Forbes Argentina
Innovacion

Matías Muchnick, CEO de NotCo, con Forbes: "Nos sentimos como el Apple de los alimentos"

Israel Zamarrón

Share

El plan de la startup chilena va más allá de producir alimentos: quiere ser el cerebro de esta industria.

07 Junio de 2022 09.26

La de NotCo es una historia de plantas y algoritmos que no ha dejado de cosechar éxitos desde 2016, año en que sus cofundadores, Matías Muchnick (CEO), Karim Pichara (CTO) y Pablo Zamora (asesor científico) comenzaron a trabajar en esta aventura desde un antiguo laboratorio farmacéutico en Macul, financiados por familiares y amigos.

En seis años la empresa recaudó cientos de millones de dólares en inversiones, salió de Chile y está presente en más de una decena de países; captó la atención e inversión de una de las personas más ricas del mundo, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, y alcanzó una valoración superior a los US$ 1.000 millones.

Pero el camino no ha estado exento de obstáculos. Al contar con una propuesta tan disruptiva, que consiste en desarrollar y llevar a las góndolas de los supermercados alimentos con base en plantas en un período de tiempo antes inimaginable en la industria, las marcas tradicionales suelen reaccionar con recelo.

“Algunas marcas se adaptan a los nuevos tipos de consumidores, pero otras no y deciden competir de manera más agresiva, a la antigua, donde el grande mata al chico. Ciertamente, cuando uno empieza a ganar participación de mercado y empieza a achicar la torta a las compañías que están acostumbradas a tenerlo todo, no les gusta”, cuenta Muchnick a Forbes, en una entrevista exclusiva para la primera edición digital de la revista en Chile.

Matías Muchnick, NotCo
Matías Muchnick, CEO y cofundador de NotCo. FOTO: © Fernando Luna Arce

Esto le ha generado a NotCo conflictos, como la demanda por competencia desleal que presentó en su contra la Asociación Gremial de Productores de Leche de la Región de Los Ríos, y por la cual fue citado a testificar en Valdivia.

Los productores lecheros alegan que con su NotMilk, la empresa confunde a los consumidores con un producto que pareciera ser leche, y además desprestigia a la leche por su origen animal.

Para Muchnick, los competidores tradicionales reaccionan a la novedad de NotCo porque “uno está quitándole participación de mercado y no saben cómo competir y es la única herramienta que tienen, porque están acostumbrados a competir así. Hoy en día es distinto, el consumidor tiene más poder que nunca, el consumidor está indicando lo que quiere, no es la corporación grande la que elige lo que el consumidor tiene que consumir”.

“Hay compañías buenísimas que se adaptan al nuevo consumidor, que han lanzado sus marcas. Otro tema es analizar por qué las lanzan, si es por las razones correctas o incorrectas. Ahí el consumidor también tiene mucho que decir. Eso es súper interesante, porque muchas de las compañías grandes han lanzado sus versiones vegetales y no les ha ido bien, en parte porque el consumidor quiere consumir las cosas por las razones correctas y quiere comprarle a la gente que hace las cosas por las razones correctas”, opina.

cb - notco - matias muchnick
Matías Muchnick.

La visión de NotCo, dice Muchnik, ha hecho que el liderazgo de grandes compañías alimentarias se alineen con la startup chilena. “NotCo es una compañía que ofrece una misión con la que es muy difícil no empatizar. Todo el mundo empatiza con lo que queremos hacer en NotCo y creo que las compañías grandes son un lugar de sueños rotos, donde hay muy poca consistencia, donde se trató de hacer mucho, pero se hizo poco, donde se dice que son muy consumer centric, pero eso no es consistente con lo que pasa internamente cuando se trata de elegir un producto nuevo”.

“En NotCo lo que predecimos lo hacemos y si no lo hacemos estamos fallando. En NotCo cuando vemos un proceso corporativo lo destruimos al toque. Esas cosas son las que a las compañías las funden. Muchas compañías se están preguntando 'o nos convertimos en un Blockbuster o nos convertimos en un Netflix', y NotCo ofrece el Netflix y el resto de las compañías está decidiendo si se queda como un Blockbuster o Netflix. En ese sentido, creo que NotCo predica (y hace) cosas que el resto solamente predica y no hace”, añade.


¿Qué quiere hacer NotCo?
 

Muchnick viene predicándolo desde hace tiempo. NotCo no es una marca ni es un nuevo producto. NotCo es una tecnología para mejorar la producción de alimentos, sacando a los animales de la ecuación, porque el animal farming no es sostenible y es una de las mayores fuentes de contaminación del planeta.

“Hemos levantado US$ 365 millones con cuatro rondas de inversión, con inversionistas del tamaño de Kaszek Ventures, que es el fondo latinoamericano más grande, creador de unicornios, fundadores de MercadoLibre, que nos han acompañado en todo este crecimiento desde que éramos un producto en un país y en un supermercado a ser lo que somos hoy en día: una de las compañías que más rápido crece y que está marcando la pauta a todo el resto de la industria (de alimentos) de cómo hacer las cosas”, dice Matías.

