Forbes Argentina
silvina moschini, presidente y fundadora de transparentbusiness - photo credit_
Negocios

¿Quién es la argentina que fundó y lidera un nuevo unicornio en Miami?

Cecilia Valleboni Forbes Staff

Share

TransparentBusiness, la empresa de software de gestión de trabajo remoto se convirtió en el primer “unicornio” liderado por una mujer latinoamericana.

06 Octubre de 2020 16.10

Silvana Moschini es la fundadora y presidente de TransparentBusiness, la empresa de software de gestión de trabajo remoto que vive un boom desde el inicio de la pandemia. Este martes se convirtió en el primer “unicornio” liderado por una mujer latinoamericana, al alcanzar una valuación privada de US$ 1.000 millones. 

Moschini es argentina y está radicada en Estados Unidos. Fundó TransparentBusiness en 2012, una plataforma SaaS (Software as a Service) basada en la nube que permite gestionar en forma transparente equipos de trabajo remotos. 

Fue seleccionada por CitiGroup como Top People Management Solution y tuvo un gran éxito durante los últimos meses. Su negocio creció exponencialmente con la pandemia del COVID-19 y la necesidad de las empresas de llevar a sus empleados a una modalidad de trabajo remoto. 

La firma abrió  recientemente una ronda de inversión que la llevó a una valuación de US$ 1.000 millones, ingresando así a la lista de las 491 empresas “unicornio” en todo el mundo, según CB Insights. 

Además, Moschini es CEO y fundadora de SheWorks!, un marketplace para contratar mujeres profesionales con modelos flexibles. Silvina es Linkedin influencer, el selecto grupo de 500 personalidades mundiales que incluyen a Richard Branson, Bill Gates y Arianna Huffington. Es parte de la agenda de colaboradores del World Economic Forum y en 2019 recibió el premio Equals in Tech, la iniciativa de las Naciones Unidas que reconoce a las iniciativas tecnológicas que impactan los objetivos de desarrollo sostenible.

Ahora, el plan de la empresaria es hacer su debut bursátil en Wall Street en el cuarto trimestre de 2021. Para ese entonces, proyecta que la valuación rondará los US$ 10.000 millones, según Moschini.