Forbes Argentina
Money
Share

Estos son los escenarios que se abren de cara al nuevo año.

12 Enero de 2022 17.44

A pesar de los continuos indicios de que el impulso del crecimiento mundial está tocando techo, los bancos centrales de los mercados desarrollados están cada vez más comprometidos con garantizar que la inflación no se convierta en una amenaza persistente. ¿Qué escenario se abre en el espacio de la renta fija?

Esto se debe a las persistentes sorpresas al alza a lo largo del año. Por eso, Paul Grainger, responsable de renta fija global multisectorial y, James Bilson, estratega de renta fija de Schroders, creen que "el cambio de tono continuará de cara a 2022".

Esto se ha hecho más evidente recientemente con la Reserva Federal de Estados Unidos. La reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de diciembre continuó con una actitud más agresiva que sigue a la de otros bancos centrales a principios de año. De hecho, los expertos de la gestora británica consideran que los bancos centrales de los mercados emergentes "han estado a la vanguardia de este ciclo de endurecimiento mundial". Les han seguido las economías del G10 de "mayor beta" (las más pequeñas y abiertas).

Las perspectivas de los activos de mayor riesgo, como el crédito, son menos atractivas que en 2021. Esto también está en consonancia con su opinión de que los bancos centrales están prestando más atención a los riesgos de inflación mundial y de que “ya hemos superado el pico de crecimiento de este ciclo”.

Jerome Hayden Powell, Presidente de la Reserva Federal de EE.UU.

Tilo Wannow, gestor del fondo ODDO BHF Polaris Balanced, comenta el respecto sobre el mercado de bonos que espera "dos subidas de los tipos de interés por parte de la Fed", que probablemente serían en julio y noviembre. Y la consecuencia para los inversores sería evidente. 

¿En qué afectaría y cómo invertir? Según Wannaow, los bonos de larga duración “perderán terreno en un entorno de alta inflación y subida de los tipos de interés”. Por su lado, los bonos de corta duración "serán la prioridad".

Es una visión que comparte Mark Holman, CEO de TwentyFour AM (boutique de Vontobel AM). Desde su punto de vista, mantener una corta duración de los tipos "es claramente el camino para evitar pérdidas en caso de que nuestras predicciones sean correctas". En este sentido, lo ideal sería hacerlo “mediante la creación de una cartera”, pero esto puede ser engorroso y difícil de lograr, por lo que cree que tiene sentido "cubrirse frente a una subida de tipos de interés donde sea apropiado".

Según Wannaow, los bonos de larga duración “perderán terreno en un entorno de alta inflación y subida de los tipos de interés”. Por su lado, los bonos de corta duración "serán la prioridad".

Frente a este paradigma, para los inversores precavidos dispuestos a asumir algo de riesgo de crédito, los bonos de corta duración ofrecen la posibilidad de proporcionar rentas más atractivas que las que ofrecen actualmente los depósitos o la deuda pública considerada como valor refugio, a la vez que tienen como objetivo minimizar el riesgo de tipos de interés y una volatilidad moderada.

bonos euros dólares

Los bonos de menor duración son menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés y, por tanto, suelen ser menos volátiles en un entorno de cambios en los tipos. Además, los flujos de caja de los bonos con vencimiento frecuente podrían proporcionar una mayor liquidez que los bonos a más largo plazo, con la posibilidad de reinvertirse periódicamente a rendimientos más altos en el mercado.

El atractivo de estos productos en el entorno actual

Los fondos de bonos de duraciones bajas han de invertir en deuda e instrumentos del mercado monetario con una duración de tres y cuatro años. Estos esquemas pueden ser adecuados para inversores que buscan invertir en este periodo de tiempo. Sin embargo, se ha de verificar la duración de la cartera para asegurarse de que el esquema esté en línea con el horizonte de inversión.

Este tipo de fondos han ofrecido una rentabilidad del 3,57% en el último año. Los rendimientos más bajos se anticiparon a un aumento en los tipos tasas de interés. Estos productos ofrecieron alrededor de un 5,16% de rendimiento en tres años, y un 5,74% en cinco años.

"Estados Unidos está a la vanguardia de todos los cambios a nivel mundial en términos de tecnología, investigación e innovación, es la razón por la que cualquier inversor debe invertir en estos vehículos con un sesgo más hacia el mercado estadounidense", opina Mohit Gang, cofundador y CEO de Moneyfront.

Bajo este esquema hay productos que se pueden tener en cuenta para incorporar a cartera:

  • Uno de ellos es el BlackRock- BGF Euro Short Duration Bond "A2" ACC. Un fondo centrado en Europa con una duración media que no supera los 3 años y posicionado principalmente en deuda de países como Francia, Alemania, Reino Unido y España.
  • También, el BGF Euro Short Duration Bond fund, un fondo que tiene como objetivo obtener rentabilidad preservando el capital a largo plazo. Lo hace invirtiendo el 80 % de su patrimonio en valores transferibles, es decir cotizados, de renta fija y con calificación crediticia. Su duración media no supera los 3 años.
  • Santander Renta Fija Corto Plazo, es otra de las posibilidades dentro de este entorno. El fondo busca obtener rentabilidad para el partícipe invirtiendo el 100% de su patrimonio en renta fija pública y privada. La Renta Fija Pública tendrá como emisores: El Tesoro, y Organismos Públicos de países de la zona euro. Podrá incluir Renta Fija emitida por Tesoros de otros países incluidos en la OCDE. Mantiene el 95,25% invertido en renta fija y un 4,75% en liquidez
  • Por último, Bestinver Renta FI, pretende obtener rentabilidad para el partícipe, a través de la inversión del 100% de su patrimonio con una exposición total en renta fija de emisores y/o mercados de la Unión Europea. Busca la rentabilidad en obligaciones públicas o emisiones de empresas de la periferia de Europa, entre las que se encuentran España e Italia.

*Con información de Forbes España.

loading next article