Forbes Argentina
Innovacion

Le amputaron las piernas tras comer fideos en mal estado: qué se puede aprender del caso que sacude EE.UU.

Bruce Y. Lee

Share

Un joven norteamericano de 19 años ingirió las sobras del día anterior y desarrolló una sepsis. El caso se volvió viral en las redes sociales y un video explica con precisión qué le sucedió al organismo del adolescente. Algunas prácticas de seguridad alimentaria para tener en cuenta.

22 Febrero de 2022 18.20

Acá hay una historia de precaución acerca de comer las sobras. E, irónicamente, proviene de la reciente recirculación en las redes sociales de un informe de caso que apareció por primera vez en el New England Journal of Medicine hace aproximadamente un año, en marzo de 2021. Tenga en cuenta que comer las sobras de hace un año es, en general, una idea.

Para el informe del caso, varios médicos del Massachusetts General Hospital (MGH) detallaron lo que le sucedió a un paciente de 19 años después de haber comido arroz, pollo y sobras de fideos lo mein de un restaurante. Aproximadamente 20 horas después comenzó a desarrollar dolor abdominal, náuseas y vómitos. Siguieron escalofríos, dolores musculares, dificultad para respirar, dolores de cabeza, rigidez en el cuello, visión borrosa y debilidad.

Comenzó a desarrollar manchas moradas en la cara, el pecho, el abdomen, los brazos y las piernas, lo cual no es un efecto típico de los fideos lo mein. Así, su amigo lo llevó a la sala de emergencias de un hospital. Cabe destacar que su amigo había comido de los mismos fideos. Había vomitado pero no se enfermó de la misma manera.

En el hospital, la dificultad para respirar del adolescente empeoró cada vez más y su presión arterial bajó. Como resultado, requirió oxígeno y le dieron un montón de medicamentos.. Dado que este primer hospital puede no haber tenido todos los medios para cuidarlo, los médicos lo subieron a un helicóptero para trasladarlo a la unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) del Hospital General de Massachusetts. Allí fue tratado por shock y falla multiorgánica.

Los análisis de sangre y orina revelaron que estaba infectado con una bacteria muy mala: Neisseria meningitidis. Esta bacteria había llegado a su torrente sanguíneo, donde estaba causando todo tipo de problemas, incluida la "púrpura fulminante". Si alguien te dice que tenés púrpura fulminante, tu respuesta no debe ser “cool”. Tener Purple Rain es una cosa. Tener púrpura fulminante es otra emergencia que pone en peligro la vida.

Chicken Lo Mein
Para un informe de caso, varios médicos del Hospital General de Massachusetts (MGH) detallaron lo que le sucedió a un Hombre de 19 años después de haber comido arroz, pollo y sobras de lo mein en un restaurante. 

La púrpura fulminante puede desarrollarse de siete a 10 días después de una infección bacteriana en la sangre cuando se forman muchos coágulos de sangre en todo el cuerpo. Estos coágulos de sangre pueden bloquear la circulación en diferentes áreas de la piel, lo que da como resultado áreas moradas de muerte de la piel que aumentan de tamaño y forman lesiones llamadas púrpura.

Estos coágulos también pueden bloquear la circulación sanguínea en los brazos, las piernas, los pies, los dedos de los pies y las manos, privándolos de oxígeno y provocando la muerte de su tejido. Los coágulos pueden cortar el flujo de sangre a su órgano principal, como el hígado, los pulmones, el corazón y los riñones. Eventualmente, todo su sistema circulatorio sanguíneo puede colapsar.

Los médicos terminaron amputando diferentes partes de los dedos del joven de 19 años y ambas piernas debajo de las rodillas. Afortunadamente, sobrevivió a la terrible experiencia y aparentemente se ha estado recuperando de la terrible experiencia.

Este video del canal Chubbyemu de YouTube recrea lo que sucedió y ha obtenido más de 951.000 visitas hasta el momento:

Por supuesto, los informes de casos en revistas médicas generalmente cubren casos más inusuales o incluso muy raros que tienen consecuencias graves. Sin embargo, es una buena idea tomar algunas precauciones clave al manipular, almacenar y comer las sobras.

Primero, trate de evitar que las sobras se contaminen antes de almacenarlas. Si alguien dice: "Estos deberían estar bien, ya que solo estornudé sobre ellos dos veces", deseche las sobras lo antes posible. Simplemente gaste los dólares extra para comprar nuevos alimentos.

Use solo recipientes limpios para almacenar alimentos. Tenga en cuenta que cualquier cosa limpia que se lame no está limpia. 

Coloque las sobras en la heladera o el freezer lo antes posible, dentro de las dos horas posteriores a la cocción. En otras palabras, no espere hasta que termine la trilogía de El señor de los anillos para despejar la mesa. Envuelva las sobras en paquetes que sean lo más herméticos, pequeños y limpios posible. Trate a las bacterias como los padres realmente estrictos pueden tratar a los miembros de su familia. No le dé a las bacterias espacio adicional para reproducirse.

Recuerde que de tres a cuatro son los números mágicos cuando se trata de almacenar alimentos. No almacene las sobras por más de tres o cuatro días en la heladera o de tres a cuatro meses en el freezer. No confíe en el gusto y el olfato para determinar si la comida sigue siendo buena. La comida puede parecer perfectamente buena pero albergar bacterias malas. 

Aunque Khan pudo haber dicho en la película Star Trek II: Wrath of Khan que la venganza es un plato que se sirve frío, lo mismo no se aplica a las sobras. En su lugar, caliente las sobras a por lo menos 73 grados Celsius para matar bacterias como la Salmonella. Pueden ser necesarias temperaturas más altas si la comida es particularmente densa. Asegúrese de que cada parte de las sobras esté bien caliente.  

Estas son algunas de las buenas prácticas de seguridad alimentaria que debes emplear en todo momento. Por supuesto, no todas las sobras contaminadas lo dejarán hospitalizado. Incluso puede escapar sin tener ningún síntoma. No obstante, el informe del caso de MGH es un recordatorio de que las cosas pueden ponerse feas.

*Con información de Forbes US.

loading next article