Forbes Argentina
Gather
Innovacion

Más allá de Meta: este es el metaverso de baja resolución que revoluciona Silicon Valley

Kenrick Cai

Share

Bienvenido a Gather Town, el universo en línea que tiene un valor de US$ 700 millones.

20 Febrero de 2022 15.12

Cuando Phillip Wang estaba presentando Gather, su startup de seis meses, a inversores a finales de 2020, los invitaba a subir a la azotea de su oficina. El espacio es un buen lugar para discutir un acuerdo, iluminado por las luces verdes de neón de la ciudad y enmarcado por nubes en tonos rosa y naranja. Lo mejor de todo es que podía presumir ante posibles inversores sobre el precio: el alquiler del edificio donde se situa Gather (una empresa de 25 empleados en ese momento) costaba solo US$ 175 dólares al mes. Eso se debe a que la oficina es virtual y existe completamente dentro de una aplicación que creó la empresa. En estos días, con las nuevas variantes del coronavirus que retrasan el regreso de muchos empleados a los espacios físicos, 100.000 personas hacen un viaje diario al iniciar sesión en el sitio web de Gather. Más de 15 millones de personas lo han usado al menos una vez, muchos para conferencias virtuales, pero también para fiestas de cumpleaños, conciertos de rock y bodas.

Mucha gente piensa en el metaverso como ciencia ficción, como si estuviera a cinco o siete años de distancia”, dice Wang, cuyas palabras salen a borbotones al triple de velocidad. “Se imaginan estos mundos distópicos propiedad de grandes empresas tecnológicas”.

Para el director ejecutivo de 23 años y cabello puntiagudo, el metaverso ya está aquí, y es bastante amigable y acogedor. En lugar de una elegante realidad alternativa, el mundo virtual de Gather es decididamente de baja resolución, lo que evoca la sensación nostálgica de un videojuego Pokémon de hace 20 años. Los usuarios mueven sus avatares 2D con las teclas de flecha de su teclado, entrando y saliendo de las conversaciones de chat en video mientras pasan junto a otras personas.

Gather

Ya sea simplemente un Zoom más interactivo o una piedra angular de nuestro futuro colectivo, Gather tiene la atención de Silicon Valley. Fundada por cuatro recién graduados (todos de 26 años o menos) al comienzo de la pandemia, la startup ha crecido rápidamente a 75 empleados y está respaldada por inversores de riesgo de primer nivel que han invertido US$ 77 millones, y más recientemente (en noviembre) ha sido valorada en US$ 700 millones. Gather se ha negado a revelar los ingresos, pero Forbes estima que reservó más de US$ 10 millones el año pasado, su primer año completo de operación.

La estética de Gather es un recuerdo de la juventud de Wang en el extrarradio de Seattle, donde pasó incontables horas jugando juegos gráficamente anodinos como Minecraft. También estaba obsesionado con los ordenadores y las matemáticas. En su segundo año de escuela secundaria, obtuvo una puntuación entre los 200 mejores de los 70.000 participantes de la Olimpiada de Matemáticas Junior. En su último año, consiguió un trabajo de aprendizaje automático de un año en la cercana Microsoft y continuó con esa precocidad en la Universidad Carnegie Mellon, donde se graduó en tres años.

Después de graduarse, Wang y sus compañeros de universidad Kumail Jaffer y Cyrus Tabrizi entraron en la prestigiosa incubadora Y Combinator en 2019. El trío trabajó en su objetivo de construir hardware para facilitar las conexiones sociales. Pero rechazaron el lado comercial, incluso se saltaron el «día de demostración», durante el cual sus pares presentaron a cientos de posibles inversores. “Fue muy formativo ser presionado para hacer todas esas cosas y luego darnos cuenta de que no es lo correcto para nosotros”, dice Wang.

