Forbes Argentina
Insurance provincia seguros fernando zack
Negocios

Fernando Zack, presidente del Provincia Seguros: "Nos preocupa la sostenibilidad del sistema"

Florencia Radici Forbes Staff

Share

El también Director de Provincia Vida explica cómo la pandemia afectó a los seguros de riesgos de trabajo.

24 Octubre de 2021 08.00

Desde que comenzó la pandemia, al último día de julio de 2021, Provincia ART atendió 160.000 denuncias por Covid-19. Fue (y sigue siendo) un gran desafío para la firma, que es la aseguradora número uno en cápitas a nivel país y que protege a la mayor cantidad de personas trabajadoras de Sanidad, Fuerzas de Seguridad, Educación y Transporte. Fernando Zack, presidente de Provincia Seguros, Provincia ART y director de Provincia Vida, brinda un panorama sobre la situación y los retos.

¿Cómo fue la gestión por el Covid-19? 

La cobertura del Covid por parte del sistema de riesgo de trabajo no estaba contemplada en las prestaciones porque no existía la enfermedad. El Gobierno tomó la decisión de incluirla y acompañamos porque en una situación así era importante que el sistema la cubriera. En un país como la Argentina, con una cultura del seguro muy baja, la pandemia fue una ocasión para demostrar la importancia de estar bien asegurados. Y en otros tipos de seguros, como los patrimoniales o de vida, donde tampoco se contemplaba la pandemia, tomamos la decisión de mantener las coberturas.

¿Cuál es la situación hoy? 

En ART, a un año y medio desde que comenzó, la pandemia tuvo un efecto mucho más grande del que hubiéramos esperado. Nos preocupa la sostenibilidad del sistema de riesgo de trabajo. Hay un fondo fiduciario de enfermedades profesionales para dar cobertura, que era de $ 5.000 millones. Cuando se decidió cubrir Covid, se utilizó para que las ART recuperen lo gastado. Pero hoy está largamente agotado. Si bien el Gobierno tomó medidas para recomponerlo, solo en agosto, por ejemplo, Provincia ART gastó $ 500 millones y cobramos $ 72 millones. Hay un desfase muy grande. Si bien los casos están bajando, hay un delay entre el siniestro y cuando se pagan los gastos médicos o de indemnización. No es un problema solo nuestro, sino que atraviesa a todas las compañías. 

¿Qué medidas se podrían tomar? 

Uno de los desafíos es que el Covid-19 se presume como laboral. Eso era diferente cuando, durante el aislamiento, solo salían los esenciales. Pero, a medida que se abren las actividades, el sistema de ART está cubriendo una enfermedad que va camino a ser endémica. En primer lugar se debería poner algunos límites a la cobertura o que haya acreditación de que el contagio fue en ocasión de trabajo. Hay que parar la pelota y repensar. No se trata de restringir coberturas, sino de garantizar las de los siniestros laborales. Desde que empezó la pandemia al 31 de julio tenemos un gasto devengado de $ 16.000 millones. El sistema de ART debe rondar los $ 40.000 millones. Es una magnitud importante. Estamos dialogando con las autoridades, que reconocen que hay un problema a resolver. Las ART pusieron el hombro y cumplieron, pero hoy tenemos que abordarlo.

En seguros, ¿qué medidas tomaron? 

Casi todas las compañías hicimos cosas similares, en línea con ser muy comprensivos con los asegurados. Por ejemplo, con bonificaciones, extensiones de los vencimientos o no dar de baja pólizas por falta de pago. Buscamos también proteger a los dadores de trabajo. Notamos una buena respuesta, porque no hubo grandes caídas de cobranzas, que era un temor del sistema.

¿Cuáles son los desafíos y proyectos? 

El incremento de las sumas aseguradas por la inflación genera tensiones con los clientes y hay que trabajarlo con cuidado. Hacia adelante, estamos buscando ir a segmentos donde el mercado no da respuestas, como líneas de microseguros para pequeños emprendedores. Estamos diseñando productos que puedan masificarse en públicos que no son asegurables o no son vistos como nichos por las compañías. El desafío es buscar al público que no tiene cultura aseguradora o al que no se le ofrecen productos.

loading next article