Forbes Argentina
Negocios
Share

Un estudio elaborado por la consultora KPMG International sugiere que la seguridad personal se ubica entre los tres principales impulsores de compra.

14 Octubre de 2020 11.05

¿Qué miren los consumidores en tiempos de pandemia? Ya en un contexto de 'nueva normalidad', la gente tiene la mirada puesta en qué hacen las empresas para cuidar la seguridad personal -en términos sanitarios- del consumidor. Así lo revela un informe de la consultora KPMG International.

En el segundo estudio elaborado por la empresa, “Los consumidores y la nueva realidad”, KPMG analizó cómo y por qué la experiencia del consumidor con las empresas durante el brote de Covid-19 puede moldear su futura toma de decisiones.

"La seguridad personal se ubica entre los tres principales impulsores de compra, lo que demuestra la necesidad de que las organizaciones trabajen en este punto, especialmente si desean que los consumidores vuelvan a la tienda", ponderó el informe.

"El mayor uso previsto de proveedores locales sigue siendo positivo, mientras que la tendencia de las marcas globales es descendente"

Esta suerte de boom por la seguridad personal va a acompañado de una creciente tendencia a la hora de la compra. Según la consultora, los consumidores privilegian a los proveedores locales. En este sentido, el informe elaborado a partir de la opinión de más de 70.000 consumidores distribuidos en 12 mercados, marcó que "el mayor uso previsto de proveedores locales sigue siendo positivo, mientras que la tendencia de las marcas globales es descendente".

La 'nueva vida cotidiana', una sensación que durará más de un año

Esta sensación de "nueva normalidad" llegó para quedarse. Por lo menos, en el imaginario social del consumidor. Sobre esto hace un apartado el informe, y deja en claro que "las expectativas de los consumidores para la nueva normalidad se extienden a 12 meses o más".

Apalancándose en estos concepto, el estudio reza que "las empresas que tienen más probabilidades de prosperar a largo plazo son aquellas que adaptan sus modelos de negocio y asociaciones para responder a la nueva realidad, repiensan su costo para hacer negocios en múltiples facetas, demuestran su propósito y priorizan la seguridad personal de sus empleados y clientes; y comprenden quiénes son sus clientes, el rápido cambio de sus necesidades, y que son las marcas las que deben adaptarse rápidamente para atender sus expectativas".

El relevamiento en los sectores de Consumo Minorista, Bancos, Seguros, Entretenimiento y Esparcimiento, y Viajes y Turismo de Australia, Brasil, Canadá, China -tanto continental como Hong Kong-, Francia, Alemania, Italia, Japón, España, Reino Unido y Estados Unidos) también proporcionó información sobre la permanencia de estos cambios, cómo los diferentes mercados han evolucionado durante las diferentes etapas de la crisis y, lo más importante, las implicaciones de estas tendencias para las organizaciones.