Forbes Argentina
Liderazgo

Los empleados son propensos a fingir que están trabajando cuando se controla su productividad: este es el motivo

Kristin Stoller

Share

Los intentos al estilo 'Gran Hermano' por parte de los empleadores de rastrear la productividad de los trabajadores remotos parecen ser contraproducentes.

11 Mayo de 2021 10.00

Un nuevo estudio publicado por la firma de investigación Gartner muestra que los empleados tienen casi dos veces más probabilidades de fingir estar trabajando cuando sus empleadores usan sistemas de seguimiento para monitorear su producción.

Gartner encuestó a más de 2.400 profesionales en enero de 2021. “Nuestro papel como gerentes es crear un entorno en el que las personas puedan hacer su mejor trabajo. Es realmente difícil hacerlo si siente que no se confía en usted”, sostuvo Carol Cochran, vicepresidenta de personas y cultura en el sitio de carreras remotas FlexJobs. “Si siento que alguien no confía en mí lo suficiente como para sentir que estoy haciendo mi trabajo sin supervisión a través del software, ¿cómo puedo volver a confiar en ellos? ¿Cómo puedo construir esa seguridad física?".

El año pasado, hubo un aumento en los informes de empresas que utilizan software de monitoreo para controlar sus nuevas fuerzas de trabajo remotas, recurriendo a la tecnología para rastrear sus pulsaciones de teclas e historiales de búsqueda, así como herramientas para tomar capturas de pantalla periódicas de sus computadoras.

Reid Blackman, fundador y director ejecutivo de la consultora de ética corporativa Virtue Consultants, dijo que no le sorprende que los empleados falsifiquen su trabajo. "Obviamente la gente va a jugar con el sistema, especialmente si piensan que el sistema es injusto", agregó.

Aunque aseguró que no es descabellado que los gerentes se preocupen por la productividad de sus trabajadores, sugiere que piensen críticamente sobre por qué quieren usar dicho software y qué pueden lograr antes de implementar cualquier sistema.

Alexia Cambon, directora de investigación de Gartner, marcó que los instintos iniciales de los empleadores para rastrear a sus empleados pueden haber sido bien intencionados, especialmente en los primeros días de la pandemia, cuando era necesario recrear estrategias en la oficina en casa. Sin embargo, muchas empresas no tomaron en consideración el comportamiento humano, complementó.

“Si sabes que, como humanos, lucharemos por desconectarnos de un mundo remoto, entonces realmente necesitas crear estrategias para incentivar a las personas a desconectarse y no quedarse más horas”, opinó Cambon.

Gartner también descubrió que la adaptación de prácticas centradas en la oficina para entornos de trabajo híbridos, como la creación de una gran cantidad de reuniones, llevó a la fatiga virtual. Los empleados que ahora pasan más tiempo en reuniones tienen 1,24 veces más probabilidades de sentirse emocionalmente agotados de su trabajo, encontró el estudio.

Cambon advirtió que cuando los empleados experimentan altos niveles de fatiga, su desempeño puede disminuir hasta en un 33% y la sensación de inclusión puede disminuir hasta en un 44%. En última instancia, estos trabajadores tienen hasta un 54% menos de probabilidades de permanecer con sus empleadores, remarcó.

Contrariamente al consejo prevaleciente, Cochran aconsejó a las empresas que reconsideren pedir a sus empleados que enciendan sus cámaras para las reuniones de video, ya que hacerlo puede hacerlas más agotadoras. Como compromiso, sugirió que todos enciendan sus cámaras durante los primeros minutos para intercambiar bromas con sus compañeros de trabajo, pero que las apaguen cuando sea hora de trabajar. 

"No deberíamos hacer las cosas solo porque parece correcto o parece la mejor práctica", expresó. "Realmente debemos ser intencionales en la forma en que administramos estas fuerzas laborales, ya sean remotas, híbridas o en persona".

 

Con información de Forbes US.