Matías Muchnick, NotCo
Matías Muchnick, NotCo. FOTO: © Fernando Luna Arce.

Por eso, Matías no bromea cuando equipara la revolución que NotCo inició en la industria alimentaria con la que inició Apple en la industria de los teléfonos inteligentes en 2007 con el lanzamiento de su primer iPhone.

“Nos sentimos como el Apple de los alimentos”, confiesa. “Sentimos que estamos haciendo un iPhone, un Tesla. Creo que hay muchísimas marcas que se han inspirado en nosotros. Entonces sí, ciertamente nos sentimos como el Apple de los alimentos”.

Muchnick habla con tal seguridad, soltura y alegría que pareciera que no lo ha pasado mal en estos seis años con NotCo. Pero todo lo contrario, admite que “ha sido un cambio intenso, de éxitos y muchísimos fracasos”.

La foodtech que fundó cuando tenía 27 años (hoy tiene 33: “la edad de Cristo”, apunta) está presente en 11 países del hemisferio, incluidos Canadá, Estados Unidos y México, y ya tiene la mirada puesta en Europa, donde prevé ingresar a través del mercado español, y en el sudeste asiático, cuyas puertas de entrada serían Australia, Singapur y Hong Kong.

Para este año, adelanta Matías, NotCo ha decidido lanzarse al agua presentando un nuevo producto inspirado en el mar, además de los que planea desarrollar con Kraft Heinz, como parte del nuevo joint venture.

NotCo y Heinz
NotCo y Heinz

Muchnick sostiene que el mal estado de los mares del planeta justifica el lanzamiento de un nuevo producto inspirado en él, de manera urgente. “Vamos a lanzar alrededor de cuatro productos más, uno de ellos viene siendo muy en miras al mar y al océano. Es un lugar tan importante para el mundo y está tan destruido, que decidimos adelantar lo que teníamos pensado para los próximos dos o tres años”, cuenta, sin dar más detalles.

La misma reserva tiene sobre el producto con el que se estrenará The Kraft Heinz NotCompany: “Lo vamos a lanzar este año, estamos en conversaciones de dónde y cómo lanzarlo. No queremos adelantar nada para no alertar a ningún competidor”.

 

Lo mejor de dos mundos

 

El CEO del unicornio nacional considera que The Kraft Heinz NotCompany mezclará lo mejor de ambas compañías: NotCo aportará la tecnología para el desarrollo de productos hechos con base en plantas, y Kraft Heinz el músculo para escalarlos, comercializarlos, distribuirlos y darles la familiaridad de sus marcas a los consumidores.

“Podemos mover la aguja del sistema alimenticio y hacer una industria basada en plantas como nunca antes lo hemos visto, con una presentación global”, sostiene.

Sobre este último hito de la compañía, el joven ejecutivo cuenta que las conversaciones entre Kraft Heinz y NotCo iniciaron en 2019 y que estos últimos tres años la startup chilena escuchó propuestas de otros grandes jugadores de la industria de alimentos, pero las rechazó.

“Muchas veces nos pidieron usar la tecnología (de NotCo) para mejorar cosas que nosotros no queremos mejorar, mejorar sus productos de origen animal, por ejemplo, o extenderle la vida útil, eran cosas que no iban acordes con la misión de NotCo”.

cb - notco
NotCo.

En Kraft Heinz vieron otra mentalidad. “Miguel Patricio (el portugués CEO de Kraft Heinz) venía de un puesto de CMO de AB InBev, la cervecera más grande del mundo, y llega a liderar Kraft Heinz con una mentalidad disruptiva y startupera”. Por ello, se decidió que el CEO de la joint venture fuera Lucho López-May, quien hasta antes de este nuevo desafío era el CEO de NotCo en Norteamérica.

The Kraft Heinz NotCompany tendrá su sede en Chicago —donde están los cuarteles de Kraft Heinz— y desde ahí se diseñará toda la parte comercial del joint venture, mientras que en las oficinas de NotCo ubicadas en San Francisco se hará lo concerniente al desarrollo e investigación de productos.

¿Qué pasará con NotCo tras esta alianza? Matías Muchnick responde: “NotCo sigue siendo la prioridad, vamos a seguir creciendo como teníamos planificado y el joint venture para nosotros es un trampolín: aparecer no solamente en los productos NotCo, sino aparecer como la inteligencia, como el Intel Inside de otros productos, de otras marcas es realmente fenomenal”.

¿Y cómo mantener la mística de startup? “NotCo va a rechazar todo tipo de procesos corporativos, porque no están en nuestro ADN. Siempre está el riesgo de que pase, de que empiece a haber cosas que contaminen la operación de NotCo por sí sola, pero la razón de por qué este joint venture vive independientemente de las dos compañías es efectivamente porque la misma Kraft Heinz quiso que esta sea una entidad por sí sola, que piense como una compañía, pero que corra como una startup”.

