”.

Por su parte, el CEO de Coelsa sostuvo que el cheque siempre tuvo un doble uso: por un lado, es un instrumento de pago y, también, es una vía para financiarse pagando a plazos. “El e-cheq permite cumplir con las dos funciones y con mayor eficiencia”, apuntó Velaz.