Forbes Argentina
Money

Déficit fiscal: noviembre deja buenas noticias pero hay incertidumbre sobre el futuro

Forbes Digital

Share

La recaudación creció en términos reales por tercer mes consecutivo al tiempo que el gasto primario registró el menor guarismo interanual del año.

23 Diciembre de 2020 09.10

Dos factores confluyeron para que el Estado argentino cerrara un noviembre con el déficit primario más bajo desde que empezó la pandemia. Por un lado, el Gobierno comenzó a cerrar de a poco el grifo de contención social y, paralelamente, la apertura de la economía se tradujo en mayor recaudación.

El déficit de noviembre fue de $ 58.693 millones y, aunque se registra una clara disminución si se compara con los meses previos, todavía supera ampliamente la cifra de noviembre del año pasado de $ 6.397 millones. El balance financiero, por su parte, marcó un déficit de $ 127.029 millones, por encima de los $ 73.666 millones de hace 12 meses atrás.

Desde Economía explicaron que en noviembre “la recaudación creció en términos reales por tercer mes consecutivo” al tiempo que el gasto primario “registró el menor guarismo interanual del año, incluso a aquellos observados prepandemia”. De esta manera, el nivel de déficit primario fue el más bajo desde la irrupción del Covid-19 (-0,2% del PBI).

“La recuperación progresiva de la actividad económica que fortaleció los ingresos fiscales está permitiendo avanzar en el proceso de sostenibilidad fiscal compatible con una política de gasto para proteger a las familias, el empleo y la producción”, agregó el informe oficial.

Desglose

Los ingresos tributarios registraron un incremento del 32% interanual, impulsado por aquellos que dependen de la evolución del mercado interno -en sintonía con la mejora en la actividad económica- y aquellos asociados a la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva promulgada en diciembre pasado.

Las rentas de la propiedad del SPN registraron una caída de 11% interanual explicada principalmente por la merma en las rentas de la ANSES como consecuencia de la suspensión del pago de cuotas de créditos otorgados con el objeto de morigerar los efectos de la crisis sanitaria y económica sobre las familias.

A su vez, los recursos de capital mostraron un fuerte incremento (+702,3%) explicado principalmente por los recursos de la ANSES correspondientes a los fondos para el Financiamiento del programa Reparación Histórica, según lo establecido en el artículo 121 de la Ley de Presupuesto 2019 N° 27.467.

En cuanto a las erogaciones realizadas por el SPN, el gasto primario ascendió a $ 527.145 millones (+40,5% i.a.), registrando el menor guarismo interanual del año, incluso a aquellos observados pre pandemia.

Dudas y pocas certezas

El ritmo del gasto de noviembre sufrió una disminución considerable explicado a raíz del final del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y también los cambios que se introdujeron en el programa ATP, ahora sólo destinado para los sectores "críticos" de la economía. Todo eso generó que el salto 40,5% interanual de noviembre sea mucho menor al 90% interanual de los peores meses de la pandemia.

De todas formas, el gran interrogante es si el Gobierno será capaz de mantener un déficit primario de $ 58.000 millones. Diciembre es un mes récord para el sector público. El Banco Central ya transfirió  $ 200.000 millones en concepto de giro de utilidades a favor del Tesoro. Está presupuestado que el rojo fiscal del año próximo se ubique en 4,5% del PBI. Sin embargo, a medida que pasan las semanas, hay cada vez más posibilidades de que ese número termine siendo mayor.

loading next article