 

La llegada de Jeff Bezos a NotCo

 

Intensidad, con esa palabra Muchnick describe cómo ha sido su viaje en los últimos seis años a bordo de la startup. “La verdad que ha sido un viaje increíble, con muchas historias de éxito, pero siempre teniendo en cuenta que tras cada éxito hay mil fracasos. Empezamos esta compañía desde Latinoamérica con una propuesta quizá disruptiva a nivel mundial, que era proponer un nuevo sistema alimenticio con inteligencia artificial y con ciencia que nunca se había aplicado en la industria de alimentos y que poco a poco fue tomando relevancia”, dice a Forbes.

NotCo
NotCo

Lo disruptivo de su propuesta —crear alimentos hechos con plantas usando un algoritmo de inteligencia artificial llamado Giuseppe— fue parte del brillo que convenció al fundador de Amazon para invertir en NotCo.

La vía para llegar al multimillonario estadounidense tuvo su parte de suerte, confiesa. “Estaba haciendo un curso en Stanford y un profesor me pregunta: 'Matías, si hay alguien en el mundo que te gustaría que invirtiera en NotCo ¿quién sería?'. Me demoré cero segundos y dije Jeff Bezos”.

“Me dice 'ok, vamos a buscar si podemos llegar a Jeff Bezos'. Yo con cero chances de encontrar a Jeff Bezos. Cuatro minutos después el profesor me dice 'Matías, este es tu día de suerte'. Pregunto por qué y me dice: 'La persona que maneja el fondo de inversión de Jeff Bezos fue a Princeton en el undergrad conmigo. Le voy a mandar un e-mail para que vea qué es NotCo y a ver si le interesa, no perdemos nada'. Le manda el e-mail y le responde en dos horas diciendo 'me encantaría conocer a Matías y escuchar un poco de NotCo'”.

Si bien Muchnick no pudo reunirse personalmente con Bezos, sí lo hizo con gente de su fondo de inversiones, Bezos Expeditions, a quienes explicó “lo que era NotCo, lo que habíamos hecho en tan poco tiempo, que veníamos operando desde Latinoamérica, pero que la visión estaba en algo global. La respuesta llegó tres días más tarde en un e-mail: 'A Jeff le encantó por tres razones: el concepto, la tecnología y el equipo que está detrás. Todo lo que han hecho con tan poco es increíble, así que vamos a invertir'. Yo no podía creerlo. Te juro que se lo hice leer a cinco personas para saber si era real o no”, revela entre carcajadas.

NotCo.
NotCo.

Luego de Bezos, una serie de inversionistas célebres apostaron por NotCo, entre ellos el piloto de la Fórmula 1 Lewis Hamilton y el tenista Roger Federer. “Ellos tienen cierto capital que quieren invertir con algún tipo de conciencia. La alimentación para ellos, siendo deportistas, es súper relevante. Lewis Hamilton es una persona plant based. Roger Federer no, que yo sepa, pero sí está interesado en qué es lo que viene (en la industria de los alimentos). Se les convence con mucha pasión, pero también con resultados. Una buena combinación de esas dos”.

 

No obsesionarse por ser unicornio

 

El erradicar los procesos corporativos le ha permitido a NotCo moverse con soltura, con la velocidad con la que otras compañías no pueden. Hoy, la startup es considerada un unicornio, valorada en US$ 1.500 millones, sin embargo, para Muchnick alcanzar esa categoría no debe ser el objetivo principal de los emprendimientos latinoamericanos, sino hacer las cosas por las razones correctas.

“Hoy en día se habla mucho de valorización, se habla mucho de unicornios, nos obsesionamos mucho con eso y no está bien. Ser unicornio y tener una valorización alta es la consecuencia del buen trabajo, de la buena ejecución, de los buenos números, de los buenos resultados, de una visión consistente. Creo que la prensa y todo el hit de ser el unicornio ha hecho que muchas startups digan 'quiero ser un unicornio', y eso no está bien. Se trata de hacer un cambio en el mundo, y si el mercado me valoriza en un billón, excelente, pero no puede ser la obsesión de cuando uno parte”.

Matías Muchnick
Matías Muchnick

Contrario al gran 2021 que vivieron las startups en América Latina, Muchnick pronostica un 2022 complicado debido al conflicto bélico que Rusia inició contra Ucrania y a los temores financieros y económicos que eso ha generado.

El año pasado “el mundo se dio cuenta del potencial que tenía Latinoamérica, en México vimos los primeros cinco unicornios en un solo año, fue increíble, porque nos equiparó un poco con lo que venía haciendo Silicon Valley”, dice.

“Ahora se viene otro fenómeno quizás un poco más difícil. Creo que este año será más difícil levantar fondos por el entorno geopolítico con Rusia y Ucrania. Hay muchísimo nervio. No vamos a ver las mismas valorizaciones o rondas que vimos el año pasado, hay mucha más cautela de cómo se está invirtiendo, pero me sigue sorprendiendo escuchar consistentemente a Andreessen Horowitz, Sequoia, Tiger, fijándose en Latinoamérica”, cierra Muchnick su charla con Forbes.

 

*Publicada en Forbes Chile