Para mayo de 2020, habían agotado su beca de Y Combinator de  US$ 150.000. Wang y Jaffer propusieron un giro hacia opciones más rentables, como conferencias académicas, que se estaban haciendo en línea. Tabrizi no estuvo de acuerdo. Wang y Jaffer se separaron y lanzaron Gather con Alex Chen y Nate Foss, dos graduados del MIT a quienes Wang había conocido durante sus prácticas universitarias. Intrigados por la realidad virtual, los cuatro escanearon sus cuerpos y replicaron su físico en línea, pasando ocho horas al día trabajando con auriculares atados a la cara. “Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que esto todavía está bastante lejos”, dice Wang. “Pero podíamos entrecerrar los ojos y ver que toda esta idea de los mundos virtuales iba a ser enorme”.

Para construir rápidamente un entorno accesible, Gather recurrió a tecnología bien establecida: teclado, ratón y pixel art de baja resolución en un navegador web. Lanzaron la primera versión en mayo de 2020. Se extendió rápidamente entre las universidades. Un profesor y estudiantes de la Universidad de Chicago recrearon su escuela para que las personas pudieran estudiar juntas o reunirse en el campus; Pronto se descubrió a miembros de la facultad de física jugando al póquer en un salón. Los líderes de Silicon Valley se dieron cuenta rápidamente. Dylan Field, de 29 años, fundador y director ejecutivo de Figma, la startup de diseño valorada en 10 mil millones de dólares (8,80 mil millones de euros), contactó a Wang en noviembre de 2020, antes de que los fundadores comenzaran a pensar en un modelo de negocios. «Literalmente me dijo: 'No sé si se trata de una empresa capitalista», recuerda Field.

Gather

Sin inmutarse, le presentó a Wang una larga lista de inversores de riesgo. Como era de esperar, Wang los preparó para la decepción, diciendo: “Tienen que estar preparados para que esto se convierta en Wikipedia”, refiriéndose al sitio web sin fines de lucro más conocido de Internet. El socio de Sequoia Capital, Shaun Maguire, vio más allá de las dudas de Wang. “Para [los fundadores de Gather], es una conclusión inevitable que el metaverso existiría, por lo que la pregunta era: ¿cómo se asegura de que se haga lo mejor posible?” dice Maguire, quien lideró la primera ronda de financiamiento de la compañía de US$ 26 millones en enero de 2021. Si bien las nuevas empresas generalmente pasan un año o más subiendo de nivel hasta donde los inversores de riesgo se sienten cómodos invirtiendo nuevamente, Sequoia acordó duplicar incluso antes de que se anunciara la primera ronda. “La empresa realmente cambió entre enero y marzo”, dice Maguire.

Mientras optimizaba su código de video, Gather simultáneamente cuadruplicó los ingresos mensuales a US$ 400.000 a través de clientes como Coca-Cola y Amazon, que construyeron una réplica del mundo de fantasía de The Wheel of Time, su exitoso programa de transmisión. Sequoia e Index Ventures lideraron la segunda ronda de US$ 50 millones. Y Combinator y Figma's Field también son inversores. «A pesar de la retórica de Silicon Valley de 'moverse rápido y romper cosas', muy pocas empresas realmente se mueven tan rápido», dice Field. “En términos de construcción del equipo y cultura, estaban haciendo en seis meses lo que hicimos en cinco años”.

Desde su hogar temporal actual en el sur de California, Wang planea viajar de manera nómada este año y pasar meses en Pittsburgh, Boston, Londres y Suiza, todo mientras trabaja virtualmente desde la sede de Gather. Algún día -reflexiona- la gente podría comprar en centros comerciales digitales en su aplicación o compartir una noche de cine con amigos en otro país. O tal vez, reflexiona Wang, Gather se convertirá en una empresa de infraestructura, ayudando a otros a construir estas experiencias. Cualquiera que sea la dirección que tome su nueva empresa, seguramente sucederá rápidamente. Para los constructores nacientes del metaverso, el horizonte de cinco años de Field es una sentencia de muerte.

*Publicada en Forbes US

loading next article